Press "Enter" to skip to content

De una vez

Con el cierre de filas de las tribus perredistas a favor de Miguel Mancera para la candidatura presidencial del Frente Ciudadano, parecía que les habían madrugado a Ricardo Anaya y la Barrales, pero el silencio les sirvió a los panistas y la dirigente perredista, para mandar al pelón mayor a rezongar.

Ya en la elección del año pasado los perredistas fueron ninguneados, cuando Anaya salió a arrogarse los triunfos de las alianzas, como propios de Acción Nacional y como la venganza de las tribus, les madrugaron a los panistas con el destape anticipado de Mancera.

Los integrantes de las tribus y los gobernadores perredistas, no se dieron por enterados de las reparticiones realizadas por Dante, Ricardo y Alejandra, pero trataron de madrugarle al PAN con el candidato presidencial.

Hasta que se multiplicaron los apoyos para Mancera y porque Anaya no puede hablar a nombre propio, fue el dueño del partidillo Movimiento Ciudadano quien confirmó la repartición de las candidaturas y dijo que el PAN debe llevar la candidatura presidencial y para Mancera que lo manden a encabezar el Senado de la República.

Luego de la madriza con la cual estuvieron a punto de noquear al imberbe dirigente nacional panista, reaccionaron con las declaraciones de Delgado Rannauro y otra vez pusieron contra las cuerdas al PRD.

Los tiempos se agotan y la alianza pudiera quedar pulverizada y con los perredistas montados en su macho, el candidato perredista sería Mancera, el abanderado panista Anaya o Romero Valle, aliados con el partidillo del ex presidiario veracruzano.

De darse esta situación, quedarían como verídicos nuestros vaticinio, de la conformación de un frentito con los azules y el MC del ex gobernador veracruzano y de plano mandar a Anaya de candidato a gobernador de Querétaro.

Con Barrales el trato era que ella fuese la candidata para la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, posición que sí le dejarían al PRD, pero con la humillación para Mancera de ser pluri en el Senado, pero con el impedimento constitucional por lo asentado en el artículo 55 de la Constitución.

Las flotas de Romero Valle tendrían que sumarse a las fuerzas del PRIAN y apoyar al prianista Pepe Meade, porque las condicionantes para que el Frente tenga candidato panista, es además que el abanderado del Frente sea nada menos que el queretano.

Y digo que se derrumbó el Frente porque los perredistas jamás aceptarán que el candidato sea Anaya, además que tienen razón, porque en aceptación y simpatía, el chilango Mancera se lo lleva de calle.

Los sondeos realizados por diferentes empresas en las mediciones de ambos personajes, le dan cuando menos dos a uno, a favor del jefe de Gobierno y en detrimento del imberbe dirigente panista, pupilo de Madero y popotes que lo acompañan.

A la Barrales, quien tenía toda la confianza de los liderazgos al interior del PRD, se la comieron completa los tiburones del PAN y MC, pero no tiene la culpa el indio, porque no puede creerse que los Chuchos y otros jerarcas perredistas, fueran tan ilusos que llegaron a creerle a Dante y Anaya.

Pero los políticos están tan acostumbrados a tomar la democracia como una simulación, que esperaron propuestas y competencia interna, algo que no le sale a ningún partido político, por eso se halaga que los priístas volvieran al esquema tradicional que por setenta años les dio resultado.

Se apendejaron y nunca supieron comprender que la creación del Frente fue solamente para facilitarle la candidatura a Ricardo Anaya. Un frente que sirvió para detener los ímpetus de Margarita Zavala y los acelerados del PRD, entre quienes se encuentran los gobernadores Silvano Aureoles y Graco Ramírez, quienes “declinaron” a favor de Mancera.

Le sirvieron al imberbe Anaya para enredar a Margarita Zavala para que dejara ella y sus seguidores, de pelear por un proceso abierto a la ciudadanía, con el pretexto que no iban solos.

Ya lo lograron Barrales y Anaya, porque Dante llegó después y las demás dirigencias no cayeron en el juego, por lo cual ahora solamente falta que se descaren todos, los perredistas proclamen ya oficialmente como precandidato a Mancera y el PAN y MC dejen fuera a Moreno Valle y por aclamación “elijan” a Ricardo Anaya. No me gusta decir se los dije, pero sí. Se los dije.

En el momento de elaborar la presente entrega, apenas había salido la declaración de Dante Delgado, el sinvergüenza jarocho que libró la cárcel por prescripción de sus trapacerías, pero no porque la justicia le diera la exoneración. Pero bien podrían verlo de senador, cual si no tuviese antecedentes penales.

Pero damos por hecho que el PRD llevará candidato propio y el pleito en las campañas ahora sí estamos seguros, será inédito y van a llenar de hediondera todos los rincones del país, a menos que los perredistas vuelvan a caer y se sometan a los caprichos del imberbe queretano.

Como preludio de lo que viene a nivel nacional, están las declaraciones del flamante presidente del PRD Jalisco, Víctor Hugo Prado Rodríguez, quien reta a una medición entre Miguel Mancera y Ricardo Anaya y con una encuesta se defina quien encabezará la candidatura a la Presidencia por el Frente.

Si en la nacional no se ponen de acuerdo de forma abierta, las dirigencias del PAN y MC en Jalisco se quedaron tiesos, porque de todos es sabido que la intención era llevar la candidatura presidencial encabezada por el PAN y ahora acusan a los perredistas de propiciar un madruguete que no pasará.

Por ahora ya las flotas en los partidos políticos se encuentran velando armas para arrancar exactamente el próximo jueves las precampañas, una minicampaña dirigida a sus correligionarios para definir las candidaturas a los más de tres mil puestos de elección popular en disputa.

La recolección de firmas para los suspirantes a gobernador por la vía independiente, cuentan ya con tiempo legal a partir del viernes, con la novedad de que podrán en algunos municipios de Jalisco, utilizar la aplicación del INE, pero además, por la resolución del Supremo Tribunal Electoral de Jalisco, también en formato impreso y mediante firma autógrafa.

Nos leemos mañana.

Comments are closed.