Press "Enter" to skip to content

Representó la comunidad de la UNIVA el viacrucis de Jesucristo

El grupo de teatro de la Universidad del Valle de Atemajac, campus Puerto Vallarta representó la Crucifixión de Jesucristo, a ellos se les unió la comunidad académica para realizar algunas reflexiones a lo largo de la escenificación. Este es un momento en el cual la Universidad Católica revive la Pasión de nuestro Señor.

La participación de la Univa Puerto Vallarta en estos episodios corresponde a su esencia católica y siempre con la firme atención al camino señalado por Jesús para los jóvenes estudiantes tal y como lo dijera recientemente el Papa Francisco.

Vivieron la pasión de Cristo

Fervor y respecto inundaron el espacio de la Univa-PV; rostros tristes, voces entrecortadas, la reflexión acompañó la voz del profesor José Luis Ríos Rodríguez al pronunciar la oración de la primera estación, donde Cristo es condenado a muerte:

“Jesús. Yo estaba ahí desde hace dos mil años. Fui yo quien te llevé a Anás y a Caifás, a Herodes y a Pilato, a los azotes y a la corona de espinas, a la cruz y a la muerte. Fui Yo, Jesús, fueron mis pecados de ayer y de hoy y de siempre.

Yo te preparé este desfile de sangre y de muerte. Este vía crucis, yo he pisado este camino detrás de Ti, gritando y riendo. Yo he pisado la sangre que Tú dejabas; yo he pisado el sudor, los trocitos de piel que arrancó la tierra en tus caídas, me pesa Jesús. Hoy quiero recorrer este camino. No como asesino. Si Tú me dejas, Jesús, quiero recorrerlo contigo. Esta vez, como amigo”.

No sólo fue una escenificación del recorrido por las estaciones la cruz,  se llamó para recordar la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, el calvario que sufrió para salvarnos del pecado; ahora nos corresponde serle fiel apartarnos de los vicios y malas compañías, amar a nuestro prójimo sin esperar dádivas ni recompensas, porque esa es la voluntad de Dios nuestro Señor.

El grupo Pastoral guio con intensidad y pasión a docentes y alumnos presentes, en la décimo cuarta estación establecida en la explanada de la cruz del campus universitario, se concluyó el sagrado recorrido con la oración por la sepultura del Hijo de Dios: “No ha concluido el vía crucis, o son solamente catorce las estaciones. Las rutas del dolor de Cristo no acabaron en el sepulcro de José de Arimatea. Tu vía crucis, Cristo, es mucho más largo. Tú quisiste que nosotros, los cristianos, fuéramos algo de Ti mismo, los miembros de tu cuerpo místico.

En la tierra, en la calle, por los rincones de la casa, por la vida toda… está todo lleno de cristos con sus cruces o cuestas. Me da respeto, Señor, ese Cristo que pasa junto a mí todos los días con una cruz como la mía. Me da respeto ese Cristo que veo avanzar con la cruz por todos los caminos del mundo”.

Al final de la obra, los jóvenes actores recordaron a sus compañeros el verdadero significado de ésta temporada santa: “Dios siempre esta cuando más lo necesitamos, la pregunta es: ¿yo estoy cuando Dios me necesita? Estos días santos Jesús pide respeto a su entrega de amor por nosotros. Estas dos semanas reflexionemos sobre nuestras actitudes y decisiones, escuchemos a nuestro Señor para ser mejores personas cada día de nuestra vida”.

Comments are closed.