Con dinero y sin dinero

0

Buscan hacer bolas el engrudo, pero las bravatas entre las dirigencias de los partidos, podrían hacerles regresar algo de lo mucho que despilfarran y disfrutan, con una punta del tricolor, podrían llegar los primeros 258 millones de pesos a un fideicomiso que sería destinado a la reconstrucción de viviendas afectadas por los sismos.

El PRI prometió que este lunes, formalizaría ante el INE su renuncia al dinero de sus prerrogativas correspondientes a lo que resta del presente año y sin duda los demás institutos políticos podrían, o tendrían que seguir el ejemplo.

Como quien le quita un pelo a un gato y nada que salga de los bolsillos de los dirigentes, pero algo es algo, dijo el diablo, pero finalmente porque la había, encontraron la vía para dejar de percibir una pequeña parte de lo que se embuchacan.

Como ya lo han hecho, los integrantes del llamado Frente Ciudadano, buscan perder la ruta de renuncia de dichos recursos, mientras el presunto dirigente nacional del tricolor, grita a los cuatro vientos que los demás partidos pueden hacer lo mismo: seguir el ejemplo tricolor y demostrar que la Patria tiene un soldado en cada hijo, algo ya bien demostrado por la sociedad civil.

Como en el son de la negra, los partidos de oposición dicen a través de sus jerarcas, que también quieren colaborar con algunos milloncitos de pesos, pero solamente dicen que sí, pero no le dicen cuando.

Como en una especie de harakiri, el PRI podría quedarse con las arcas vacías, pero solamente este año, porque ninguno ha dicho que darán parte del presupuesto ya etiquetado para los partidos políticos, a recibir para el 2018.

La demanda de recursos crece, pero de inicio se había encontrado con la falta de disposición de los partidos para solidarizarse con los damnificados y todos hicieron oídos sordos, porque del presupuesto 2018, ni un pellizco.

Para el siguiente año los partidos políticos tienen a su disposición, casi cuatro mil 300 millones de pesos para sus actividades ordinarias, a los cuales se agregan otros dos mil 148 millones, asignados para las campañas, lo cual significa un cincuenta por ciento más del financiamiento ordinario, cifra que supera en conjunto a la partido asignada al Fondo Nacional de Desastres (Fonden) en el presente año.

El dinero al cual se refiere el PRI y al cual renunciaría es parte del presupuesto de este año, porque el otro todavía no existe, porque todavía no se entrega y ni siquiera se ha discutido en el Congreso, porque el Presupuesto de Egresos de la Federación tiene de plazo para definirse hasta el 15 de noviembre.

Pero sí se pueden regresar las prerrogativas del último trimestre del año y en conjunto suma 985 millones de pesos, los cuales en caso de que los dirigentes de los partidos se muestren espléndidos, bien podría paliar en algo la necesidad de vivienda de las familias damnificadas por los desastres naturales.

Los igualados dirigentes y dirigentas de los partidos políticos, en su politiquería y porque tienen mucho dinero no saben hacer cuentas. Olvidaron que todavía van a tener descuentos por las multas que le deben al INE y en su ignorancia, metieron al INE al mismo costal, como si el Instituto fuera un partido político más, partidillo como el PES o PT y MC.

El INE no puede cambiar las partidas, porque si bien recibe los recursos de la Federación, solamente hace llegar las prerrogativas, porque ya van etiquetados por disposición constitucional y no forman parte del presupuesto de la institución.

Podrían luego decir los jerarcas de los partidos que quisieron pero no pudieron, porque se requiere la intervención de los legisladores, dada la prohibición para los partidos de hacer donaciones o entregar recursos directamente a la población.

Solamente hay que imaginarse a los dueños de los partidos como Dante Delgado, El Peje o Enrique Alfaro, con facultad para construir vivienda o de forma legal entregar las despensas a la gente de escasos recursos.

De inmediato iniciaría otra guerra más cruenta que la normal que vemos en las campañas políticas, porque si pensamos mal, los recursos se utilizarían de forma facciosa para comprar votos e inducirlos para diversos sectores de la población.

Por eso la presión no debe dirigirse hacia el INE, sino a los diputados que tienen en las cámaras todas las facciones del poder. Ahí se encuentran las atribuciones que otorga la Constitución para los partidos políticos, cámaras empresariales e industriales y la bancada de Televisa y TV Azteca.

Con la solicitud del tricolor y tal vez con algún otro partido que siga el ejemplo, en la presente semana serán más intensas las pláticas en el INE, porque los demás partidos al enterarse vía sus orejas infiltradas, iniciaron el plan para manifestar la propuesta de que todos los partidos políticos regresen el cien por ciento de las prerrogativas correspondientes el cuarto trimestre de este año.

Adicionalmente, las reuniones entre partidos e INE deberán diseñar un mecanismo transparente de control y auditoria y así verificar que los recursos vayan estrictamente al apoyo de damnificados de los terremotos.

Consejeros del INE, encabezados por su presidente Lorenzo Córdova, informaron que será este lunes cuando el PRI, de manera oficial, haga oficial que está en disposición a renunciar a sus percepciones de octubre, noviembre y diciembre próximos (258 millones de pesos).

Previamente, Acción Nacional, PRD y Movimiento Ciudadano habían manifestado como Frente que están dispuestos a que se deje de utilizar recurso público en partidos, que deberían ser financiados por aportaciones voluntarias de sus militantes.

Después de analizar este tipo de propuestas, el INE concluyó que sí es posible destinar los recursos de los partidos para que de inmediato se destinen en apoyo de los damnificados.

Andrés Manuel López Obrador anunció que Morena destinaría 103 millones de pesos de sus prerrogativas a los damnificados, pero a través de un fideicomiso que coordinarán intelectuales y  escritores.

“El dinero de los partidos debe ir a los damnificados, pero López Obrador insiste en dar directamente ayuda. Eso da pie a clientelismo y compra de voto”, acusó sobre esto el perredista Fernando Belaunzarán.

El Partido Verde también que donará 85 millones de pesos de sus recursos de campaña a los damnificados.

Los partidos del Trabajo, Nueva  Alianza, y Partido Encuentro Social tampoco han confirmado si donarán o renunciarán a determinada cantidad de sus prerrogativas para canalizarlo a la reconstrucción de los daños que causó el sismo.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar