De salida

0

Totalmente en shock quedaron los panistas, luego de las fintas que había hecho Margarita Zavala y finalmente quedaron en que siempre sí se va del PAN y ahora es acusada de ser la causante de todos los males propiciados por el dirigente nacional, sin recordar que los primeros obuses fueron lanzados por el propio Anaya en contra de su mentor Gustavo Madero.

Fue oficial la renuncia de Margarita, quien también de forma oficial fue secundada por el senador José Luis Luege Tamargo, y eso desató la guerra, ahora abierta en Acción Nacional, pero con el objetivo final de tumbar de la dirigencia al imberbe.

La renuncia de la esposa de Calderón fue solamente la gota que derramó el vaso y ahora el PAN es una gordita de horno que se hace morusas y enfrente una crisis de debilidad, la cual muchos panistas consideran que se convertirá en inanición y hasta hay quienes se atreven a decir que podrían perder el registro.

Lo peor de la situación para el presunto líder nacional panista, es que algunos renunciaron, pero de los notables que se quedan en el partido, muchos de ellos están en su contra y algunos le declararon la guerra y los notables cual aventurera, le venderán caro su amor.

Previo a la salida de Margarita fueron muchos los chapulines que saltaron del PAN a otros partidos, pero es notable la salida de la señora Calderón, porque sumó más de tres décadas de militancia.

“Me voy sin rencor. Aquí crecí y aquí he pasado la mayor parte de mi vida. Me llevo al PAN en mi corazón y siempre seré panista (…). Durante dos años pedí un método democrático, transparente y claro que se escuchara a los ciudadanos para tomar una decisión, pedí reglas, lo pedí en público y en privado (…) la respuesta siempre fue evasiva”, reclamó en un video Zavala, acusando a Anaya de entregar las decisión de elegir al candidato presidencial a otros (al Frente Ciudadano).

Como reconocimiento de que logró quitarles el tercer lugar y entregar el segundo, el todavía dirigente panista dijo que “estoy convencido de que es una decisión equivocada, su salida solo beneficia al PRI”.

Zavala y popotes que la acompañan, le reviran a Anaya con la acusación de tomar decisiones unilaterales y en beneficio propio desde la dirigencia nacional, pero poco se acuerdan que desde las filas calderonistas se fraguó la presidencia de Germán Martínez.

Lo mismo ocurrió con su sucesor, César Nava Vázquez, en su designación hubo fractura y guerra ya que un grupo de panistas acusaron a Felipe Calderón de pretender imponer al sustituto de Martínez.

“Estamos en un momento crítico donde, a mi juicio, el partido ha perdido su identidad y se ha alejado de los principios fundamentales. Ricardo Anaya se ha convertido en el López Obrador del PAN”, dijo Luege Tamargo al anunciar su renuncia al partido.

Vale recordar que Luege pretendía ser el candidato panista a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, pero al no ver posibilidades, prefirió dejar el blanquiazul y como Margarita, tomar la vía libre.

El primer día de la semana Luege entregó su carta de renuncia en la sede de Acción Nacional y antes de irse le soltó la flatulencia a su ahora ex líder Ricardo Anaya: “Estamos en un momento crítico donde, a mi juicio, el partido ha perdido su identidad y se ha alejado de los principios fundamentales. Ricardo Anaya se ha convertido en el López Obrador del PAN”.

Sin renunciar al partido todavía y como ayer comentamos, cinco ex goberadores hicieron pública una carta de respaldo a Zavala del Campo y aplaudieron su salida de las filas del PAN:

“Comprendemos sus razones y motivos para emprender esta nueva etapa de su vida pública, acompañamos su decisión y nos solidarizamos con ella. Es una mujer valiente que ha decidido no someterse ni doblegarse, sino hacer historia y dar testimonio de coherencia y determinación. Estamos convencidos de que con su liderazgo podemos construir el México que queremos para nuestras familias”, decía la carta firmada por Fernando Canales, Alberto Cárdenas, Alejandro González, Emilio González y José Guadalupe Osuna.

De los actuales 12 gobernadores que tiene el PAN, solamente tres manifestaron su apoyo y preocupación por la salida de Zavala, se trata del queretano Francisco Domínguez; el gobernador de Baja California, Carlos Mendoza Davis y el de Aguascalientes, Martín Orozco.

Para hacer la guerra desde adentro y buscar que caiga su dirigente, cinco senadores apoyadores de la Zavala, dicen que se quedan para rescatar el partido de las manos de Anaya y le sentencian que “no te librarás de nosotros”.

El movimiento insurrecto surgió por el nombramiento de Ernesto Cordero como presidente de la mesa directiva del Senado, posición que le fue cedida por los priístas, según los fieles de Anaya, porque se trataba de imponer un fiscal general a modo del Presidente Peña Nieto.

Ernesto Cordero, manifestó públicamente sus intenciones de votar por Margarita Zavala y dijo que no tenía miedo de que lo expulsaran del PAN ya que no violaba ningún estatuto del partido.

Rafael Moreno Valle, otro de los aspirantes a la Presidencia de la República y quien junto a Zavala abogaba por una consulta pública como método de elección del candidato que representaría al Frente Ciudadano en 2018 lamentó la salida de la expanista.

“Respeto la decisión, pero no podemos hacer que no pasó nada. Hay que reconocer que las cosas van caminando de forma equivocada. Margarita Zavala no le va a quitar votos a Morena, no le va a quitar votos al PRI; le va a quitar votos al PAN”, aseguró.

El senador panista Ernesto Ruffo Appel asegura que gran parte de la crisis que atraviesa el PAN tiene su origen en la multiplicación de los grupos que han ido escalando posiciones dentro del partido y de la administración pública por un beneficio personal.

El exgobernador de Baja California está convencido de que en los últimos años, a raíz del crecimiento del PAN y con ello la apertura de mayores espacios y oportunidades, ha llegado mucha gente al partido, algunos con interés genuino de colaborar pero otros con meros intereses particulares.

“Hemos aprendido que el poder político trae interesados y que actúan en contra de los que procesan convicciones. La institución es lo que vale, debe de ser siempre respetada y fortalecida”, afirma.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Pedro Castillo

Periodista que cuenta con una amplia trayectoria en los medios de comunicación de la zona Occidente de México, desde 1988 ha colaborado en radio y prensa en distintas empresas de comunicación y grupos informativos.