Press "Enter" to skip to content

A Poco Te La Creíste

Por Humberto Famanía Ortega.- La obra de un gobierno no radica en el prestigio ni en la abundancia sino en el Poder Servir. Confundimos constantemente la palabra gobernar con imponer; la adulación conlleva a una total soberbia de muchos que nos gobiernan, se transforman de tal manera que pierden el piso. A través del tiempo hemos aprendido que a cada quien el tiempo y la circunstancia nos habrá de ubicar en nuestra exacta dimensión. Aquel que se pierde cosechara vientos y tempestades,lo mejor es ser autentico lo peor el ser hipócrita, con sonrisa maléfica y en su trato creen que ya la hicieron cuando en realidad son mascaras siniestras.

Un pueblo como nuestro Puerto Vallarta Jalisco es un secreto a voces de las inexplicables fortunas de exfuncionarios de los tres niveles de gobierno y se empiezan a manifestar en la actualidad dondesu situación patrimonialha crecido. Dudosa forma de adquirir recursos cuantiosos a corto plazo son hasta tontos el pensar que los ciudadanos no nos damos cuenta, en realidad somos un municipio noble pero con memoria histórica. Ya es tiempo de denunciarlos, estamos por entrar a una nueva forma de gobernar donde se desea utilizar los recursos provenientes de las contribuciones de los ciudadanos con honestidad y austeridad, con planes y proyectos bien consolidados; ya basta de tanta tranza.

Aquellos que desean recuperar su dignidad como individuos y su libertad, pueden empezar a ponerse en contacto consigo mismos. Está comprobado que cualquier acción que va hacia nuestro centro nos da el poder, muchas de las veces nos preguntamos porque en la vida que llevamos es un desastre, por consecuencia no logramos lo que nos proponemos, porque nos sentirnos desvalidos y por lógica el tiempo nos agobia y sin confianza en sí mismos. La razón es debido a que se abandona y se traiciona una y otra vez. El autoevaluarnos de una forma sincera permitirá buscar nuevos horizontes bajo un esquema de absoluta confianza.

La actividad política en la actualidad se desvirtúa porque la convertimos en instrumento de abuso de poder convirtiéndose en soberbia a veces incontrolable pareciendo que va a ser eterna. Triste realidad cuando ya es tarde y se pierde ese momento donde no toman en cuenta que los puestos son circunstanciales, casuísticos y pasajeros. Muchas de las veces se quiere remediar todas aquellas acciones que causaron malestar en los gobernados pero el tiempo se terminó dejando una mala huella que será un lastre difícil de borrar, por eso resulta importante buscar los equilibrios necesarios para ejercer un gobierno a plenitud.

¿Qué está pasando en la actualidad con los partidos políticos? Sin lugar a dudas la falta de ideología e identidad con sus principios básicos que se pisotean por razones personales o de grupúsculos infiltrados que solamente desean obtener poder y  ciertas canogias  que les garanticen la perpetuación de sus influencias. Por otro lado la falta del trabajo en equipo buscando armonía, tal parece que se convierte en cena de negros cuando se ven afectados sus intereses. Es muy cierto, una vez que se ganan las elecciones se olvidan de quienes colaboraron en la consecución  de los votos, y también  se llega a vendettas tontas y ridículas con sus adversarios. Muchas veces prometen mucho cuando andan en busca del voto y a la final les pagan con la frase: A poco te la creíste.

Está comprobado que cuando no se busca el bien común el resultado de las metas por alcanzar se empañan de ambición  y estas se imponen por la fuerza, y llega como un torrente el caos, soberbia y ambiciónempezando a reinar el descontento. ES de tomarse en cuenta que toda estructura que se cimienta en el egoísmo y ambición, termina oprimiendo y enriqueciendo a unos cuantos. Los logros de un gobierno se basan en cuatro principios básicos cuando se consulta al pueblo: Escuchando para decidir y planeando para realizar; bajo estos instrumentos siempre habrá paz y armonía bajo un signo de unidad.

Pues bien es de esperarse un nuevo rumbo que cambiara la historia de nuestro pueblo ya que tenemos una sociedad más demandante, hoy las redes sociales toman un papel preponderante en la vida de los mexicanos. Debemos entender que en la raíz de todos los avances tecnológicos esta la complejidad de la naturaleza humana, llamada a la trascendencia y la conexión directa con quien la ha creado. El ser humano no puede ser encasillado en la banalidad de la materialidad, habrá que liberarlo con medios adecuados para que se desarrolle a plenitud. Por tal motivo, es preciso que cada persona sepa realizar un juicio concreto y certero evitando determinismos e ideologías contrarias a los valores morales.

Me queda muy claro que debemos de actuar con prontitud ante las actuales circunstancias como nos encontramos. Urge cohesión con solidaridad para que nos lleve al desarrollo,  uniformidad y prioridad en acciones de beneficio común para no condenar a la sociedad a su destrucción, y no dejar cancha libre a los agoreros del desastre y la perdición. Urgen líderes para que logren el progreso de la sociedad porque tienen ese propósito. Hago votos para que cada uno de los mexicanos bien nacidos logremos siempre estar unidos para hacer frente a cualquier adversidad que se presente. Un cambio de actitud unido al patriotismo nos dará la pauta para la prosperidad.

Son los tiempos de usar las herramientas de la tecnología ya que son valiosas pero debe de utilizarse con sabiduría, considerándola como lo que es; un medio y no un fin. Ahora en día tenemos la oportunidad de lograr comunicación inmediata e inclusive las fronteras con otros países ya están desapareciendo pues logramos unirnos en todos los aspectos no importando la distancia. En fin hagamos conciencia para que la objetividad siempre brote dirigida a fortalecer nuestros vínculos bajo una forma constructiva,

-.Sino evolucionamos, seremos responsables de la destrucción de la humanidad y de su carente calidad de vida.-

Comments are closed.