Press "Enter" to skip to content

Ballena Jorobada, la visitante más esperada en la Riviera Nayarit

Una experiencia que ningún viajero debería perderse es el avistamiento de ballenas a lo largo de la costa de la Riviera Nayarit, con mayores concentraciones en la Bahía de Banderas y la Bahía de Jaltemba, un espectáculo impresionante durante los meses de diciembre a marzo.

La naturaleza ofrece sorprendentes sucesos para deleite del ser humano y entre estos está el avistamiento de la ballena jorobada, una experiencia que todo viajero debería experimentar al menos una vez en la vida.

En Riviera Nayarit somos afortunados. Cada año, sin falta, estas espectaculares criaturas llegan desde las gélidas aguas del Norte del continente a su cita con la Bahía de Banderas, —uno de sus lugares favoritos para pasar el invierno, aparearse y tener a sus crías— aunque su presencia se ha extendido a toda la costa nayarita.

La temporada de avistamiento generalmente inicia en el mes de diciembre, pero este año las jorobadas adelantaron su visita y ha sido posible observarlas retozando en la bahía desde mediados de noviembre, y permanecerán aquí hasta marzo del próximo año, cuando las crías sean lo suficientemente fuertes para hacer el viaje de regreso al Norte.

Hay que añadir que no solo esta especie visita las costas nayaritas, ocasionalmente se encuentran aquí ballenas grises, y con mayor frecuencia el principal depredador de las jorobadas, la orca.

Avistamiento de ballenas en la Bahía de Banderas 
De la presencia de ballenas jorobadas en la región hay vestigios desde los siglos XVI y XVII, durante la época de La Colonia, cuando la Bahía de Banderas era conocida como la Bahía del Jorobado, debido a la gran cantidad de cetáceos que la visitaban durante el invierno.

Actualmente, de acuerdo a ECOBAC (Ecología y Conservación de Ballenas), la población de ballenas jorobadas en el Pacífico Norte es de aproximadamente 20 mil individuos y en un año normal se registran entre 300 y 500 de estos mamíferos en la Bahía.

Los tours de avistamiento en la región comienzan en la primera semana de diciembre, cuando la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) entrega sus permisos a los prestadores de servicios turísticos, tanto de Nayarit como de Jalisco, acreditación indispensable para ofertar los recorridos, ya que al ser una especie protegida se debe respetar la Norma Oficial Mexicana NOM-131-SEMARNAT-2010 que establece las distancias que se deben guardar respecto a los cetáceos y otras medidas de protección.

En la Riviera Nayarit hay innumerables lugares donde se pueden realizar los recorridos de avistamiento, desde Nuevo Vallarta a Bucerías, Punta de Mita, Sayulita y Rincón de Guayabitos, y a lo largo de toda la costa hasta Santiago Ixcuintla, pasando por San Blas. Un recorrido tradicional usualmente toma entre 2 y 4 horas y es uno de los más buscados, tanto por locales como por los visitantes.

Parte de los compromisos de los prestadores de servicios es asistir cada año al curso de capacitación otorgado por Semarnat, y una vez concluido, recibir su permiso y banderola que identifique están capacitados para garantizar la seguridad de los turistas y de los cetáceos.

Los mismos prestadores de servicios turísticos recomiendan que para poder observarlas, es necesario ser muy pacientes y tener despiertos todos los sentidos, además, por supuesto, de respetar el reglamento.

Comments are closed.