Press "Enter" to skip to content

Cerraron

Cierto que cesaron con la transmisión de spots con presencia de los precandidatos, pero a cual más, los anuncios de los partidos políticos, se pasan de mamilas, tal vez porque ya los creativos no los hacen como antes.

Las quejas solamente fueron de los pejistas, a quienes no les prestaron un lugar donde no causaran molestias, pero aún con eso, de las precampañas fue López Obrador quien más cosechó con la multitudinaria concentración en la glorieta de los Niños Héroes, donde confluyen varias importantes avenidas.

Se considera que la mala intención del gobierno de Guadalajara, no fue lograda, pese a que miles de automovilistas que requerían de pasar por el punto en su paseo dominguero, tuvieron desviaciones pero al final de cuentas la nota se la llevó el Peje, quien se hizo acompañar de Carlos Lomelí, ya candidato oficial de Morena, PT y PES para la gubernatura de Jalisco.

De su parte los ya alicaídos del PMC, fueron con sus diputados a la sede nacional del PRI, cargando un ataúd más merecido para los perredistas o panistas. Los diputados Verónica Delgadillo, Jorge Álvarez Máynez y Samuel García, anunciaron el simbólico fin del Revolucionario Institucional.

Los del PRI para su evento llevaron a un notario público, para dar fe de la firma de un Pacto por el Área Metropolitana de Guadalajara, signado por los candidatos a presidentes municipales; diputados locales y federales metropolitanos y senadores, encabezados por el abanderado tricolor a la gubernatura de Jalisco, Miguel Castro Reynoso.

Según la información del área de prensa de Enrique Alfaro, éste logró reunir hasta 15 mil simpatizantes del MC, donde como siempre, el discurso versó en sacar al PRI del gobierno porque son corruptos.

El saldo dejado en las cámaras legislativas, es de más presencia de suplentes que de titulares, porque hasta los pluris se fueron a realizar las precampañas correspondientes a sus territorios, pero también las precampañas dejaron además de un intenso olor a azufre, partidos con nuevos miembros por el chaqueteo clásico en este tipo de procesos.

Fueron al menos un centenar de legisladores los que cambiaron de partido y se fueron a otros totalmente ajenos a la ideología que presumían tener, todo por el afán de tener cuando menos hueso en la siguiente administración federal y locales.

Como ayer anunciamos, los partidos entran al limbo de las intercampañas, para que los candidatos postulados por dichos institutos, preparen sus ofertas políticas y de gobierno, con la finalidad de lograr la mayor cantidad de votos para sus proyectos personales y de grupo.

Será el próximo 29 de marzo cuando ya, con las maquinarias debidamente aceitadas, porque de momento los candidatos pueden hacer lo que quieran, pero no promocionar candidaturas ni llamar al voto para sí o en contra de sus adversarios.

Van a poder encabezar mítines, también conceder entrevistas de radio, televisión y para medios impresos y portales de noticias, pero no hacer llamados directos al voto. Tal vez sí podrán lanzar indirectas a sus adversarios, aunque no digan nombres.

De momento ya no veremos al imberbe Anaya pulsando el teclado, aunque algunos músicos dicen que fue playback, como tampoco lo veremos como el comal le dijo a la olla, que el PRI corrupto ya se va.

Hubo también chuecuras y balconeos, como el caso de Alejandra Barrales, quien finalizó su precampaña en el WTC Pepsi Center y basó su discurso en dos ejes: el primero, mostrar seguridad sobre su triunfo en la elección; el segundo, señalar a Morena como una amenaza, incluso para los trabajadores ya que, aseguró la perredista, se verían golpeados si prospera el proyecto presentado por Claudia Sheinbaum.

“Cuando hablen sobre Alejandra Barrales, ustedes pueden estar seguros de decir que Barrales no les va a fallar, porque Barrales es mujer de palabra y se los digo viéndolos de frente…”, señaló ante siete gremiales de trabajadores entre los que destacaban las 42 seccionales del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la ciudad de México, la central que un día antes había preparado a Miguel Ángel Mancera (muy cercano a la exdirigente nacional del PRD) un desmedido evento de agradecimiento por la generación de 10 mil nuevas plazas.

Durante la Asamblea Estatal Electoral de Morena en la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum señaló que su partido analizará si el evento de basificación de empleados de la CDMX fue un acto electoral por parte de Miguel Ángel Mancera.

En caso de confirmar que el jefe de Gobierno incurrió en un acto anticipado de campaña interpondrán una queja ante las autoridades electorales, tanto a nivel nacional como local.

En lo referente a los suspirantes independientes por la Presidencia, está el caso de la Marichuy, a quien no le alcanzó el tiempo para recolectar las firmas de apoyo para aparecer en la boleta, pero quiere seguir.

Marichuy, barajó con su equipo la posibilidad de continuar hasta el 1 de julio los recorridos por el país en busca de apoyo para una agenda de desarrollo indígena, dado que no le alcanzaron los apoyos para ser candidata presidencial.

Las reglas que regulan las campañas electorales y la participación de candidatos independientes establecen fechas límites para recopilar firmas destinadas a avalar un lugar en la boleta electoral, pero registran un vacío respecto a la posibilidad de que una ex aspirante continúe promoviendo su agenda de trabajo por el país después de estos plazos, ya sin aspiración a alcanzar lugar como candidata oficial.

Los panistas dicen que se la cobrarán a Ricardo Anaya, quien trae más cuestionamientos que los otros dos candidatos a la Presidencia, porque actuó como juez y parte en el proceso interno de su partido, inicialmente al darle la patada de la suerte a su compañera Zavala Gómez del Campo. Nos vemos el uno de julio, le mandó decir la esposa del esposo.

Hubo coincidencias entre los precandidatos; José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador apuntaron a algo medular para el bien de México y los mexicanos: combatir y erradicar la corrupción.

El gobierno panista-perredista de Nayarit será también argumento para el ataque contra la coalición PAN-PRD-MC. La Procuraduría General de la República inició una investigación por la desaparición de dos elementos de la Agencia de Investigación Criminal, el pasado 5 de febrero. Se encontraban en días de descanso y acudían a un evento familiar en Nayarit. Mientras la PGR iniciaba las investigaciones necesarias para la búsqueda y localización e informaba que la institución “no escatimará esfuerzos ni recursos en la localización de los elementos desaparecidos”, Alfonso Hernández y Octavio Martínez aparecían en un vídeo, hincados ante un grupo delincuencial. De qué se trata este circo de horror. ¿Quién tiene el poder? Antonio Echevarría, el gobernador, o los grupos que someten y humillan policías, leo en Frentes Políticos de Excélsior.

Nos leemos mañana.

Comments are closed.