Press "Enter" to skip to content

La cuarta transformación requiere equilibrio del poder y desarrollo económico

“Más de 30 millones de ciudadanos votaron por AMLO, un logro democrático sin precedente, pero a partir de la toma de protesta se convirtió en el Presidente Constitucional de más de 120 millones de mexicanos. El sentido de pertenencia debe ser hacia la nación, no hacia colores partidarios. No puede existir una REAL democracia sin los equilibrios necesarios que acoten al poder absoluto. Y cada sector debe de jugar el mejor papel que le corresponde en el desarrollo de nación al que aspiramos”: JVH.

La cuarta transformación de México conlleva necesariamente el desarrollo económico del país y un equilibrio que acote al poder absoluto para que haya democracia, afirma Jorge Villanueva Hernández, presidente de la Asociación de Empresarios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas – AEBBA, al referir que en el empresariado regional se toma conciencia de marchar con un objetivo común y sentido de pertenencia sustentado para el crecimiento que origine el desarrollo social, como establece la premisa de la Asociación a la que representa.

Señala que “El país sigue dividido, sigue polarizado” y en el discurso de toma de protesta de AMLO hubo dos mensaje, uno para los “Chairos” y otro para los “Fifís”, conceptos acuñados durante muchos años y que fueron el principal enfoque durante la campaña presidencial pasada; “políticamente, en ocasiones, resulta rentable dividir a la población entre buenos y malos y cuando se crea esta atmosfera, con aire de “maniqueísmo puro y simplón”, necesariamente se tiene que concluir que “en política hay que decidir por inconvenientes” como lo ha mencionado López Obrador con anterioridad.

Jorge Villanueva hizo hincapié en que se habla de México, un lugar maravilloso, que innegablemente es un país emergente, pero con un sólido futuro a corto plazo. Villanueva afirma que es un convencido de que este país requiere de una transformación de fondo y no de forma, e invita a no compartir el pensamiento del Presidente hoy en funciones, en la premisa de que en política hay que optar por inconvenientes.

Acerca de los últimos sexenios, Villanueva piensa que “los administradores del neoliberalismo, dejaron una larga fila de asuntos de carácter social que hay que recomponer”. Menciona que la pobreza extrema es lacerante, que la inseguridad es tema prioritario y que los niveles de corrupción e impunidad cierran la etapa Peña Nieto como nunca antes se había visto.

Reconoce que los 30 millones de ciudadanos que votaron por AMLO es un logro democrático sin precedente, “pero a partir de la toma de protesta se convirtió en el Presidente Constitucional de más de 120 millones de mexicanos”.

Villanueva señala que la cuarta transformación puede ser una realidad, si el Presidente López Obrador se convierte en un Presidente incluyente, “que tenga los tamaños de miras para entender que la transformación que requiere el país, solo se logrará con el concurso de toda la sociedad”. Y agrega: “La gran deuda del ejercicio democrático del primero de julio pasado, sigue siendo la reconciliación nacional”. Refiere que se debe dejar de dividir entre buenos y malos, y se debe de sumar a todas las partes en un proyecto de nación con un amplio sentido de pertenencia al precisar que “la pluralidad de una sociedad es la piedra toral que la enriquece y la engrandece”.

Es contundente, al afirmar: “El sentido de pertenencia debe ser hacia la nación, no hacia colores partidarios. No puede existir una REAL democracia sin los equilibrios necesarios que acoten al poder absoluto. Y cada sector debe de jugar el mejor papel que le corresponde en el desarrollo de nación al que aspiramos”.

 

Los cambios a nivel Nacional.

En referencia a los cambios en el sector empresarial, Villanueva comenta que en el norte del país, se empieza a levantar la voz en un horizonte complejo, a través de Carlos Salazar Lomelín, el regiomontano que se perfila a la Presidencia del Consejo Coordinador Empresarial y a quien considera asertivo y enfático en sus afirmaciones “El sector empresarial es la bujía y el promotor del crecimiento, ninguna de las promesas de Presidente de la Republica, que me parecen muy adecuadas muchas de ellas, se podrán lograr si el sector privado no invierte en el País, si no tenemos un proceso de desarrollo económico”.

De acuerdo al Presidente de la Asociación de Empresarios AEBBA, el empresariado regional de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas ha tomado conciencia del entorno nacional y están convencidos que la cuarta transformación conlleva la necesidad de desarrollo económico, “si aspiramos a crecimientos del orden de cuatro puntos, se requiere de un sector productivo fuerte y pujante, con un sentido de pertenencia bien sustentado. México requiere de una cuarta transformación, es un hecho innegable, pero se requiere un País en concordia, reconciliado y marchando con un objetivo común”, finaliza.

Comments are closed.