Press "Enter" to skip to content

El Gigante Despertó

Por Humberto Famanía Ortega.-

Tuvieron que pasar algunos sexenios para lograr una elección ejemplar, donde los mexicanos con conciencia plena hicieron uso de su sufragio para emitir un voto lleno de esperanza. Todos al ver la situación tan difícil de nuestro México del alma optaron por mostrar su inconformidad a la actual condición de nuestro país y de algunos estados y municipios, al igual del poder legislativo. Ahora sin lugar a dudas se marca un parteaguas que buscara afanosamente luchar por la dignidad, empezando por aumentar la productividad luchando contra la pobreza extrema, en toda su expresión y desterrar la corrupcion e impunidad.

Sabemos que no será fácil, que se requiere del compromiso de todos los sectores de la población constituyéndose en una alianza para la integración en todos los sentidos que incidan en el bienestar creciente y armónico. Existe confianza en adoptar nuevas reglas que ayuden a proporcionar fortaleza en nuestras instituciones, muchas de ellas devaluadas por la avaricia y el poder. Los ojos de todos los ciudadanos estaremos pendientes en la actuaciones de sus servidores públicos; urgente será el constituir contralorías sociales cuyos miembros sean distinguidos personajes con espíritu de servicio y honestidad comprobada para emitir su aprobación o no de las cuentas públicas auditadas.

Hacemos votos para que se investiguen a quienes se beneficiaron dolosamente y que ahora esos recursos están invertidos en negocios o bienes mal habidos. Estoy seguro que son fáciles de detectar, basta con observar los movimientos económicos de ciertas personas que aún siguen pegados a la ubre de los tres niveles de gobierno y no cesan de seguir beneficiándose indebidamente. Es el tiempo de buscar justicia, para solventar muchas de las necesidades prioritarias que requieren varias comunidades que sufren por no tener los recursos necesarios para obtener los servicios más apremiantes.

Es importante el tener espacios que ayuden a las personas a entender que no hacer nada para restar espacios a la injusticia y a la violencia es ya hacer el mal. Por eso reitero que la responsabilidad es de todos, el gobierno es quien emite las reglas y tiene los recursos para el combate frontal a estos flagelos que están mancillando a nuestra soberanía nacional. Urgen estrategias de prevención de delitos y una de ellos el fomento a la educación y las oportunidades del trabajo. Iniciar por lograr una verdadera limpia que genere certidumbre basada en el cumplimiento en el servicio público donde la pulcritud y espíritu humanitario sea la base de la función pública, se requerirá de voluntad política.

No cabe la menor duda que la organización ciudadana deberá de ser un instrumento eficaz para la transición democrática, su componente fundamental es contar con un sistema fuerte de partidos. Ahora que ya termino el proceso electoral 2018, es cuando debemos de construir nuevas reglas de asociación, comportamiento y construcción  entre lo público y la ciudadanía, entre el poder público, entre la administración pública y la ciudadanía. Para esto se debe estar consciente, ser responsable y participar en las políticas públicas, no solamente desde el voto, sobre todo que sea participe en la construcción del proceso nacional del nuevo rumbo de la Nación y sea exigente.

Ahora los mexicanos debemos de insistir en que la pluralidad sin acuerdos es impotente. Precisamente su riqueza democrática reside,  en generar ejes de cohesión nacional, respuestas comunes para todo el País. Nos hemos dado cuenta que nuestra Patria está experimentando cambios importantes, tenemos un Instituto Nacional Electoral ciudadano basta solamente hacer algunos ajustes donde emanen de un foro ya que se ha logrado en varios lugares en tener elecciones limpias y transparentes y este es un parteaguas  fundamental en la vida y el sistema político mexicano. Reafirmando que la transición democrática debe de llevar a la conducción de un nuevo orden social y político.

Hoy los mexicanos la mayoría nos pusimos de acuerdo en la búsqueda de nuevos horizontes con certidumbre, sabedores que el camino no es tan fácil pero se necesita intentarlo. Somos hombres y mujeres maduros, cansados de estar siempre viendo como los que mandan se enriquecen sin escrúpulos, como su responsabilidad la eluden y hacen una retórica barata y llena de mentiras. Por eso el gigante despertó el hartazgo llego a su límite, ahora nos queda ser parte activa de esta gran transformación  nacional. Basto que un hombre como Andrés Manuel López Obrador encabezara con paciencia, tozudez e inteligencia este movimiento por varios años.

Ahora a trabajar todos unidos, recordando que existen situaciones históricas en las cuales los acuerdos y el consenso son fundamentales. Me da gusto saber que a unos meses de asumir la presidencia constitucional de la República Mexicana el Lic. Andrés Manuel López Obrador ya lo está poniendo en práctica. Es fundamental que la economía avance por eso felicito al sector empresarial su cercanía pero sobre todo su confianza, sus propuestas serán fundamentales. Las ponencias, comentarios y aportaciones auxiliaran al diseño de políticas sectoriales y seguramente servirán como base para un futuro dialogo.

-.Obtener una conciencia ciudadana que se implica en la creación  de condiciones que favorecen el progreso de todos y cada uno.-

Comments are closed.