Press "Enter" to skip to content

Servir con Emoción y Entrega

Por Humberto Famanía Ortega.-

Inicio mi colaboración periodística con el siguiente pensamiento del libro de Don Juan Castaneda: “Las enseñanzas de Don Juan” que dice que uno de los enemigos más poderosos que tiene el hombre es el poder, porque lo convierte en cruel y caprichoso, comienza respetando las leyes y luego haciendo las propias. Que interesante reflexión, porque lo seguimos observando en el sistema político mexicano, cada día se aferran a no ceder un ápice por no perder influencia para seguir  manejando siempre los recursos públicos y humanos.

Que tristeza ante lo anterior expuesto porque los tiempos actuales necesitan de renovación absoluta para seguir dando la batalla por millones de mexicanos que cada día son más pobres y demandan mayores oportunidades de trabajo, para convertirlos en activos de la economía nacional. La sociedad mexicana vive en la actualidad, una gran transformación, cada vez un mayor núcleo de población que anteriormente mostraba apatía por los asuntos públicos, hoy  en día siente interés por darse cuenta como se gobierna esta Nación, lo vemos en las redes sociales.

Es asi que necesitamos tener un conocimiento más exacto a cerca de quienes formarán parte del poder federal como en lo estatal en las próximas elecciones de 2018, al igual que en las presidencias municipales y sus cabildos, para saber si en verdad tienen espíritu de servicio o simplemente se trata de experimentar nuevas opciones en donde muchas de las veces se llega sin preparación para tales cargos de elección popular.

En la medida en que a los candidatos se les conozca más a fondo, sus actos y trayectorias públicas y privadas, la sociedad misma podrá razonar aún más su voto y con esto se daría un gran paso para que sus nominaciones sean más acertadas y justas, siempre acorde a nuestra esencia democrática.

Conocerlos de carne y hueso con cualidades y defectos, con triunfos y derrotas, con aciertos y errores, todo esto contribuirá a realizar una elección acertada, de esta manera se impedirá llegar a los núcleos de poder de los improvisados, a los arribistas y sobre todo a los carentes de formación social y política y de una calidad moral que no garantice una conducción adecuada, en la función pública por mandato constitucional.

Es importante recordar a quienes aspiran a estos puestos de elección popular, que se les invita a desarrollar su imaginación y decisión, haciendo a un lado el insulto. Con el único  fin de mostrar capacidad de canalizar y orientar el potencial del pueblo mexicano, con un sentido histórico, ante la nueva oportunidad de vislumbrar horizontes más despejados, para obtener la confianza tanto esperada.

Ante las nuevas oportunidades que ofrecen los retos actuales para un nuevo rumbo donde el ser humano puede con emoción e inteligencia integrar un nuevo plan de vida en que las oportunidades sean compartidas por toda la población, solamente juntos con unidad saldremos adelante ante cualquier obstáculo.

Lo que es muy cierto es que cada día la sociedad es más madura,  y no va a tomar actitudes desesperadas,  está preparada  para cualquier transición a la democracia, por lo tanto, esa actitud evitará hechos de violencia o manifestaciones airadas tanto antes o después de las elecciones. Lo importante radicará independientemente de quien gane, en la proyección que se le dé a su plan de gobierno. Ahora en día la persona que contienda en cualquier partido político o en la forma independiente, es parte primordial para lograr el triunfo que tome en cuenta a la ciudadanía con su arraigo y su comportamiento en general.

Existen funcionarios que ya se subieron al ladrillo, da lástima su actitud, luego habrá tiempo de señalarlos, porque nos es justo su actuación tan déspota y todavía así desean aspirar a seguir gobernando, lástima, porque los tiempos están cambiando. Ya es tiempo de tener una nueva clase política que gobierne con sencillez, honestidad, capacidad y  con una real planeación en donde sus proyectos aterricen en la realidad.

Es preciso que en estos tiempos se dejen a un lado las promesas demagógicas que por lógica ya no funcionan. Las plataformas electorales son esenciales para el pleno conocimiento de quienes buscarán  los puestos públicos, importante será, tomen en cuenta la generación de empleos, la seguridad, inversión y el combate frontal a la impunidad y corrupcion, lo que resultará importante  es saber el cómo, cuándo, dónde y con qué se van a solucionar los problemas que aquejan cotidianamente al pueblo.

Ahora lo recomendable para los candidatos el ser consientes en sus declaraciones, en entender que la democracia no se inicia en un proceso electoral, sino que se convierte en un acto fundamental para la misma, ya que el objetivo de las elecciones es la de generar gobierno, legitimidad, representación, transmisión pacífica en el cambio de poder y una participación colectiva que sirva como base para evaluar las reacciones de los gobernados. Todo este esfuerzo y a la vista de todos buscará la legalidad, la claridad, la imparcialidad, certeza y objetividad, para lograr que el ciudadano participe en forma activa y razone la emisión de su voto sin presiones de ninguna índole; emitiendo un voto consciente dejando a un lado la sed de poder y corrupción que persiguen algunos personajes políticos, muchos de ellos ya señalados por la propia sociedad.

La tolerancia entre adversarios, en la vida democrática se plantea como ideal, enfrentando dicho valor en contra de fanatismos, y creencias contrarias a la razón y en la fuerza capaz de imponerlas; de esta manera no constituye monopolio de ninguna organización, o asociación política, lo manifestado en la decisión electoral siempre deberá de ser respetada y reconocida la dignidad de las minorías a fin de garantizar la expresión de propia voz.

Los candidatos que sean propositivos y estén ajenos a la confrontación, son los que estarán en las preferencias de los futuros electores, sabedores que el sustento de la democracia es la práctica de la discusión y también el de la conciliación de opiniones y la concretización de propuestas que ayuden a llevar a cabo un buen gobierno; dicen los sociólogos que lo que da fortaleza es la calidad axiológica (ciencia de los valores morales) de los integrantes del poder público, para que éstos cumplan a cabalidad sus responsabilidades. Sino que el pueblo os lo demande, así dice parte del juramento, al adquirir la responsabilidad de gobernar.

 

 

-.Se merece el poder a través de la solidaridad y entrega a aquello que harán digna la existencia de cada ser humano.-

                                  (Papa Francisco)

Comments are closed.