Opinión 

El Poder Es Para Servir Sin Distingos

Por Humberto Famanía Ortega.-

Cuando incursionas en la política, es muy común ver deslealtades, existen personas que por azares de la vida se han visto beneficiados por su peregrinar por la vida pública, escalando puestos sin importar lastimar la dignidad de quienes en un tiempo les brindaron su apoyo. Lo más importante es que un municipio como Puerto Vallarta Jalisco, jamás olvidará a quienes cometieron faltas graves y desde luego corrupción, recordando que las circunstancias cambiarán a través del tiempo ya que un pueblo con memoria histórica jamás olvida. Tenemos que seguir construyendo sobre todo logrando la confianza que se otorga al emitir el voto: Mandato del pueblo que exige gobiernos honestos, dignos y con capacidad.

Quienes hemos incursionado por algunos puestos públicos no quiere decir que ya somos políticos, ya que este titulo te lo confiere la misma sociedad, así es que en el momento que se obtiene la confianza de la ciudadanía sobre en tu poder de gestoría, en esos momentos inicia tu carrera política. Mentiras que al adquirir responsabilidades públicas ya pasas al gremio de los políticos, triste equivocación, ya que se adquiere con o sin puestos al servicio del Estado. Es  importante mencionar que cada día que pasa son menos los verdaderos políticos, existen chantajistas que abusando de sus máscaras siniestras engañan la voluntad del pueblo a esos debemos de delatarlos, porque no sirven a la sociedad.

Son los tiempos de renovar la carrera política con nuevas actitudes, recordando que la beligerancia de la opinión pública y el protagonismo de los medios masivos de comunicación, son indicadores de desarrollo político. Hace falta que el político moderno sepa desempeñarse eficientemente en todos los medios y mostrarse a la sociedad con absoluta transparencia si desea comunicarse con ella y contar con su respaldo. La transformación de muchos de los actores políticos se da en el momento que adquieren poder, pecando de soberbios, por eso su medio natural es la oscuridad, solamente ellos creen que su linterna es la correcta. En el momento que los adulan se sienten subidos con linaje totalmente falso que los harán caer seguramente en el momento que sean sustituidos de su cargo.

Recuerdo a uno de los presidentes de la república Don Miguel de la Madrid que opto en su mandato por la renovación de la ética administrativa, que iba más allá de los incidentes persecutorios y respondía a una intención ideológica, que no debe de escapar a la inteligencia de la opinión ciudadana. Como hace falta aplicar esta ética de una manera estricta para evitar ofrendas y obsequios muy costosos a quienes tienen la responsabilidad de tener un puesto público. Ahora se disfrazan más esas dadivas; urge pues el obtener un proceso de ingeniería política que permita controlar a quienes están involucrados en prebendas, con sanciones y castigos severos por estas faltas que indignan al pueblo.

Comentan los sociólogos, en un mundo del poder puede ser tierra de la paradoja; mientras más poder nominal se tiene, menos poder real se ejerce, o si se quiere, hay una relación inversa entre cantidad de poder y calidad de poder. Sin temor a equivocarme la que ha predominado en nuestra región es la primera, porque hasta en eso carecemos de lideres preparados que sientan, que el poder servir está primero que servirse del poder. Lo más importante es que nos encontramos una sociedad más demandante porque ante lo negativo, luchamos cada uno de nosotros en nuestro círculo de influencia, por los valores y por hacer lo mejor posible nuestro trabajo. Es justo comprender que todos de alguna manera somos corresponsables del rumbo de nuestro municipio (pobreza, injusticia, corrupción, ecología etc…) ya que en cada una de nuestras acciones repercute de alguna manera en nuestra comunidad.

Mi intención con estas reflexiones debemos darnos cuenta que nadie es más ni menos que tu; que la lealtad a tu patria, familia, amigos y sobre todo a la institución o empresa a la que sirves, ésta siempre en primer lugar. Que no debes de escupir para arriba cuando tú has sido de alguna manera actor principal de muchas de las acciones ya sean públicas o privadas que de alguna manera demeritaron tu actuación. Son tiempos de cambio de actitudes, de corregir rumbos, de ser honestos con nosotros mismos, sabedores que todos los vallartenses podemos tener muchos defectos pero también somos solidarios cuando la ocasión lo amerita. Hemos construido en muchos años este pujante municipio costeño con cultura propia muy rica y variada, nuestras bellas costumbres, tradiciones, música, baile, arte y gastronomía, ahora son más apreciadas y gustadas por el extranjero que por nosotros mismos. Y que decir de nuestras montañas, mar, playa,  ríos, sobre todo su gente alegre y hospitalaria.

He tenido el gran honor de servir a mi patria en diferentes puestos en los tres niveles de gobierno, a Dios gracias de todos aprendí a dar lo mejor, poniendo sobre todo mi capacidad, honestidad y trabajo. Me siento orgulloso el haber demostrado siempre mi lealtad a pesar de fuertes que fueran los vientos,  gracias a mi profesión y a mi experiencia he podido enfrentar los más severos cuestionamientos  por mi incursión en la función pública. Cuando se tiene la convicción  de saber que obras con honestidad, siempre sales adelante sobre todo cuando sirves a la tierra prodigiosa que te vio nacer.

Poseo con mucho aprecio parte de mi historial, además  una hemeroteca donde está plasmada mi vida social y publica, cuento también con un libro de mi autoría, donde muestro con trasparencia mi paso por la vida.  Por eso es importante hacer a un lado la corrupcion e impunidad, “existen aves que cruzan el pantano y no se manchan”. Todo esto lo guardo con orgullo para que el día de mañana mis nietas se sientan orgullosas del legado que les dejo, ya que la administración pública cuando se lleva bien no hay nada que temer, lo malo que existen en el mundo malagradecidos; en los hechos estará siempre la verdad para evitar especulaciones. A Dios gracias en esta tierra tan amada, todos nos conocemos y sabemos de qué pie cojeamos, porque existen personas que hoy se sienten modelos de virtudes.

En fin, necesitamos aprender todos los días que somos humanos, esperando nunca olvidar a quien te tendió la mano, ya que el mundo da muchas vueltas. Soy feliz por haber tenido unos padres amorosos y modelos de honestidad, actualmente tengo una familia unida, viviendo una vida feliz, sana y de buenas costumbres, me siento orgulloso de mis raíces. Le pido a Dios me permita seguir sirviendo a mi comunidad en cualquiera que fuera la trinchera. Soy un hombre de convicciones a sabiendas que son muchos los retos que me he trazado en la vida, siempre le estaré agradecido a quienes confían de mi trabajo y  lo más importante de mi persona.

Aprovechar el momento para rectificar el rumbo y retomar con energías la ruta hacia la construcción de un México plenamente libre y democrático en la que todos tengamos acceso a las condiciones indispensables para llevar una vida digna, es parte de mi objetivo principal. Hago votos para que construyamos un verdadero equipo de hombres y mujeres vallartenses, anteponiendo siempre ante cualquier circunstancia nuestro amor y gratitud a esta tierra mágica.

Recargar pilas, hacer a un lado la desilusión y el desánimo, empezar una nueva etapa de Puerto Vallarta Jalisco con un compromiso personal más concreto en lugar de criticar la corrupción, mejor negarnos sistemáticamente a caer en ella y empezar a vivir la cultura de la denuncia. Para hacer a un lado a falsos redentores que cada día es mas común verlos en nuestra comunidad.

-.Las metas son guiadas por el ideal, el cual es la expresión más sublime de nuestras ideas y creencias.-

Related posts

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com