Press "Enter" to skip to content

Recibe la API dos certificados ambientales

Recibe la Administración Portuaria Integral (API) Vallarta dos Certificados, el de  “Compromiso Ambiental” otorgado por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial y el certificado de “Calidad Ambiental” otorgado por la PROFEPA.

A este respecto, Miguel Ángel García Beltrán, director de la API Vallarta señaló que aunque ya se contaba con el certificado en un nivel uno, era importante lograr la recertificación con el nivel de desempeño 2, “por nuestro nivel de compromiso”, por lo que aseguró, se hicieron mayores esfuerzos por contar con aun mejores prácticas de cuidado del medio ambiente.

En este sentido puntualizó, “creo que lo primero que habría que mencionar es la enorme voluntad que tiene la administración portuaria, no sólo de ahora sino desde hace muchos años, en cuidar  el medio ambiente y que las prácticas que tenemos todos los días, lo que hacemos todos los días, siempre vaya marcado con el cuidado al medio ambiente”.

Al mismo tiempo, dijo, son diversos los aspectos que se deben de cubrir en las certificaciones, mismas que remarcó, no son sólo la demostración de que están haciendo las cosas con respeto al medio ambiente, sino el compromiso de continuar haciéndolas.

En el caso de la certificación medioambiental que recibió la API Vallarta por parte de la PROFEPA, crea compromisos que tienen que estar monitoreados permanentemente sobre el manejo del agua, la energía, los desechos, etc.

Y en un puerto como este destacó, con sus características, es importante que todo esto vaya de una manera integral, cuidándose y promoviéndose entre todos sus usuarios.

Respecto al tiempo que toma este proceso, detalló que la recertificación de PROFEPA se tiene desde hace 17 años como industria limpia y en este año se pidió se subiera a nivel 2 que es el más alto y que no sólo fuera de industria limpia exclusivamente sino que esta fuera una certificación ambiental, de manera integrada, lo que les llevó alrededor de once meses.

Sin embargo, mencionó que el proceso de verificaciones y de todo el trabajo, fue de septiembre a octubre de este año, y ello aseveró no representa una erogación económica significativa, toda vez que se paga el diagnóstico, los estudios y la empresa certificadora, “pero en realidad no es algo que cueste, no tiene realmente un impacto importante en el presupuesto de la Administración Portuaria, pero sí lo tiene en cuanto a la calidad de los servicios que prestamos”.

Finalmente, refirió que las empresas navieras sí observan mucho este tipo de detalles e inclusive acotó, ellas mismas tienen a su vez certificaciones en  sus propios barcos y en sus prácticas que realizan, y aseguró que todo forma parte de un movimiento mundial del que cada vez más empresas e instituciones hacen caso en cuanto al respeto al medio ambiente.

Cabe mencionar que el certificado “Calidad Ambiental” otorgado por la PROFEPA, con nivel de desempeño 2, es el más alto que define la Norma NMX-AA-162-SCFI-2012, con dos niveles de desempeño ambiental bajo los cuales una instalación puede obtener este certificado. El Nivel de Desempeño Ambiental 1, reconoce el esfuerzo de las empresas por cumplir, además de sus obligaciones ambientales, con acciones de autorregulación y el 2, es el máximo nivel de desempeño ambiental que puede alcanzar una empresa; reconoce de manera adicional al nivel 1 el compromiso de la empresa con la mejora continua para mantener o mejorar su nivel de desempeño ambiental.

Con información de Daniel Mora Valencia.

Comments are closed.