Press "Enter" to skip to content

Manejo de Crisis

Por Humberto Famanía Ortega.-

Nuevamente se puso a prueba la capacidad de las autoridades para la prevención de posibles accidentes ante los avatares del huracán Willa pero sobre todo la seguridad de la población en lo general. Los ciudadanos acataron las órdenes de protección civil, lo único que creo debemos de hacer mayor énfasis en lograr un manejo adecuado de crisis ya que no se pudo contener a algunos medios y redes sociales que trataron de sembrar el pánico de la población en general, enviando videos de desastres ajenos a nuestra localidad. Saldo blanco a Dios gracias, no más debemos de considerar que somos un destino turístico y creo el trato que se le dio al turismo hospedado en zonas costeras no fue el adecuado.

Ante esta situación deseo hacer las siguientes consideraciones: La evacuación que se hizo a los turistas debería de haberse hecho a otros hoteles fuera de la zona de playa, existían los cuartos necesarios para buscar la cooperación y no meterlos en una institución educativa o bien acondicionarla de todos los servicios. La asociación de hoteles y los restauranteros deberían estar unidos para responder a estas necesidades urgentes. Bien por el DIF que atendió a la ciudadanía en general en sus albergues, simplemente que estas experiencias nos ayuden a mejorar nuestras prevenciones por cualquier adversidad.

Estamos todos los días sujetos a que se presenten desgracias tanto originadas por fenómenos naturales como también ante las adversidades de la vida. Cuando se cuenta con unidad todos los sectores de la población responden de una manera positiva, más cuando gozamos de ser un pueblo noble muy solidario. Me siento muy orgulloso de saber que contamos con personal adiestrado y  espíritu de servicio puesto a prueba. Lo más elemental reconocer el trabajo de protección civil coordinado con las fuerzas federales tanto civiles como militares. Todos bajo la coordinación de las autoridades locales y estatales. Que hubo prietitos en el arroz es natural pero se logró la unión  de esfuerzos.

Quiero hacer algunos comentarios sobre el propio manejo de crisis que a través del tiempo he sido testigo fiel de acontecimientos que sucedieron y que pudimos controlar gracias a la creatividad de ciudadanos convencidos para darles solución. Es por eso que hice alusión a la preparación que tenemos que tener para afrontar con valor y entereza en el momento que se presenten y estos pueden tener varios orígenes no únicamente los derivados por tormentas y huracanes o bien terremotos. Muchas de las veces por enfermedades o contagios sobre todo las provenientes del rumor y la flauta mágica que se necesitan contrarrestar de inmediato.

Pues bien en 1976 de suscito un problema en el extranjero en donde nos acusaban del contagio de unos turistas de encefalitis equina en nuestro destino turístico. Cuando asumo la responsabilidad de la delegación de turismo en 1977 la situación se tornaba muy grave al grado que intervino la presidencia de la república y las visitas constantes de los secretarios de turismo y salubridad y del mismo gobernador en turno. Parecía imposible detener esta mala propaganda, gracias a Dios y a la imaginación de la familia turística pudimos contrarrestar esta mala imagen buscando la convocatoria de los principales medios de comunicación nacionales como extranjeros e hicimos lo siguiente:

 

Gracias a los buenos oficios del Sr Phil Ober en este entonces cónsul honorario de los Estados Unidos de Norteamérica, Juan José Loredo León presidente de la asociación de hoteles de Puerto Vallarta Jalisco, los dos que en paz descansen y su servidor, organizamos un homenaje a John Huston y Richard Burton en 1978. Encontramos el apoyo absoluto del presidente municipal en aquel entonces  Eugenio Ramírez y el propio gobernador Flavio Romero de Velasco. Fue tanto la convocatoria del evento que logramos la presencia de televisa y diferentes medios periodísticos nacionales y corresponsales extranjeros todos llegaron por sus propios medios pues no teníamos recursos económicos pero si imaginación.

El evento consistió en un homenaje a estos dos grandes cineastas en la plaza de armas del centro de la cabecera municipal con arreglos muy mexicanos y una gran kermes. Se les entregaron las llaves de la ciudad y fueron nombrados Amigos Distinguidos de Jalisco. Bailables regionales, música mexicana sobre todo un ambiente lleno de hospitalidad de todos los vallartenses que les agradecían su amor, promoción y fomento de nuestra tierra paradisiaca. Ellos emocionados de tanto cariño; reflejándose en sus rostros su inmensa alegría y agradecimiento.

Después logramos entrevistas con estos importantes personajes donde manifestaron su satisfacción de haber invertido en construir sus casas por la seguridad en todos los aspectos e inclusive se pronunciaron en favor de pasar momentos felices en esta tierra generosa y que nunca se habían enfermado. Todo esto salió en los medios y gracias a Dios se disipo esta amenaza que podía salirse de controly perjudicarnos turísticamente, por lógica a nuestra economía. Nunca olvidare estos momentos de incertidumbre donde

 

sentía en mis hombros la gran responsabilidad como encargado de la política y administración turística, por eso convoco a hacer frente con inteligencia y unidad a estos factores creados por la propia competencia de destinos turísticos.

Esto es un ejemplo de manejo de crisis; simplemente tomar al toro por los cuernos y poner nuestra inteligencia e imaginación al servicio de la comunidad donde te desarrollas. Ahora en día pienso que las siguientes crisis nosotros las podemos propiciar por la constante construcción que ya amenazan por colapsar los servicios públicos sobre todo los de agua y drenaje. Urge una gestión de nuestras autoridades tanto locales como estatales ante el gobierno federal, para adecuar  las necesidades de nuestro Puerto con nueva infraestructura.

Sigue la inversión inmobiliaria por una ambición desmedida. No me opongo a estas construcciones simplemente que se hagan de acuerdo a una factibilidad real y no amañada. Da tristeza que nuestras autoridades sigan consintiendo abusos por no contar con la emoción necesaria para lograr una planeación integral. Ya basta de falsas promesas y de querer maquillar ciertas obras de relumbrón cuando por debajo de nuestra tierra corren las principales arterias que nos otorgan la salud; el agua y el alcantarillado. El tiempo y la circunstancia ubican a la gente en su lugar y no tarda en poner en su exacta dimensión a quienes son los responsables de nuestra conducción.

 

-.¿Cuándo aprenderemos a mirar hacia arriba para ver a donde debemos de ir? ¿Cuándo empezaremos a tomar en cuenta el bien común y dejaremos a un lado los intereses, egoísmos y soberbia? No se trata de pensar en el bienestar personal, sino en el de la comunidad.-

Comments are closed.