Press "Enter" to skip to content

Planear es Realizar

Por Humberto Famanía Ortega.-

Cuando en principio se toman en cuenta las potencialidades y rezagos de un población, región o estado, seguramente que todas aquellas necesidades pueden evaluarse mucho mejor y asi planificar obras y servicios al igual que reservas territoriales. Vemos con tristeza que la mayoría de las poblaciones carecen de este instrumento o hacen caso omiso, en México urge aplicar medidas reglamentarias que sean obligatorias, en caso de no cumplir se apliquen severas sanciones. Como es posible que por falta de orden puedas provocar inseguridad sanitaria, caos vial u opacidad en la aplicación de leyes por influencias políticas o corrupcion.

Son los tiempos en que se deben de tomar prevenciones para evitar después situaciones que vendrán en detrimento para los núcleos de población de cualquier densidad. Se deben de buscar a aquellos municipios cuya actividad principal sea el turismo y clasificarlos según sus atractivos ya sea por el religioso, negocios,  deportivo o bien por el de la propia naturaleza que hacen despegue y se conviertan en verdaderos destinos turísticos. Muy especialmente por aquellos que por su entorno son favorecidos por su flora, fauna, montañas, ríos y mar, ya que son estos en donde se debe de crear conciencia ante el medio ambiente.

En este caso muy especial me referiré a la zona costera norte de Jalisco y sur de Nayarit. Nuestro mar es receptor de todas las inmundicias que arrojamos y también desembocan los ríos y arroyos donde transportan agua dulce y algunos elementos alimenticios para equilibrar la vida marítima. Ahora en día vemos con tristeza que muchas poblaciones no tienen los servicios necesarios para hacer que esta contaminación no afecte a los habitantes locales y turismo tanto nacional y extranjero. Son los tiempos de exigir a nuestras autoridades se conviertan en verdaderos gestores ante el sector público y privado.

Cuando se planea un nuevo centro de población, se debe de tomar en cuenta primero las obras de infraestructura necesarias y asi lograr los equilibrios que busquen una vida armónica. Desgraciadamente ahora en día se hace lo contrario primero vendo u ofrezco el terreno, construyo y al final se buscan los servicios, pero eso si todos exigimos nos doten de agua y alcantarillado y ejes viales. Creo es muy importante a aquellas obras que comienzan y sean de gran densidad, se les exija el compromiso de otorgar las instalaciones necesarias para su operación. También es justo y necesario se coordinen los responsables de suministrar servicios.

Para todos es sabido que con la apertura de los tratados de libre comercio, las diferencias se amplían porque las regiones con mala infraestructura, deficiente capital humano y gobiernos incapaces no pueden aprovechar los frutos del nuevo modelo de desarrollo. Es la hora de poner mucho ojo en quienes nos gobiernan, que sean capaces, honestos y trabajadores y con sensibilidad para gobernar a todos. Nos gusta vivir en el engaño y darle pan y circo a los gobernados con obras de relumbrón y sonrisas fingidas, son mascaras con rostros ocultos que siguen abusando de la nobleza de su pueblo. El proceso político es el que determinara que tanto las políticas públicas federales y estatales permitirán subsanar las carencias, por eso es importante trabajar unidos sin grillas tontas.

Quienes sufrimos de las inclemencias de las divisiones entre corrientes políticas no afines al progreso de nuestra sociedad, sin lugar a dudas vamos a caer en la indiferencia de quien tiene el control de la administración y finanzas de un país y de un estado. La madurez es la que deberá de prevalecer para alcanzar un bienestar creciente y armónico. En todo deberá de existir la planeación para lograr realizar de una manera organizada todas aquellas acciones con objetivos muy precisos. Me pregunto cuanto más tiempo pase sin que se actué, más difícil y más caro cada vez resultara el remedio. Desde luego no deben de olvidarse las verdaderas causas de la criminalidad; la miseria, el desempleo, la marginación, y la falta de oportunidades.

En Puerto Vallarta Jalisco estamos viviendo una etapa de progreso en lo que corresponde a una mayor afluencia de turismo, por tal motivo está creciendo la infraestructura en servicios de hospedaje, condominios etc. y no vemos avances en el crecimiento de la infraestructura urbana. Estamos cayendo en una trampa que si no ponemos el remedio vamos a caer al fondo muy rápido, me refiero sobre todo a la del suministro de agua y alcantarillado con una planta de tratamiento, moderna y eficaz. Se siguen autorizando construcciones sin tener conciencia del daño por no poder contar con todos aquellos elementos que garanticen el manejo adecuado de estos lugares que aunque bellos y modernos no poseen dichos servicios en forma eficiente.

Tenemos hermosas instalaciones con detalles de lujo pero todo el desecho orgánico va a provocar muy pronto inseguridad sanitaria y me pregunto ¿quiénes serán los culpables los empresarios o las autoridades que permiten este tipo de anomalías? Urge pues que se logre convencer a la autoridad federal y estatal de estas obras necesarias para seguir generando ingresos que son millones que se derivan de los ingresos de la actividad turística. Es hora de agarrar al toro por los cuernos  y dejar atrás todos aquellos miedos mediocres por no perder su alta investidura.

 

Es un hecho que los analistas coinciden en que los años de inicio de siglo están marcados por el signo del cambio en todas las esferas de la vida, asi que todo esto está asociado a un despliegue, acumulación  y distribución del poder económico y político mundial con amplias repercusiones en todas las formas de vida en este planeta azul donde nos desarrollamos.

-.La diferencia entre lo cambiante y lo que debe de ser permanente, es trascendental.-

 

 

 

 

 

Comments are closed.