¿Frente o cola?

0

Finalmente Ricardo Anaya logró quitarle al PRI el tercer lugar en las preferencias ciudadanas, tal vez también haya logrado la candidatura presidencial, pero su partido no ganará y hasta Margarita Zavala lo va a desplazar en las preferencias, como lo indicaban las encuestas y el imberbe lo sabe.

Anaya se enfrentó con las flotas de Moreno Valle y de Calderón, quienes realmente lograron los triunfos en gubernaturas el año pasado con sus equipos; cinco de siete fueron triunfos con los equipos del ex presidente Calderón y el ex gobernador poblano.

Al payasito de la tele ya le queda solamente abrir el proceso, como se lo demandan sus presuntos aliados los perredistas y los del partidillo de Dante Delgado, porque también tiene en contra a los gobernadores de Durango, José Rosas Aispuro; a su paisano queretano Francisco Domínguez; a Carlos Mendoza de Baja California Sur y Toñito Echevarría, de Nayarit, quien recibió todo el apoyo de Moreno Valle.

También son parte del grupo de Moreno Valle, los gobernadores de Tamaulipas, Francisco García; el de Puebla, Antonio Gali; de Quintana Roo el priísta Carlos Joaquín aunque no milita en el PAN, en tanto que el de Aguscalientes, Martín Orozco, es del grupo calderonista y simpatizante de Margarita Zavala.

A los dizque aliados del Frente Ciudadano, Ricardo Anaya les presumió para promocionarse, que al frente de su partido ganó sete gubernaturas, pero no son de su grupo José Rosas Aispuro, Francisco García Cabeza de Vaca, Antonio Gali Fayad y Carlos Joaquín, éstos morenovallistas y Echevarría el de Nayarit, se enfila con los calderonistas, en cuyo grupo también se encuentran Francisco Domínguez y Carlos Mendoza Davis, anteriores a la era de Anaya en la dirigencia nacional panista.

Los otros panistas son de grupos distintos al de la dirigencia, tales como Miguel Márquez, de Guanajuato, encuadrado en El Yunque; Federico Kiko Vega, de Baja California, que es parte del grupo de panistas llamados tradicionales; Javier Corral, de Chihuahua, es conocido como el único panista de izquierda.

Y Miguel Ángel Yunes, de Veracruz, fue parte del grupo de Gustavo Madero, expresidente nacional del partido, pero en los últimos meses trabaja junto con Ricardo Anaya, aunque no en todos los temas y quien según los conocedores de la bestia azul, podría darle la espalda al imberbe.

A los reveses para Anaya, se suma una carta firmada el domingo por cinco ex gobernadores, quienes están con Margarita o Moreno Valle: de Baja California, Alejandro González Alcocer y José Guadalupe Osuna; de Nuevo León, Fernando Canales Clariond; y de Jalisco, Alberto Cárdenas y Emilio González Márquez.

El jueves pasado, el senador Ernesto Cordero, líder de los calderonistas en el Senado, aseguró que Ricardo Anaya tiene el control de la estructura del partido, pero los votos se los lleva Margarita Zavala, y la pertenencia política de los actuales gobernadores y las simpatías de los ex mandatarios estatales parecen darle la razón.

Dicen algunos analistas que Dante es el papá del Frente y la Barrales y Anaya sus hijos, a quienes ha paseado como si estuvieran en Frentelandia, porque el rumbo no se define y estamos al cuarto para las doce.

Para lograr que funcione el Frente, deben pactarse acuerdos debidamente registrados ante el INE en este caso, para que ya se conozca la oferta política o de gobierno que pudiese resultar atractiva para el electorado.

La otra vía, la fácil, fue la tomada por los chiquillos que vieron en Dante Delgado al papá de los pollitos y la estrategia fue firmar un escrito, pero hasta hoy los hechos parecen darle la razón a los críticos, quienes dicen que el agua y el aceite no se mezclan.

Se prevé más diputados que lleguen a la curul por la vía independiente, porque por ahora las cámaras, tanto de Senadores como Diputados, se encuentran con cientos de cajas llenas de papeles con iniciativas, que no satisfacen las demandas sociales, son iniciativas hechas en base a ocurrencias.

Por ley es obligación de los partidos políticos, el registro de una plataforma política, donde se contengan las propuestas de campaña y posicionamientos sobre determinados temas, pero dichos documentos son tan extensos e incomprensibles, como el lenguaje de los políticos, quienes a los periodistas nos piden objetividad, pero ellos son subjetivos.

El cuento comienza cuando en plena campaña en el Estado de México, los dirigentes de PAN y PRD, en lugar de unirse para derrotar al enemigo común, anunciaron la creación de un frente que está a punto de declararse nonato. Descuidaron sus campañas en ese presente y se pusieron a planear, pero como los zopilotes, dando vueltas y en las alturas.

Las actividades de los dirigentes de los partidos presuntamente aliados, consistieron en sentarse en alguna mesa para leer algunos manifiestos, tomarse un chingo de fotografías y presentar sus capacidades histriónicas, pero nula capacidad política. Nadie les creyó, porque ya nadie cree en los políticos.

Como ecos de lo ocurrido en el centro, son las posibles candidaturas del Frente, despreciado por el PAN Jalisco y arropado con posibilidades por órdenes de Raúl Padilla, el dueño del sol azteca en nuestra entidad, pero también se pelean al interior.

Ejemplo de lo anterior es la bufalada que tira a desbancar el bastión priísta de la zona metropolitana, donde ya se encuentran apuntados para la candidatura del partidillo, un tal Ernesto Ángel Macías, coordinador en la villa alfarera, pero que se encuentra fuera porque no cubre el requisito estatutario.

Es tan poco discreto el amasiato del partidillo con la Universidad de Guadalajara, que ya le pusieron enfrente al rector de la Universidad de Guadalajara, la posibilidad de enfrentar en la próxima elección a Francisco Ayón, quien iría por el PRI. Tonatiuh Bravo Padilla, podría ser uno de los dos perfiles que registre el partido como candidatos al Senado para el 2018, como exigencia de Padilla López para dar el apoyo a Enrique Alfaro.

Mientras tanto la dirigencia estatal encabezada por Raúl Vargas, refrendó la posibilidad de aliarse con panistas y los del partidillo, en la reunión mediante la cual dieron la voz de arranque para los suspirantes a las candidaturas.

El método de selección será con la mitad de los suspirantes por voto directo y el otro cincuenta por ciento por el Consejo Estatal, para todos los puestos locales, es decir, diputaciones y planillas para munícipes.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar