Press "Enter" to skip to content

Temporada Navideña deriva en mayor ingesta de alimentos

Desde las Posadas, pasando por la Navidad, el Año Nuevo y Día de Reyes,  no sólo son épocas de fiesta sino también de excesos tanto en la comida como en la bebida, lo que deriva en la ingesta de un mayor número de  calorías a través de alimentos y en consecuencia un incremento en el peso de las personas, afirmó Jaime Álvarez Zayas, director de la Octava Jurisdicción Sanitaria.

A este respecto precisó que en muchos de los casos las personas se exceden en el consumo de alimentos a los que no están habituados pero que en estas festividades son comunes, lo que insistió representa la ingesta excesiva de calorías y esto incide en el aumento de peso.

“Es sabido y mucha gente lo comenta, que durante estas festividades suben de peso entre 4 y 6 kilos, lo que para algunas personas no es benéfico para su salud, porque si ya tienen una obesidad previa o un padecimiento crónico como lo es la diabetes y la hipertensión, afectan definitivamente su salud”.

En este sentido, Álvarez Zayas indicó que el aumento en la ingesta de calorías por ejemplo en una persona que padece diabetes es bastante negativo toda vez que estas deben tener un régimen alimenticio ya calculado para mantener estable sus niveles de azúcar, pero al no respetarlo en estas fechas aumenta sus niveles de glucosa y ello significa una descompensación.

Lo que insistió, desencadena otra serie de situaciones, el primero apuntó, es el aumento a niveles de glucosa no aceptables y eso puede tener consecuencias directamente en su salud, entre ellos lo que se conoce como un coma diabético o algunas otras complicaciones graves.

En el caso de una persona con hipertensión, señaló que el subir de peso desequilibra la presión arterial, además que si se consumen grandes cantidades de sodio, se provocan retención de líquidos y se presenta un aumento en la presión con lo que esto conlleva.

De igual manera se presentan afectaciones a personas que ya padecen obesidad, ya que esta se encuentra relacionada con otros padecimientos como lesiones en rodillas y tobillos, por lo cual al subir más de peso, estos se intensifican y a la par incrementa la posibilidad de sufrir más padecimientos relacionados con la obesidad.

Al mismo tiempo, dijo, en estas fechas también se incrementa el consumo de bebidas alcohólicas, “en estas fiestas se consumen en exceso, precisamente porque son celebraciones y puede afectar de dos maneras, una directamente al cuerpo por una intoxicación etílica directa, o bien por las consecuencias de conducir un vehículo de motor bajo la influencia del alcohol, que puede terminar en un accidente y causar incluso la muerte de esta persona o de otras personas que son ajenas a este evento”.

Con información de Daniel Mora Valencia.

Comments are closed.