Press "Enter" to skip to content

Despiden sus compañeros al Policía José Nava Ojéndiz

“La vida debe vivirse con pasión y entrega a cada instante porque ésta, es muy corta”.

Con emotiva ceremonia fue despedido por sus compañeros de profesión el Policía Tercero José Nava Ojéndiz, quien falleciera la mañana de este martes 08 del presente, debido a una larga enfermedad que lo aquejaba.

La ceremonia se realizó en las instalaciones de la Academia Regional de Policía y Vialidad Municipal, donde la banda de guerra y sus compañeros, incluyendo los mandos superiores, el comisario Jorge Misael López Muro, el subdirector operativo René Méndez Vásquez, así como supervisores y comandantes.

El cortejo fúnebre realizó un recorrido desde el hogar de Nava Ojéndiz en la colonia Campo Verde hasta la Academia, donde familiares, amigos y sus compañeros de profesión hicieron guardias de honor para así darle el último adiós al Policía Tercero, quien era originario de Guerrero y estaba por cumplir 30 años en el servicio, habiendo entrado en junio de 1989.

Fue el comandante Juan Mancilla Catete, quien dio el pase de revista, donde todos los presentes al unísono gritaron el ¡Presente…¡ tres veces tal y como lo mandan los cánones.

Al hacer uso de la voz para despedir al comandante, Juan Mancilla Catete dijo:

“A nuestro compañero y amigo, padre de familia y un ejemplar elemento de la Policía Municipal de Puerto Vallarta.

Ha llegado el día en que debemos despedir a un amigo, un compañero, un padre de familia, sin duda, un ejemplar elemento de Policía Municipal de Puerto Vallarta, al cual estamos aquí para acompañarle y darle juntos el último adiós a nuestro Comandante José Nava Ojéndiz, un excelente ser humano, el cual hoy, Dios nuestro Padre ha determinado llevárselo.

No contar con su presencia nos sumerge en un amplio dolor, porque no lo volveremos a visualizar a esa persona en forma física, como algunos de los presentes lo hemos venido haciendo desde su inicio a las filas de la corporación en el año de 1989 aproximadamente, hasta antes de su fallecimiento.

Sin embargo, debemos tener la esperanza de que ahora su alma se localiza en la compañía de nuestro Dios gozando del paraíso terrenal.

Hoy hemos perdido un amigo muy valioso, una enorme persona, llena de valores, dadivosa, trabajador y juicioso, quien siempre entregó su tiempo, empeño y profesionalismo sin lugar a duda a todo el pueblo Vallartense, quien nos brindó su mano dentro y fuera de esta noble profesión como lo es servir a los ciudadanos de Puerto Vallarta Jalisco, en el momento que todos lo hemos necesitado.

Sin embargo debe quedarnos el consuelo que nuestro amigo ya descansa en paz en la gloria del Señor y que algún día podremos encontrarnos con él  porque todos llegaremos al culmino de nuestras vidas.

No hay que estar tristes porque nuestro hermano de sangre azul ya se encuentra en un mejor lugar. Demos un aplauso al Comandante, Policía Tercero José Nava Ojéndiz…

Así fue despedido un policía ejemplar.

Comments are closed.