Press "Enter" to skip to content

En chino

La tan cacareada alianza entre los disímbolos PRD, PAN y MC, debió entrar a chaleco con una total humillación para los panistas, aunque algunos ya se encontraban en la cobija de color naranja, pero lo que quedaba del PAN fue literalmente destruido por las huestes de Ricardo Anaya.

Serán nueve las entidades federativas donde se postularán candidatos a gobernador, pero el frente amplio, convertido en Por México al Frente, quedó verdaderamente estrecho, porque con todo y presunción de que habían llegado a cordiales consensos, la realidad dice lo contrario en Jalisco, Morelos y Yucatán, donde el frente descarriló.

Todavía queda pendiente en Chiapas, donde a diferencia de las tres entidades mencionadas, el plazo para registrar coaliciones todavía no vence a nivel local, pero las negociaciones están atoradas y de no hacer lo mismo que para Jalisco, de plano no habrá alianza para la postulación de candidatos.

Se hizo a tiempo la advertencia acerca de la no conveniencia de mezclar el agua y aceite, con el agregado de ácido muriático, pero en cualquier momento habrían de brotar las diferencias ideológicas y los intereses políticos y personales.

El objetivo de los jerarcas nacionales del PRD y PAN fue cumplido, pero ahora ya son otros los personajes y solamente sobrevive el ex presidiario Dante Delgado Rannauro, dueño del partidillo Movimiento Ciudadano.

La actual dirigencia nacional del PRD celebró sesión para analizar los avances en lo referente a los acuerdos con panistas y los del partidillo, pero la coalición se rompió por la negativa panista para apoyar al perredista Rodrigo Gayosso Cepeda, hijo político del actual gobernador perredista Graco Ramírez.

Donde el Frente sí alcanzó acuerdos fue en: Guanajuato, Puebla, Tabasco, Veracruz y Ciudad de México, en éste último donde habrá elección de Jefe de Gobierno, pero con estas acciones sí parece que se dieron el balazo en el pie..

En una contienda que parecía clarificarse, con la firma de coalición entre MC, PRD y PAN, lo acomodado se desintegró y el único beneficiado parece ser el partidillo.cuyo dueño de apellido Alfaro, decidió desde noviembre, ir en solitario por la gubernatura, porque “la imagen del PAN y PRD”, le restaría votos.

Sin embargo y luego de hacerle manita de puerco a la dirigencia estatal panista, el miércoles se formalizó coalición parcial en 74 municipios y once distritos, los que perdieron en la elección de 2015 los naranjas.

A las planillas donde postulará el partidillo, les van a integrar a dos panistas, a excepción de Zapopan y Guadalajara, donde solamente van a integrar a un panista en la planilla de Ismael del Toro y Pablo Lemus, lo cual provocará inconformidad en las filas alfaristas.

Siempre hemos sostenido en este espacio que los políticos solamente pueden pelearse por el dinero o los mayates, pero al integrar a panistas en el manejo de los fondos, pudiera ser que los pleitos se limiten a los mayates.

Pero si a nivel nacional la mezcla perredista-panista se antojaba muy difícil, la del MC con el PAN, fuera de quienes ya se declararon abiertamente como integrantes del partidillo, los acuerdos pareciera que serán escritos en chino mandarín.

Infranqueable parece la soberbia extrema, porque los panistas se sienten como los hicieron, totalmente ninguneados, pero los del partidillo no se quedan atrás y consideran que una regiduría en Guadalajara y Zapopan es un precio muy alto por los votos que pudieran acercarles los panistas.

Posiblemente sus aliados perredistas les salieron más caros, porque por ejemplo en Guadalajara, en la elección del 2015 los panistas lograron ocupar dos sillas en el Cabildo y los perredistas no lograron siquiera la de Celia Fausto Lizaola, la amequense que compitió con Alfaro por la alcaldía de Guadalajara.

En algunos distritos como el cuatro de Zapopan, los acuerdos perredista y del MC parecen perjudicarlos y beneficiar al PRI, porque el postulante para esa diputación es Enrique Velázquez, secretario general del Sindicato de Académicos de la Universidad de Guadalajara, pero en ese distrito se cuenta con mejores cuadros en el PRI.

Como fueron acomodados y en total desventaja para el PAN, no se vislumbra que puedan darle al candidato Anaya un millón y medio de votos, a lo cual se agrega lo que podrá acercar para López Obrador el abanderado morenista, el cual cuenta con el apoyo del Partido del Trabajo y Encuentro Social, dos partidos pequeños pero en crecimiento.

Pero si ningunearon a los panistas con las postulaciones de candidatos a diputados locales, la gota que derrama el vaso es el arrebatarles su bastión en Los Altos, donde para el distrito tres con cabecera en Tepatitlán, pretenden postular a Mara Robles, también de las flotas del “licenciado”.

Para la local en el distrito 5 con sede en Puerto Vallarta, todavía no se ponen de acuerdo y para acomodar las fichas podrían, anotar al Mochilas como diputado plurinominal y mandar a Luis Munguía, quien tendría que enfrentar a la presidenta municipal de Talpa de Allende, quien es aspirante única por el PRI.

Quien parece ir en caballo de hacienda es el Cepillo Dávalos, a quien planean registrar como candidato para la ratificación, con todo y lo que representa la resta de votos con la candidatura de Heriberto Sánchez por Encuentro Social y algún empresario ya en pláticas con Morena, quien también tendría lo suyo por el efecto López Obrador.

Lo raro es que con todo y que son los más gandallas, resolvieron los del partidillo encabezar planillas en Ahualulco de Mercado, donde no tienen presencia; en Ameca, donde encabeza el Verde y solamente tienen un regidor; Atenguillo, donde el presidente municipal no ha dado una; Atotonilco, también bastión panista; Autlán, donde el PRI es gobierno al igual que en Cabo Corrientes; El Salto, municipio encabezado por Marcos Godínez del tricolor; Gómez Farías e Ixtlahuacán de los Membrillos, donde también el ayuntamiento es encabezado por el PRI.

En Tlaquepaque van a encabezar planilla pero si deciden postular a la Nena Limón, le tendrán que restar dos regidurías para el PAN, además que el candidato será el Fredy Barba y traen a un molesto Alfaro que convertirá la elección en tercios.

En la chinga que les acomodaron a los panistas, les dejaron para encabezar planillas en Acatic, Atemajac de Brizuela, Atoyac, Ayotlán, Bolaños, Cañadas de Obregón,

Colotlán, Degollado, El Grullo, Encarnación de Díaz, Jamay, Juchitlán, Magdalena,

San Diego de Alejandría, San Juan de los Lagos, San Miguel El Alto, Santa María de los Ángeles, Talpa de Allende, Tenamaxtlán, Teocaltiche, Teocuitatlán de Corona, Tuxcacuesco, Unión de San Antonio y Villa Hidalgo

A los perredistas les asignaron Amacueca, Amatitán, Chiquilistlán, Cihuatlán, El Limón,

Hostotipaquillo, Jilotlán de los Dolores, Jocotepec, San Gabriel, San Martín Hidalgo, Sayula, Tamazula de Gordiano, Tapalpa, Techaluta de Montenegro, Tomatlán donde ganaron la anterior coaligados con el PAN y Zapotlán del Rey

Mañana le seguimos con el tema.

Comments are closed.