Press "Enter" to skip to content

Independientes, la local

Solamente algunos de quienes tienen la intención de aparecer en la boleta electoral conozco de forma personal, pero pocos con posibilidades de lograr las firmas requeridas para ser verificadas por la autoridad electoral.

Hay municipios donde la cantidad de respaldos es realmente irrisoria. Tal es el caso de San Marcos y Ejutla, ambos municipios con dos seccionales y donde con 30 o 40 firmas, los suspirantes ya se encuentran del otro lado.

En Guadalajara se encuentra Eric Aguayo Jasso, quien lleva el respaldo de asociaciones civiles y queda todavía el recuerdo de algunos calenturientos como Lagrimita, un señor de apellido Cienfuegos, que para lograr que le reconocieran las firmas debió inconformarse ante los tribunales, en lugar de aceptar su realidad y no quedar en ridículo por las decenas de votos que logró en una ciudad de la importancia que tiene la capital del Estado.

Hace tres años Paco Sánchez logró recolectar las firmas y no solamente apareció en la boleta, sino que le bajó una regiduría al PRI, partido al cual renunció para lanzarse por la libre a la elección municipal.

Con estos ejemplos surgieron decenas de calenturientos que por ser conocidos, lo cual no significa que tengan popularidad, decidieron lanzarse al ruedo y hacer los trámites correspondientes y la fila en la sede del IEPC para comenzar la recolección de firmas y apoyos a partir del pasado viernes.

Comentario aparte merece el caso de Puerto Vallarta, donde nulificado el PAN por las órdenes de arriba, le ponen de subida la competencia a Roberto González, dado que los panistas tendrán que apoyar con todo al candidato que resulte de la competencia entre el Cepillo, el Peri y el Mochilas.

A los panistas ya les ordenaron coaligarse con Movimiento Ciudadano y será el partidillo el ente que postule por la alianza al candidato a presidente municipal, en cuya planilla seguramente habrá algún panista para asegurar el apoyo de los restos del instituto político que en alguna ocasión fue gobierno en el puerto.

Entre los ahora afanados en la colecta de firmas, se encuentra mi compadre Máximo Martínez Aguirre, ex jefe de Reglamentos del Municipio en el trienio de Aurelio Rodríguez Garza, ex diputado federal ex presidente del PRI Vallarta y ex delegado de la Semarnat.

Mi moreno compadre tiene simpatizantes en varias colonias de Puerto Vallarta, pero la recomendación para él y los demás suspirantes, es que lean las letras chiquitas de la convocatoria, porque no solamente deben reunir unas dos mil firmas, sino que deben tomar en cuenta que el uno por ciento en global de la lista nominal de electores, deben también en la dispersión geográfica, tener el uno por ciento de la mitad más uno de los seccionales.

Deben entonces, qué buscar las firmas en todo el municipio y no solamente donde gozan de alguna simpatía y aunque se ensucien los zapatos, alguno de ellos cremoso, visitar Tebelchía y hasta Los Almacenes. Tal vez hasta la colonia El Calcetín, de Ixtapa.

Pepe Martínez tiene también alguna experiencia en campañas políticas, porque fue colaborador de Fernando González en la búsqueda de la diputación federal, al igual que en la campaña de Alberto Ulloa, con quien fue jefe de prensa.

Son ellos quienes tienen idea y experiencia, pero deberán demostrar capacidad para mover en caso de que tengan estructura y sudar la gota gorda en los 45 días, de los cuales ya transcurrieron cinco.

Pepe también colaboró con mi colega Andrés González Palomera y tiene la experiencia de la política en las lides estudiantiles, además de haber sido tomado en cuenta el año pasado en la campaña del Toñillo, hoy gobernador de Nayarit.

Pepe se apoya en la asociación civil “Para Mejorar”, con la cual posiblemente se inscribió en la lista de suspirantes a la presidencia municipal de Puerto Vallarta y al igual que Eric Aguayo Jasso en Guadalajara, su fortaleza deviene de las asociaciones civiles.

La fortaleza de mi compadre Máximo Martínez viene de ser un hombre de familia, vallartense de cepa y desde siempre gestor en las dependencias gubernamentales, principalmente del Municipio.

En Guadalajara vimos pasar también a Betty García de la Cadena, una reportera de las combativas en asuntos sociales presentados por Canal 4 de Televisa, pero que también combinaba su tiempo con un puesto bien pagado en el Ayuntamiento de Guadalajara, encabezado por Ramiro Hernández García.

Otro de los suspirantes por la candidatura independiente, pero con menos posibilidades que los ya mencionados, es el ex colega Luis Alberto Alcaraz López, oriundo de Caborca, Sonora, quien hizo sus pininos como periodista a la sombra de Armado Morquecho Preciado y posteriormente de Gabriel Ibarra Borujac, quien lo llevó a Puerto Vallarta para la fundación del periódico Mercurio.

El diario nació bajo la asesoría general de Gabriel Ibarra y director el siempre bien recordado Óscar Soltero Villela, pero los egos de Gabriel y Luis Alberto chocaron a tal grado, que en un berrinche y precisamente el día que sería inaugurado el Mercurio, Alcaraz López se dio a la fuga y se refugió en el Vallarta Opina, bajo el padrinazgo de Luis Reyes Brambila.

Por recomendación de Luis, el hoy suspirante a la candidatura por la alcaldía fue adoptado por Rodolfo González Macías en el Sistema de Agua Potable y posteriormente en la dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento, de donde salió porque no le dieron el Cavallier con colita de pato. Otro berrinche para terminar de nuevo con su padrino Luis Reyes.

Tuvo Luis Alberto varias salidas del Vallarta Opina, adonde posiblemente regrese cuando se perdonen él y su tocayo y entre otros medios, escribió para el Nuevo Heraldo, del cual fui subdirector, donde compartía espacios con Sergio Martínez Luquín. De Meridiano Puerto Vallarta también salió por motivos que ni conozco ni quiero comentar.

Su equipo parece que es conformado por sus seguidores de Facebook, desde donde se pelea con Olmos y otros alcoholegas con quienes nunca pudo congeniar, pero seguramente lo difícil para él serán las matemáticas, cuando tenga que desplazarse a los 79 seccionales y conseguir que le firme el uno por ciento de la mitad más una de dichas secciones electorales.

Los otros suspirantes me los reservo para cuando pueda conocerlos en persona, pero de los mencionados en esta entrega, creo que solamente tienen posibilidades de recolectar las firmas mi compadre Máximo y mi amigo Pepe Martínez. Lo sabremos en 40 días.

Nos leemos mañana.

Comments are closed.