Press "Enter" to skip to content

A g r a d e c i d o

Por Humberto Famanía Ortega.

Analizando con toda franqueza la palabra mágica de Agradecido; me puse a meditar a siete décadas de mi vida su significado, llegando a la conclusión de lo siguiente: Agradezco a Dios la vida que me otorgo y mi fidelidad por siempre y el amar a mi prójimo; en el entendido del amor a mis progenitores, hermanos, a la familia, amigos, pero sobre todo a lo que me inspira para seguir creciendo. Es importante reconocer que el ser humano debe tener en mente que su vida en este mundo transcurre entre el bien y el mal. Y resulta lógico el analizar que la tentación consiste en dirigir hacia el mal todo lo que los hombres y mujeres pueden y deben dirigir hacia el bien.

A través de estos tiempos desde mi niñez hasta mi senectud, he tratado de comprender del porqué de mi existencia. Primero supe aquilatar con todo mi respeto el amor que existió entre mis padres, situación que me sirvió por mi caminar en el tiempo con rumbo cierto. El hecho de haber sido formado por una familia con principios, lo pone a uno en una situación de ventaja para actuar con confianza, honestidad, inteligencia y trabajo organizado ante una sociedad cada día más demandante en todos los aspectos. Nuestra solidaridad empieza desde la familia ya que es el núcleo principal de la sociedad para alcanzar prosperidad.

Cuando estás pasando por momentos difíciles de salud es cuando sientes como tu cuerpo puede ser sanado por tu actitud en un 80 por ciento y por el 20 por ciento, por la atinada intervención de los médicos. Reconozco con todo mi corazón y gratitud a estos ángeles blancos que fueron guiados por las manos del Creador para lograr bienestar. Tuve dos grandes experiencias muy fuertes, una trombosis mesentérica y un cáncer que aún sigo tratando para que no regrese. A veces no comprendo cómo hacer que seamos más conscientes de valorar a instituciones de salud como el Seguro Social y a su propio personal que se esfuerza por servir al límite de sus capacidades, sin esperar el agradecimiento de nadie.

Recuerdo momentos que sellaron para siempre en el peregrinar de mi vida, uno de ellos cuando estaba en el proceso de la quimioterapia conocí la primera vez que me la suministraron  a una gran mujer que me dio el valor para aceptar mi situación y ponerle muchas ganas. Platicamos de nuestro amor a Dios y yo le agregue mi devoción a mi Morena del alma la Virgen de Guadalupe y al poder de la oración. Un joven estaba escuchando recibiendo su dosis de quimio, me pregunta señor como se ora, porque yo no sé; le dije desde lo más dentro de tu corazón háblale con tus palabras a Dios y dile que lo amas y que quieres te ayude a sanar. Tengo información  que sigue muy bien en su recuperación.

En honor a la verdad tenemos que comprender que somos seres verdaderamente humanos para comprender las enfermedades que te afectan, nadie somos intocables, debemos de agradecer que se hace todo lo posible para aliviar a nuestros males. Estamos padeciendo cada día de nuevas enfermedades y canceres, necesitamos estimular a nuestros médicos y enfermeras a pesar de múltiples problemas que los aquejan por suministro de material médico. Yo soy un agradecido por la benemérita institución del Seguro Social y no me cansare de gritar a los cuatro vientos, gracias a los médicos Dr. Antonio Peña, Dra. Nayeli Mateos, Dr. Daniel Olguín Muñoz, gracias a las eficaces y profesionales enfermeras.

Todo lo que poseemos simplemente es prestado, nada nos vamos a llevar, lo que sí cuenta en el camino a la eternidad son las obras y nuestras buenas acciones. Cuantos seres anónimos existen y que siguen aportando al desarrollo integral de la humanidad y no sonmuchos. Porque no pasar a formar parte de esa lista que solo estará en tu conciencia, que es la que más vale sin esperar elogios. ¿Cómo hacer para detener la materialización a pasos agigantados donde se combate sin tregua alguna a la espiritualidad? Muchas veces nos creemos poseedores de la verdad y al final eres un simple mortal por no comprender que todos somos hijos de Dios.

Los años no pasan en balde por eso es menester hacer una alto en nuestras vidas a sabiendas que todo lo malo que hiciste tarde que temprano se devuelve en tu contra. He conocido a muchos personajes de la vida política, económica y social que por su soberbia y avaricia se han quedado solos por tal de sobresalir lograron según ellos por sus ambiciones desmedidas aplastar la dignidad de sus enemigos. Ahora en día la están pagando poco a poco porque a ellos nadie los está hundiendo, solos lo están provocando. Somos una sociedad que tiene conciencia histórica, no olvida, es tiempo de cambiar mentalidades maléficas.

Todos vivimos bajo un mismo techo, he conocido la desesperación cuando quieren causarte un mal y desprestigiarte, hasta la fecha hemos salido adelante y todo por tu Fe sales airoso de cualquier eventualidad. Dios creo el mundo para nuestro disfrute, empezando por vivir en paz y hacemos todo lo contrario, nosotros somos la misma amenaza. Doy gracias a esta tierra prodigiosa mi Puerto Vallarta Jalisco del alma que me vio nacer, un verdadero paraíso que hoy en día se ha convertido en un pueblo que no cuida su crecimiento. Si defines el progreso por las inversiones turísticas estamos equivocados por los atentados a la naturaleza y son muy graves y sus consecuencias son irreversibles.

Bien pues la palabra agradecimiento es la magia para seguir cosechando lo sembrado a  través de la enseñanza divina. Nuestro Dios nos muestra que la libertad no se otorga al hombre solo como regalo, sino que también constituye una obligación. Es por eso que el respeto a la dignidad humana es un vínculo que nos acerca más a EL. Debemos de estrechar nuestros anhelos donde se finque el deseo de buscar prosperidad para todos, bajo un clima de armonía. Vemos con tristeza múltiples aspectos donde se alimentan más que valores una constante lucha por los bienes materiales. Es por eso que se provoca un gran vacío en nuestra existencia y como consecuencia, desintegración total.

 

-.Nuestro ser interno se renueva cada día, hagamos con amor nos dirija hacia estadios más prósperos donde reine el respeto por nuestra propia dignidad.-

 

 

 

 

 

Comments are closed.