Noticias 

La industria mexicana que no se detuvo: industria alimentaria

La crisis por COVID-19 provocó en México y el mundo que varias industrias bajaran la cortina momentáneamente, y solo aquellas actividades consideradas como esenciales mantuvieron su ritmo para brindar productos y servicios a la población. Una de estas industrias es la alimentaria, que de acuerdo con el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) es una de las pocas que se ha mantenido estable.

 ¿Qué sería de nosotros si esta industria hubiera parado estos meses? La respuesta es simple, hubiera provocado un desabasto en alimentos. Los campos mexicanos producen en mayor cantidad: caña de azúcar, maíz grano blanco, maíz grano amarillo, jitomate, naranja, plátano, mango, chile y frijol. Una semana sin estos productos, sería un duro déficit en la canasta básica. Pero nosotros no hubiéramos sido los únicos afectados: México es el segundo proveedor de alimentos procesados hacia Estados Unidos y el tercer productor de alimentos procesados en el continente.

En México la industria alimentaria pertenece al sector primario y de acuerdo con el informe 2019 de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dicho sector contribuye con el 3.1% a la economía. El valor de está industria para nuestro país ronda los 664,576.44 millones de pesos, según cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Un pilar fundamental de esta industria son los actores que trabajan ahí (jornaleros, vendedores, agricultores y ganaderos), quienes viajan por todo el país para la siembra, cosecha y venta de estos alimentos, así como de productos relacionados a esta industria (fertilizantes y maquinarias). La FAO estima que la población beneficiada por esta actividad alcanza los 5.9 millones de personas en México.

La industria alimentaria es uno de los motores económico de estados como Baja California, Campeche, Chiapas, Coahuila, Ciudad de México, Durango, Guanajuato, Michoacán, Nuevo León, Querétaro y Tamaulipas. Una de las industrias que coadyuva directa e indirectamente a lograrlo es la hotelera. Por ejemplo, Hoteles City Express mantuvo niveles de ocupación mínima para continuar ofreciendo un hotel seguro, accesible y confiable para recibir a los viajeros que requerían hospedaje durante la contingencia, y gracias a la cobertura geográfica de esta cadena los viajeros fueron atendidos en 48 ciudades y más de 104 hoteles.

Hoteles City Express ha implementado protocolos estrictos de bioseguridad para ofrecer confianza a sus huéspedes y colaboradores. Es así como Hoteles City Express recibió la certificación Covid Clean y la Organización Internacional de Turismo los reconoció con el sello de Safe Travels. Ahora, bajo la nueva normalidad, está lista para continuar brindando sus servicios de hospedaje a todas las industrias que reactivarán la economía de México.

Encuentra el hotel más cercano a tu ruta en: https://www.cityexpress.com/

Related posts

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com