Press "Enter" to skip to content

De cada 100 pesos de riqueza que se generan en México, 10 pesos se destinan a la corrupción: Pamela San Martín

Lo anterior durante el segundo día de actividades del Seminario Internacional Política y Dinero: Democracia Vs Corrupción

El financiamiento ilegal de campañas es el problema más grave de la democracia electoral en México y en muchos países del mundo: Luis Carlos Ugalde

Al iniciar el segundo día del Seminario Internacional Política y Dinero: Democracias Vs Corrupción, la consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), Pamela San Martín destacó que si bien en México la posibilidad de celebrar elecciones competitivas es real, el modelo democrático aún no ha logrado blindar al sistema político frente a la corrupción.

Al moderar el panel titulado “Abuso y desvío de recursos públicos con fines electorales”, Pamela San Martín señaló que “es preocupante ver que México ocupa el último lugar en esta materia, incluso estimaciones del Banco Mundial, de la OEA y del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado nos dicen que el costo de la corrupción en México fluctúa entre el nueve y el 10 por ciento del Producto Interno Bruto. Es decir, de cada 100 pesos de riqueza que se generan en México, 10 pesos se destinan a la corrupción.

Acompañada de Kevin Casas, Investigador Asociado de Diálogo Interamericano en Washington D.C., en Estados Unidos; Juan Pardinas, Director General del Instituto Mexicano para la Competitividad, y Luis Carlos Ugalde, Director General de Integralia Consultores; la consejera San Martín, mencionó que es en los procesos electorales donde inicia el círculo vicioso de la corrupción.

“La corrupción nace en las elecciones cuando se va a acceder al poder, y después entra durante el ejercicio de los cargos públicos. El problema no se resuelve solo desde la vía electoral, pero la vía electoral sí es un mecanismo de entrada que no podemos obviar para analizar y atender el problema de la corrupción”, enfatizó.

Al tomar la palabra, Kevin Casas, Investigador Asociado de Diálogo Interamericano en Washington D.C., en Estados Unidos, enfatizó que generar una verdadera equidad es un desafío en materia de control y fiscalización de los recursos públicos. Controlar el uso excesivo de publicidad es sencillo, cualquier empresa de monitoreo de publicidad puede cuantificar el monto gastado del gobierno y cada partido político, dijo; sin embargo, existen otras formas que son mucho más complicadas de controlar, sobre todo el desvío abusivo del gasto público.

Señaló que una posible solución que ha sido probada y funciona es “prohibir la publicidad gubernamental del todo durante las campañas, salvo en casos de urgencia pública que obliguen al gobierno a salir ante la opinión pública”.

Posteriormente, Juan Pardinas, Director General del Instituto Mexicano para la Competitividad, advirtió que de cara a las próximas elecciones, en que los gobernadores van a tener un enorme margen de discrecionalidad presupuestal y los candidatos van a poder ofrecer tarjetas de banco a los electores, se propician las condiciones para que exista abuso de recursos públicos.

“Me cuesta pensar un proceso de prostitución de la democracia mayor que éste, si yo gano a tu tarjeta le va a entrar dinero; o sea, es un mecanismo, a mí me parece, muy evidente, de compra de voto”.

Pardinas añadió que en México no existen condiciones para combatir el abuso en el uso de recursos públicos y la corrupción.

Ejemplificó que “en 10 países de América Latina el caso Odebrecht ha tenido consecuencias judiciales, ha tenido consecuencias penales, hay casos abiertos, hay investigaciones, pero en México somos Suiza, porque aquí el caso de Odebrecht sí fue noticia, pero al fiscal que lo estaba investigando lo corrieron. Si bien hubo casos de corrupción, de financiamiento electoral, en nuestro país aún no hay consecuencias”.

Asimismo, señaló que el voto obligatorio podría ser una solución que se debe explorar para combatir el clientelismo electoral, la compra del voto y la corrupción en los procesos electorales.

Finalmente, Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del Instituto Federal Electoral, afirmó que el financiamiento ilegal de campañas es el problema más grave de la democracia electoral en México y en muchos países del mundo.

“Todos los demás problemas que existen en el sistema electoral en la democracia mexicana son secundarios, son superficiales, son inclusive triviales frente a éste, que es el principal problema de la democracia electoral que es el financiamiento ilegal y la corrupción en el financiamiento de las campañas políticas”, dijo.

Y advirtió que si no se resuelve este problema que se ha gestado en los últimos años de manera ascendente, el Sistema Nacional Anticorrupción no va a poder dar resultados.

La corrupción gubernamental, agregó Ugalde, no se origina exclusivamente en las campañas, pero ahí se gestan muchas de las complicidades, de los compromisos y de los pagos que una vez en el gobierno las y los candidatos deben realizar.

Comments are closed.