Press "Enter" to skip to content

Más simulación

Para interpretar la ley a su conveniencia son buenos los políticos. Por ello las intercampañas se prevé sean una copia fiel de lo que fueron las precampañas, cuando los suspirantes presidenciales y para las cámaras, así como a las administraciones locales, se promovieron, hicieron campaña y soltaron obuses en contra de sus adversarios, sin que las autoridades electorales hicieran nada por pararlos.

Es a partir del primer minuto del doce de febrero y hasta el 29 de marzo, cuando se supone que se trata de un periodo de reacomodo para sus cuartos de guerra y actualización de sus equipos de campaña, mismos que habrán de iniciar la campaña a partir del primer minuto del 30 del próximo mes.

El área de comunicación envió a los alcoholegas una tarjeta informativa, en la cual especifican las reglas a seguir en dicho período, en el cual se supone que nadie debe hacer campaña anticipada y dizque castigar a los suspirantes de los puestos en disputa.

Ya lo vimos en precampañas, desarrolladas con precandidatos únicos, ante la pasividad del INE, porque la ley electoral no prevé sanciones y no detalla la forma de hacer precampaña si se trata de precandidatos sin contrincante.

La ley podría cambiarse, pero las cámaras en donde se originan las leyes, son ocupadas por numerosos grupos de diputados y senadores, que de pendejos se ponen limitantes, dado que tienen la sartén por el mango.

Lo único que puede resultar en caso de que los partidos interpongan quejas o denuncias, sería darle más trabajo al Tribunal Electoral, pero como hasta ahora, sin resultados que indiquen freno a la ya desatada guerra, por muchos llamada sucia y que para mi, solamente es guerra a secas, porque nunca he sabido que haya guerra limpia.

Dice el INE que los partidos podrán solamente difundir mensajes con contenidos institucionales. “En la intercampaña, los partidos políticos deberán abocarse a difundir mensajes genéricos con contenido únicamente institucional y no podrán promocionar el voto o alguna precandidatura o candidatura, esto con el objetivo de mantener la equidad en la contienda”.

Aunque no puede haber mensajes donde los precandidatos se promocionen, estos sí pueden asistir a entrevistas o a eventos, pero cuidando siempre no incurrir “en un llamado directo y claro al voto”. Si esto se hiciera, se incurriría en actos anticipados de campaña, mismos que están prohibidos y la sanción puede ser tan grave como el no obtener su registro como candidatos.

El consejero presidente del INE detalló: “Quiero ser muy claro en cuanto al tema de la libertad de expresión. No existe prohibición alguna en la ley para que los medios de comunicación puedan realizar entrevistas, programas de opinión o mesas de análisis político”

Expertos señalan que, a pesar del llamado del INE, la presencia de los precandidatos en medios de comunicación y eventos privados no les impedirá usar esos espacios como eventos de promoción, porque sabemos de bautizos, graduaciones, quinceañeras y toda concentración para subirse al banquito.

La visión general es de una campaña no tanto simulada, pero sí descarada, porque no hubo diferencia y los mensajes no fueron solamente para su militancia y simpatizantes, sino para la ciudadanía en general. Los no militantes nos tuvimos que chutar los miles de spots. Ni modo que los apolíticos apaguen la radio o televisión para no escuchar las sandeces de los creativos de los candidatos.

El experto en asunto electorales de apellido Ugalde, culpa de la simulación a los diputados, algunos de ellos otra vez en las cámaras aunque con otro color, pero quienes hace diez años hicieron la ley hoy vigente, una ley carente de sentido común.

Fue en el sexenio de Calderón cuando se aprobó la prohibición de compra de spots radiofónicos y televisivos y fueron creada también la cena de negros de tres tiempos: precampaña, intercampaña y campaña.

Ahora se espera algo parecido a la elección del 2012, cuando fue estrenada la intercampaña y fue en ese proceso cuando se aplicaron diversas sanciones por actividades de los partidos y coaliciones, a los cuales apenas hace semanas les aplicaron las multas. Lo mismo sucedió con el caso de los monederos electrónicos.

Llamadas telefónicas en busca del voto o tocar alguna canción o jingle para llamar a votar por determinada persona en tiempos de veda electoral, fueron algunas de las conductas sancionadas por el todavía IFE.

Ya desde el proceso presidencial anterior se buscaba regular la promoción de los personajes en las redes sociales y si en ese tiempo no pudieron, ahora que hay cuando menos un incremento de 300 por ciento de usuarios del internet, todavía la situación de pondrá peor.

La Ley no dice a ciencia cierta qué sí y qué no está prohibido, los único que saben los precandidatos es que no es momento de precampaña para pedir el voto al interior del partido, y tampoco es la campaña, para pedirlo a la ciudadanía, lo que lo convierte en un momento complicado del proceso electoral.

Sí se permite la difusión de propaganda política, la cual tiene por finalidad presentar la ideología, principios, valores o programas de un partido político en general, para generar, transformar o confirmar opiniones a favor de ideas y creencias, o bien, realizar una invitación a los ciudadanos a formar parte del mismo, con el objeto de promover la participación del pueblo en la vida democrática del país o incrementar el número de sus afiliados.

Entonces, si se toma en cuenta que la propaganda política de un partido político tiene como objetivo principal difundir su postura ideológica, tal circunstancia implica que este tipo de publicidad se encuentre focalizada a la imagen del partido político y a sus postulados esenciales contenidos en sus documentos básicos, como es el caso de la declaración de principios y programa de acción, así como la manifestación de ideas o críticas propias del contexto político para propiciar el debate en esta materia.

Es válido que se incluyan referencias a cuestiones de interés general y con carácter informativo, mientras no se haga uso explícito de llamados a votar a favor o en contra o referencias expresas a candidatos y plataforma electoral del partido político que difunde el promocional.

La alusión genérica al cambio o a la continuidad de una política pública, no supone una afectación grave o irreparable al principio de equidad en la contienda electoral, para el efecto de adoptar la medida cautelar, en tanto que no es un llamamiento al voto.

Se permite la difusión de cuestionamientos o logros a la actividad gubernamental. Se puede decir que el gobierno es corrupto.

Nos leemos mañana.

Comments are closed.