Press "Enter" to skip to content

Las comadres

Volaron peinetas y quedaron medias rotas en el pleito de comadres protagonizado por el precandidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura, Enrique Alfaro Ramírez con su coordinador Alberto Uribe.

El saldo fue de pérdida para el MC, porque a unas semanas de precampaña, Alberto Uribe dejó de ser amigo de Alfaro y para el jueves ya se anunciaba su incorporación a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, como coordinador de la campaña morenista en Jalisco.

Previamente Alberto Uribe anunció que el día último de febrero le cantarán las golondrinas en la presidencia municipal de Tlajomulco, posición que deja en manos de las suplencias y se integra al Movimiento de Regeneración Nacional.

Fue el miércoles, cuando se hizo viral la versión del pleito entre Alfaro y su coordinador de precampaña, pero para el jueves ya se encontraba en Guadalajara el coordinador de la Circunscripción uno de Morena, Marcelo Ebrard Casaubón, ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Uribe confesó que se trató de una decisión difícil, pero desmintió que el desencuentro se debiera a que no le dieron un lugar preferente en las listas de plurinominales y que no busca de momento ningún puesto de elección popular.

Como era de esperarse, Ebrard le echó muchas flores al todavía alcalde de Tlajomulco y aseguró que la presencia del ex priísta, ex perredista y ex emecista, representa un rol decisivo en la campaña de López Obrador en Jalisco.

La rumorología se desató en la entidad, con referencia al rompimiento con la cúpula del movimiento nanananaranja y la dirigencia de Morena anunció rueda de prensa en el Fiestamericana de la Minerva para este jueves por la mañana.

Bien arropado por la coordinación del Movimiento de Regeneración Nacional, sucedió lo que antes fue especulación acerca de la incorporación de Uribe a las filas del proyecto López Obradorista y del hotel cercano a la Minerva, salió Uribe investido oficialmente como coordinador de campaña en Jalisco.

Desde la campaña de 2015 por las presidencias municipales de Guadalajara y Tlajomulco, habíamos vaticinado el desencuentro de ambos personajes, cuando Alfaro se sintiera en las alturas, lo cual sucedió en cuanto el precandidato de MC por la gubernatura, cargó el banquito y se subió. El mareo fue enorme y las comadres se pelearon.

Según las malas lenguas cercanas al alfarismo, Uribe pretendía seguir los pasos de Alfaro en Guadalajara, pero le echaron montón los lambiscones de Alfaro y éste le prohibió a Uribe que jugara siquiera por la reelección, porque “te necesito en mi campaña”.

Alfaro decidió apoyar a Ismael del Toro Castro, en tanto que la presidencia municipal de Tlajomulco, lejos de dejar a Uribe que buscara la reelección, prefirió el equipo de Alfaro, que el candidato fuese el diputado Salvador Zamora Zamora.

En cambio y casi sin preguntar, los voceros de Enrique Alfaro hicieron el anuncio oficial, que Alberto Uribe sería el coordinador de campaña del suspirante por la gubernatura, pero a un mes de iniciada la precampaña, Uribe seguía sin integrarse al equipo.

Cuando Uribe solicitó licencia para dejar el cargo de presidente municipal de Tlajomulco y al interior del grupo de Alfaro se imaginaron que sería para integrarse al equipo alfarista, lo cual no sucedió.

En lugar de ello Uribe Camacho se fue a visitar a su amigo Marcelo Ebrard y en plática con el Peje y el coordinador de la primera circunscripción, se concretó su incorporación a la campaña de López Obrador como coordinador estatal.

Mientras los alcoholegas en Guadalajara esperábamos el comunicado oficial del movimiento nanananaranja, llegó pero con la noticia de que Alfaro va a impulsar a Ricardo Anaya para que llegue a la Presidencia y sacar al régimen priísta del gobierno federal.

“A los que me han acompañado en esta lucha quiero invitarlos con respeto como siempre, de frente, como lo hemos hecho desde que iniciamos, a que apoyemos la candidatura de Ricardo Anaya para ser presidente de México, vengo a esta plaza a invitarlos a eso”, les dijo Alfaro a los alteños.

Dice el comunicado, que “en la plaza principal del Municipio de Lagos de Moreno, Alfaro le pidió a Anaya que hiciera el compromiso de sepultar ese sistema y darle a Jalisco y a México las oportunidades de desarrollo que merecen.

“Pedimos a Ricardo Anaya, que de una vez por todas porque tiene la capacidad y el tamaño para hacerlo que asuma no como el candidato de un partido o de tres partidos, que se asuma como el líder de la oposición de México, que asuma el reto y el compromiso de ser el hombre que va a sepultar el sistema”, sentenció.

“Que entendamos lo que está pasando en México, Hablemos las cosas de frente, no tengamos miedo de decir las cosas de frente, de decir lo que pensamos, Es el momento de la nación, no le vamos a quedar mal a México, no podemos quedarle mal a nuestros hijos, a nuestros nietos”.

Al hacer uso de la voz, el abanderado de la Alianza Por México al Frente, reconoció el trabajo y liderazgo de Alfaro, y respondió que trabajará de la mano con su proyecto para erradicar la corrupción y la impunidad de los gobiernos tanto estatal como federal.

“El segundo compromiso es que vamos a romper el pacto de impunidad, ya estuvo bueno que el gobernante en turno le ayuda a llegar al puesto siempre con una condición que le cuide las espaldas, que no se meta con él y le solape la corrupción y la robadera, eso con nosotros se va a acabar”.

Pero no dijeron Anaya ni Alfaro, que en Lagos de Moreno tuvieron que mandar guaruras a destrozar las pancartas de los panistas que protestaban en contra de la postulación del panista a la Presidencia.

Pero el pleito Alfarista contra los alcoholegas sigue y ahora fue la denuncia contra El Respetable ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPC) por contenidos que ha publicado este diario en su página web y en redes sociales y en el que se le critica como figura pública y por su desempeño frente a instancias de Gobierno.

“El escrito signado, por el ciudadano Enrique Alfaro Ramírez, presentado el tres de febrero de dos mil dieciocho, en la Oficialía de Partes (…) registrado con el número de folio 00405”, sostiene el documento del IEPC.

Alfaro denunció a El Respetable por tres videos de cientos que se han publicado:

El 12 de diciembre se publicó el video “¿Enrique Alfaro o Miguel Castro?”.

El 18 de diciembre El Respetable publicó el video “Alfaro, el peor político del año”.

Y el 5 de enero se publicó “Alfaro, la mejor carta que tiene Almaguer”.

El Respetable ha difundido contenido en el que se crítica a todos los personajes, sin importar el partido político, que están en la función pública o que buscan un puesto de elección popular.

En concreto, se acusa a El Respetable de tener acuerdos económicos o redacción de contenidos con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El director de El Respetable, Bruno López, acudirá personalmente a solventar los requerimientos que le hace el Instituto Electoral. Quedará plenamente establecido que la denuncia de Enrique Alfaro es solamente una agresión más a la libertad de expresión y un intento fallido por acallar las voces críticas contra los malos gobiernos y los abusos de poder. Dizque están friegue y friegue los alcoholegas.

Nos leemos el lunes.

Comments are closed.