Press "Enter" to skip to content

Nuevo Año, Actitud Renovadora

Por Humberto Famanía Ortega

Ver pasar el tiempo, es dejar de sentirlo a plenitud para poder gozar cada día que pasa; la emoción de fijar en nuestras mentes el trascender para lograr dar rumbo y justificación a nuestras vidas. Todos debemos de tener un propósito en estas fechas tan significativas, sobre todo debemos de superar los obstáculos que se interponen entre nosotros y la sociedad con la que convivimos, de no ser asi, no amaremos a nuestro Creador y a nuestros hermanos como es debido.

Quienes tenemos el privilegio de vivir en un rincón paradisiaco como Puerto Vallarta Jalisco, sentimos como inunda el amor esta tierra llena de muchas bondades. Su mar, montaña, ríos, cascadas, sus calles empedradas, el susurro y trinar de las aves, pero sobre todo la nobleza de su gente es sentirse afortunado. Basta con caminar por su malecón o por la ribera de sus ríos para sentir una gran energía, confundidos por el ruido de las olas del mar o por el agua que corre desde el interior de la selva hasta llegar finalmente a su destino.

El año nuevo vivirlo en esta tierra bella nos convoca a dar gracias a Dios, porque escogió este lugar para gozarlo y no para destruirlo, como poco a poco lo estamos haciendo por consentimiento de todos. La naturaleza muestra sus encantos con orgullo y en lugar de adaptarnos a ella nosotros queremos que ella se adapte a nosotros con modificaciones estructurales que son irreversibles. Estamos todavía a tiempo  de corregir rumbos, buscar nuevas formas de armonía que nos lleve a un verdadero progreso que se base en el respeto a nuestro entorno, cuidándolo celosamente con agradecimiento.

Distinguidos lectores los convoco para que hagamos una reflexión profunda basada en el amor a la familia, con la finalidad de formar una sociedad con valores universales y que estos nos ayuden a fortalecer a nuestra amada Patria. Para todo esto se requiere de la voluntad para tener la fuerza y no acobardarse ante las adversidades y asi conseguir altos ideales. La voluntad es la facultad que tenemos los seres humanos para decidir con libertad lo que se desea o no, es la facultad también que ayuda a postergar deseos para afrontar con buena actitud y valentía situaciones que salen fuera de la zona de confort.

Es importante retomar en estos días, los cuatro puntos cardinales que son esenciales para lograr metas en nuestra existencia:

La prudencia, es la virtud que dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo.

La justicia, es la virtud moral que consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido.

La fortaleza, es la virtud moral que asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien. Reafirma la resolución  de resistir a las tentaciones y de superar los obstáculos en la vida moral.

La templanza, es la virtud moral que modera la atracción  de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad.

Cuando vivimos estas virtudes cardinales se logra fortalecer nuestra voluntad y nuestras cualidades humanas.

Cuando nos disponemos a evaluar con sinceridad nuestro actuar por la vida nos daremos cuenta de nuestros aciertos y errores y asi tendremos la oportunidad de corregirlos logrando una vida mejor. Es una realidad que vivimos inmersos en una cultura que nos pide adquirir cosas y nos materializamos de tal manera que perdemos el sentido y nos convertimos en acumuladores. Por eso es necesario que el orden llegue ya que pone las cosas en su sitio y en su momento.

Pues bien, estamos deseosos de abrigar nuevas esperanzas en un mundo tan controvertido que ansía obtener los equilibrios necesarios que nos proporcionen armonía y paz para lograr productividad. Todo depende de nosotros ya que solamente unidos con objetivos y metas comunes, trabajo organizado y honestidad saldremos adelante. Fijemos nuestra mirada siempre adelante y sin temor con la ayuda de Dios.

-.Feliz año nuevo 2019, que siempre nos una el amor por la vida y el respeto a nuestra integridad para que juntos logremos alcanzar la prosperidad deseada.-

Comments are closed.