Press "Enter" to skip to content

Hemos vuelto

Así que san Andrés Manuel López Obrador le perdonó todas a Marcelo Ebrard y será coordinador de la campaña de ya sabes quién, en aras de que los capitalinos olviden que una vez el ex jefe de Gobierno se robó un chingo de millones de pesos y ahora resulta más impoluto que la purísima concepción de María.

Esto confirma que los políticos le apuestan al olvido, pese a que los cargos contra Ebrard fueron documentados por la Auditoría Superior de la Federación, entre otras raterías,  la Línea 12 del Metro en la hoy CDMX, tuvo fallas desde su construcción y certificación.

El incumplimiento de las disposiciones legales y normativas para comprobar y revisar las obras de la ‘Línea Dorada’ se realizaran correctamente y señala como principales responsables de supuestos malos manejos de recursos, así como de las afectaciones de este transporte por falta de mantenimiento, a Ebrard, y al exsecretario de Finanzas y actual senador, Mario Delgado.

Sin embargo fue la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal la encargada de investigar las anomalías y más tardó en iniciar la indagatoria, que en anunciar que no había elementos para fincar responsabilidades a Ebrard, quien tranquilamente se fue a disfrutar su madre… Patria.

En esta cadena de complicidades, tanto del indiciado como del actual jefe de Gobierno Miguel Mancera, la vista gorda de la ASF, se dejaron pasar las raterías detectadas antes, durante y después de la construcción de la fallida ‘Línea Dorada’.

Hay al menos una docena de irregularidades, entre otras la omisión de trabajos, falta de instalación y obras no terminadas, además de la certificación sin que concluyeran los trabajos y desde luego, falta de penalizaciones que no fueron cobradas a las empresas concesionarias de obra.

Una falla más fue la incompatibilidad entre el riel y de la rueda, que generaba desgastes acelerados, con la consecuente inestabilidad de los vagones, dado que según los ingenieros auditores, el peso del tren induce a esfuerzos extraordinarios a las vías, con el consecuente deterioro y reducción de su vida útil.

En los ensayos realizados por la empresa auditora de obra Systra, se demostraron problemas en las curvas con radio reducido, menores a 350 metros, con afectación además a los aparatos de vías.

Afortunadamente no sucedieron desgracias al iniciar la operación de la línea mal llamada dorada, pero la seguridad para los pasajeros quedó al límite, además de sumar fallos en el diseño de los trenes, al detectarse vibraciones de los ejes de las ruedas y bogies.

Los concesionarios contratados por Ebrard ni siquiera respetaron la colocación del sistema de lubricación en el lugar adecuado y las ruedas que se fabricaron eran más duras que los rieles, factores que contribuyeron a la aparición exponencial del desgaste ondulatorio.

Los consorcios encargados de la defectuosa construcción en la administración de Ebrard, son las mismas de ahora. Se trata de ICA, Carso y Alton, las cuales hicieron soldaduras fuera de las normas y con herramientas distintas a las que indicaba el fabricante del material. Carso acaba de inaugurar el Macro Libramiento de Guadalajara.

Para corregir las pendejadas de Ebrard, Mancera como jefe de Gobierno se gastó de inicio 900 millones de pesos, solamente en las primeras reparaciones. El contrato original que se embuchacaron las empresas mencionadas líneas antes, fue de 17 mil 500 millones de pesos, pero que luego creció hasta alcanzar los 26 mil millones de pesos, erogados del Tesoro de la capital del país.

Pero vendría luego el gasto de 1,388 millones de pesos para las reparaciones, luego del cierre de once de las 20 estaciones de la muy cacareada Línea Dorada, misma que tan feliz hizo a Ebrard.

Desde el miércoles comenzaron los rumores de un inminente regreso a la vida pública, de Marcelo Ebrard Casaubón, a quien los alcoholegas de casi todos los medios, lo hicieron el virtual coordinador de campaña de san Andrés.

Antes de autoexiliarse, Ebrard intentó ser diputado en la bancada del PRD, pero cometió el error de anotarse también como suspirante en las listas del partidillo MC y por ello el INE le dio palo. Ahora ya no los quiere y resulta cobijado en las flotas del Peje.

La primicia llegó del twitter del alcoholega Ciro Gómez, quien afirmó que el ex jefe de Gobierno, sería presentado este uno de febrero, como coordinador de la campaña de Morena-PT-PES.

La corrupción en el Gobierno del Distrito Federal no pasó de colocar a Ebrard como presunto, pero luego de no lograr el fuero que le daría la diputación federal, dicen las malas lenguas que como Porfirio Díaz Mori en el Ipiranga, Marcelo partió con rumbo a Francia, pero en una aeronave de Air France.

Pero si Ebrard se fue durante tres años para regresar por la puerta grande y bajo los acordes de la Marcha Triunfal de Aída, que no se diga que el Peje olvida a los cuates, porque además de Ebrard, también sería nombrado coordinador de la coalición para cambiar la historia, el zacatecano Ricardo Monreal y el también vilipendiado michoacano Leonel Godoy.

De confirmarse la idea del Peje y no ocurrir algo inesperado, veremos seguido en Jalisco a Ebrard Casaubón, porque la coordinación territorial que le corresponde es la de la Primera Circunscripción, la cual como se sabe, tiene base en Jalisco. Aquí lo veremos, en acción para coordinar electoralmente a Nayarit, Sinaloa, Sonora, Durango, Chihuahua y la Península de Baja California.

Otros pendientes de Ebrard son: El primero de junio del 2015, Cresencio Morales Ávila, candidato del PRD a una diputación federal por Tláhuac, demandó penalmente a Ebrard por presuntas afectaciones a terrenos ejidatarios y un supuesto incremento indebido del costo original de la obra de 15 a 25 mil millones de pesos.

Además de la Linea 12, Ebrard estuvo relacionado a escándalos inmobiliarios referente a su vivienda. El predio donde vivía ubicado en la calle Plaza Río de Janeiro número 46, en la Colonia Roma, está valuado en casi 33 millones de pesos, pero fue adquirido en tan solo un millón 64 mil pesos, por un amigo de Ebrard, para posteriormente rentárselo.

La compra y venta ocurrió cuando el político era aún Jefe de Gobierno del Distrito Federal, por lo que presuntamente se benefició de su cargo para adquirir e predio por debajo de su valor.

Ebrard apareció otra vez en el panorama político en diciembre pasado junto al exgobernador de Michoacán Leonel Godoy y Félix Salgado Macedonio.

A Monreal le corresponderá la coordinación en la Segunda Circunscripción con extensión territorial en los Estados de Nuevo León, Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

Nos leemos el lunes.

Comments are closed.