Press "Enter" to skip to content

Política roja

Primero llegó el comunicado de que el gobernador haría un anuncio importante el domingo. Y el anuncio lo fue, porque a unas horas de terminada la marcha estudiantil de protesta por la desaparición de estudiantes, se daba a conocer la trágica noticia.

El Gobernador del Estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, informó que esta tarde se logró el hallazgo del cuerpo del estudiante de medicina César Ulises Arellano Camacho, en las inmediaciones de la Barranca de Huentitán el cual, dijo, la familia ya recibe la atención debida ante este acontecimiento y externó sus condolecías a los familiares, amigos y a la comunidad universitaria.

“Lamento informar que, de acuerdo al reporte preliminar del Instituto de Ciencias Forenses del Estado, se trata del joven Julio César Ulises Arellano Camacho, estudiante del centro universitario, estudiaba él medicina en la Universidad de Guadalajara. Personal del Gobierno de Jalisco, particularmente de la Fiscalía de Derechos Humanos, ha contactado ya a los familiares del joven, se les está brindando toda la atención psicológica y facilitando todos los trámites conducentes para la identificación del cuerpo”, indicó Sandoval.

Antes se había informado que se registró un sismo de 4.3 grados Ritcher con epicentro en Tecalitlán, donde tampoco se tienen buenas noticias en cuanto a seguridad. Antes le echaban la culpa a la cercanía con Michoacán y Colima, pero ahora se sabe que la marginación del municipio es no solamente por pobreza, sino por abandono de las autoridades estatales.

Nada que ver con la política, pero sí por falta de políticas públicas de atención, en tanto que las sesiones de Ayuntamiento se suceden una tras otra, dada la premura y porque los jerarcas de los partidos políticos dejan todo para última hora.

Nada menos en Guadalajara, solicitaron licencia para irse a buscar nuevos horizontes, los regidores del PRI Ángeles Arredondo y Sergio Otal Lobo; así como Rosalío Arredondo y Eduardo Martínez de Movimiento Ciudadano, y Bernardo Macklis del Verde Ecologista.

Antes había salido también con licencia, el propio presidente municipal Enrique Alfaro, quien hoy ostenta la candidatura para gobernador por MC.

Del cabildo tapatío salieron también Francisco Ramírez y Miriam Rivera, además del panista Alfonso Petersen Farah quien ahora es secretario de Salud y Marco Valerio Pérez, quien despacha en la inútil Agencia Metropolitana de Seguridad.

La marcha del sábado en demanda de seguridad, congregó a miles de hombres, mujeres y niños, quienes exigieron la pronta aparición de los alumnos de la UDG, quienes fueron levantados al término del Festival de Cine de Guadalajara, pero según los números, hay más de tres mil que buscan sus familiares, con lo cual estamos en el nada honroso tercer lugar en cuanto a gente de la cual no se sabe nada al momento.

Desgraciadamente se nos caracteriza por la violenca, a diferencia de hace apenas unos años, cuando podíamos dejar la puerta abierta en nuestra casa y había respeto de vecinos y de todo mundo, pero los delitos menores escalaron a mayores y eso también se refleja en los grupos políticos.

Hace apenas unas semanas, el Congreso del Estado sufrió una baja y lo mismo lamentó el PRD, con el asesinato de Saúl Galindo Plazola, diputado local y ex presidente municipal de Tomatlán, más notable por tratarse de quien presidía la Comisión de Justicia del Legislativo Jalisciense.

De los asesinatos más sonados, destacan 13 en las estadísticas, pero de éstos, diez no cuentan con indagatorias o al menos no hay resultados de consignación o vinculación a proceso por parte de las autoridades encargadas de la impartición de justicia. Hay detenidos por tres de esos trece casos.

En diez la situación persiste sin contar con acciones contundentes de la Fiscalía para castigar a los responsables: ocho por estar inmersos en investigaciones que siguen abiertas y sin capturas; y dos porque la institución ni siquiera abrió una averiguación o carpeta de investigación al no considerarlos de su competencia.

Reporte Índigo hace un recuento: Impune, el asesinato del diputado local perredista Saúl Galindo Plazola, inscrito como precandidato a la alcaldía de Tomatlán en la costa del estado, con registro del 28 de diciembre del 2017.

Otro caso ocurrido a fines del año pasado, es el de Salvador Magaña Martínez, asesinado el 24 de diciembre pasado. Fungía como coordinador del partido Movimiento Ciudadano en La Huerta y era exregidor de ese municipio en la costa, también se perfilaba como candidato a la presidencia municipal, pero de Movimiento Ciudadano. El 7 de diciembre, fue ultimado Miguel García González, candidato de Morena a esa alcaldía.

Entre las bajas más sensibles del PRI, se recuerda la del ex presidente del PRI Jalisco, Javier Galván Guerrero, quien se encontraba en funciones como delegado del ISSSTE en el Estado, caso en el cual no se informa de consignaciones, pese a la información de algunas capturas de presuntos sospechosos.

En el distrito 18 con sede en Autlán, se registra el asesinato de Manuel Gómez Torres, presidente municipal de Ayutla, crimen del cual tampoco hay registro de responsables, aunque se dice que hubo detenciones, pero el caso sigue en el misterio.

En el 05 distrito electoral con sede en Puerto Vallarta y también en el 2014, fue asesinado el ex presidente municipal de Cabo Corrientes, Carlos Alberto Orozco Madrigal, al cual se sumó el del regidor del PRI Juan Carlos Gordián Ramos, desaparecido el 11 de junio en 2014 y en noviembre se confirmó el hallazgo de su cuerpo en una fosa.

Sin resultados en indagatorias, todavía se reporta el asesinato de Javier García Morales ocurrido el 6 de septiembre de 2011. Fue exdiputado local, secretario general del PRI Jalisco y miembro de una familia de abolengo priista. Fue hijo de Javier García Paniagua, ex líder nacional del PRI y nieto del general Marcelino García Barragán, ex secretario de la Defensa de Gustavo Díaz Ordaz.

Hay dos hechos de violencia política sobre los que la Fiscalía reconoce que ni siquiera abrió una averiguación en el antiguo sistema penal, o carpeta de investigación en el nuevo, al considerar que no recaían en su ámbito de responsabilidades.

Se trata de los asesinatos del diputado federal del PRI por Jalisco, Gabriel Gómez Michel, elegido por el distrito 18 con cabecera en Autlán, ocurrido en septiembre de 2014. El otro caso es el de Humberto Ortiz García, en 2016, quien había sido con anterioridad presidente de Morena en Jalisco.

En el caso del homicidio del diputado federal, la Fiscalía señaló que estaba fuera de su jurisdicción al hallarse en otro estado, pues su cadáver calcinado estaba en una camioneta en Zacatecas el 23 de septiembre de 2014. Sin embargo, omite que un día antes fue privado de su libertad en Tlaquepaque. Pese a ello, la institución tampoco abrió una indagatoria por el plagio en territorio jalisciense. En este escenario se inician las campañas políticas en Jalisco.

Nos leemos mañana.

Comments are closed.