Press "Enter" to skip to content

Con Conciencia De Servir Se Dignifica

Por Humberto Famanía Ortega.-

Me viene a mi mente la siguiente reflexión; si gobernar es servir con lealtad, creo que lo más conveniente es agregar que gobernar es cumplir. Lo digo porque vemos con tristeza como prevalecen ciertas canogias para quienes aportan y les son devueltas con facilidades para la realización de ciertos eventos contrarios a nuestras costumbres. Urge pues una nueva corriente política que se enfoque en buscar el bienestar de todos los vallartenses, que cada día se ven más afectados por la falta de un trabajo integral en los servicios públicos. Conciencia turística  será siempre el lema, elemento primordial de quienes buscan la productividad, ésta se verá fortalecida cuando exista confianza en quienes administran a este pujante municipio para que impere la justicia y se diga que ésta proscrita la miseria.

 

Una acción de gobierno que pretenda favorecer a simpatizantes del partido político triunfador en la pasada contienda electoral, priva de sus derechos a los opositores, recordando que el límite de las ofertas en un ámbito democrático, viene a significar el respeto a los derechos humanos fundamentales, como es la vida y la libertad, en el entendimiento que cualquier candidato emergido del voto popular que atente contra la integridad y la libertad del pueblo, en ese momento su legitimidad se va a deteriorar. En esto cabe puntualizar que el verdadero sentido no esta en las elecciones, pero sí representa el punto de partida para practicar y convertir de una manera cotidiana las acciones  en democráticas.

 

Para aquel partido que gano las elecciones debe de tomar conciencia de su responsabilidad, ya que los gobiernos son fundamentalmente directivos, deben de tener una visión desarrollada de cuáles son los problemas de su sociedad y cuáles las capacidades sociales de respuesta a sus problemas, riesgos, amenazas y oportunidades colectivas. Su función primordial de los gobiernos es generar e incrementar la capacidad de respuesta de la sociedad que representan y a la que se deben, o dicho de otro modo su función central es crear o agregar valor público a los activos de sus comunidades. Por otro lado la eficiencia y la calidad de la prestación de servicios, exige y comporta definir estándares de servicio y metas de productividad para el personal administrativo del gobierno.

 

Por otro lado les recomiendo a quienes incursionan en la actividad política, que el buen político es quien tiene el don anticipatorio, que es la cualidad de prever los problemas y prever las soluciones, a sabiendas que uno de los defectos más graves del mal político, es ignorar la realidad; negar que algo ya está o creer está, cuando no es así. En esto la base de la planeación blinda sin lugar a dudas todas las prevenciones, únicamente se necesita voluntad para querer hacer que las cosas sucedan con orden. Urge la unidad en la conducción de un pueblo, debe de seguir siendo cada vez más serena, para que no cunda el desánimo; pragmático para introducir correctivos que nos lleven con guía y brújula hacia las metas definidas; imaginativas, para encontrar las salidas del laberinto y firme para perseverar en lo no debe de ser abandonado. La confianza es la requerida en estos momentos de incertidumbre, entonces requerimos de verdaderos funcionarios del servicio público que se entreguen en cuerpo y alma a la labor encomendada por sus comunidades.

 

No quitamos el dedo del renglón al afirmar que la organización ciudadana debe de ser un instrumento fundamental para seguir a pasos firmes pero contundentes para la instrumentación fundamental para la transición democrática, ya que un componente necesario es contar con un sistema fuerte de partidos y en ellos ésta y recaerá gran parte de la conducción de la democracia. Pero eso será insuficiente si la ciudadanía no forma parte activa, dinámica de esta construcción democrática. Vuelvo a repetir como siempre en mis diferentes escritos, que es importante que los ciudadanos estén realmente conscientes y responsables de participar en la políticas públicas, no solamente desde el voto, que no solamente use exclusivamente este derecho y el de ser votado, sino también y sobre todo, que sea partícipe en la construcción del proceso nacional, estatal y municipal de un nuevo rumbo con certidumbre; en donde exista una ciudadanía que pueda exigir.

 

Amigos lectores, todos los vallartenses jugamos un papel importante para la buena marcha de nuestro amado Puerto Vallarta Jalisco dentro de la pluralidad y la diversidad podemos construir una democracia para todos y todas, que ofrezca igualdad de oportunidades y que transforme la sociedad desde el nivel más cotidiano hasta el marco para que no exista ninguna forma de exclusión ni marginación. Debemos de estar juntos ante los momentos tan difíciles que enfrenta nuestro País, es tiempo de luchar unidos para alcanzar un progreso con distribución equitativa, pero para esto es importante que cada uno de nosotros exista la valentía suficiente para tomar los retos necesarios ante la adversidad. Es hora de asumir una actitud de solidaridad en donde la confianza se renueve, poseemos raíces muy  profundas que nos hacen sentirnos seguros de nuestro caminar por la vida. Es tiempo de coordinarnos con el sector público, privado y social en donde exista un proyecto real para que la prosperidad llegue hasta las familias más marginados.

 

Hago un paréntesis para hacer un llamado a quienes deseamos vivir con mucha armonía y respetándonos para lograr que juntos alcancemos la prosperidad en todos los aspectos. Buscando en un diccionario la palabra mágica Dignidad; significa que es la cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia el mismo y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden. Somos un pueblo donde prevalecen las sanas costumbres y somos amantes de las tradiciones, es por eso que hago un llamado para buscar siempre los equilibrios de la sociedad donde nos desarrollamos. Siempre respetando la diversidad y dando las facilidades para sus manifestaciones, cuando exista un clima de respeto.

 

Entiendo que somos un destino turístico donde estamos abiertos al turismo tanto nacional y extranjero, tenemos mucho de que presumir con una oferta muy amplia en cuanto a servicios turísticos que ya se catalogan como de primera línea. Pero también se ha logrado que nuestros pobladores gocen de fama por su amabilidad que es un valor que poco se ve en otros destinos. Pero también debemos de cuidar la parte en nuestra estructura familiar que nos conduce a hacer buenos ciudadanos. Nuestras raíces son muy profundas que nos hacen el tener identidad, tratemos pues de servir con dignidad a quienes nos vistan, respetarlos para que nos respeten haciendo a un lado costumbres que en nada abonan en nuestra conducción hacia nuestra integración.

 

Pues bien ante situaciones difíciles de la economía, debemos de conservar con pasión nuestras propias formas de mostrar nuestras bellezas pero al mismo tiempo sacar desde lo más profundo nuestro prestigio de ser hijos bien nacidos, garantía que nos mantendrá siempre como una verdadera oferta turística. Amar a esta tierra maravillosa es velar siempre por estar unidos en todos los aspectos, preservando su entorno, creando nuevos atractivos donde exista la armonía marcada por nuestra propia naturaleza.

 

 

-.Un acto de justicia social, es la salida del gobernante al encuentro del problema en el lugar donde éste se genera.-

 

 

 

 

Comments are closed.