Hartos por inseguridad

0
El martes en calles de la colonia Quinta Velarde, muy cerca del núcleo universitario donde se encuentra el CUCEI, preparatorias y un Cecati, un estudiante fue la enésima víctima de la delincuencia común, hechos violentos incrementados ante la incapacidad de la policía municipal para prevenir el delito y de la Fiscalía para realizar las investigaciones y castigar a los transgresores de la ley.
Panchito, un joven estudiante de nombre Francisco Álvarez, brillante alumno de preparatoria y becado para estudiar idiomas en Proulex de la Universidad de Guadalajara, fue abordado por un malandro, quien le exigió la entrega de su teléfono móvil pero éste se resistió y recibió lesiones que al final le causaron la muerte.
Según el reporte, Panchito caminaba por la calle Río Madeira, cuando fue asaltado y asesinado. El agresor debido a la falta de vigilancia, pudo escaparse de forma impune, en tanto que los vecinos llamaron a los cuerpos de auxilio, pero el personal de la Cruz Verde llegó pero poco pudo hacer para salvar la vida del estudiante de 17 años.
La comunidad estudiantil de la Federación de Estudiantes Universitarios y la rectoría a cargo de Tonatiuh Bravo Padilla, alzaron la voz para la insoportable inseguridad en Guadalajara. El rector general de la UdeG, escribió en su cuenta de Twitter:
“Lamentable el asesinato de nuestro alumno de la Prepa Tonalá del @sems_udg, Francisco Álvarez. Todo el apoyo de @udg_oficial a su familia”. Y agregó: “La @udg_oficial hace enérgico llamado a autoridades para hacer justicia por Francisco, un talento universitario que murió al ser asaltado”.
De su parte el presidente de la FEU Jesús Medina Varela, reaccionó de forma más enérgica: “Hoy por la tarde uno de nuestros mejores estudiantes de la preparatoria de Tonalá fue asesinado; víctima de la delincuencia que azota todos los días a nuestra ciudad. Desde la FEU condenamos los hechos y convocamos a la comunidad universitaria a juntos tomar medidas y exigir seguridad”.
Y aunó: “Responsabilizamos de manera directa al Estado y a los gobiernos locales de este suceso. Exigimos que hagan su trabajo y garanticen la seguridad de todos los ciudadanos y estudiantes. ¡No más violencia, No más asaltos, ya basta de vivir con miedo, las y los estudiantes queremos paz! ¡YA BASTA!”.
Su mensaje en redes lo dirigió al gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz y al fiscal, Eduardo Almaguer Ramírez, así como al alcalde tapatío, Enrique Alfaro Ramírez y a su comisario de la Policía, Salvador Caro Cabrera.
Como siempre los funcionarios de todos los niveles, hicieron bolas del engrudo, desde el secretario general de Gobierno Roberto López Lara, quien respondió sobre el caso: “es la parte que se está investigando, si fue por robo a un celular (…) todo hecho delictivo es grave y tenemos que estar atentos para implementar políticas públicas para fortalecimiento de las instituciones y sobre todo de la seguridad de los ciudadanos de Jalisco”.
Mientras los familiares del joven se la mentaron, el gobierno de Enrique Alfaro Ramírez respondió: “La Comisaría de la Policía de Guadalajara lamenta profundamente el fallecimiento de un joven a manos de un delincuente en hechos ocurridos el pasado martes en la colonia Quinta Velarte. Desde el primer momento nos encontramos colaborando en las investigaciones con la Fiscalía General para lograr la detención del presunto responsable de este reprobable hecho”.
El comisario de seguridad de Guadalajara no dio la cara y la respuesta fue comunicado institucional, en el cual se asegura que se encuentran “colaborando” en las investigaciones con la Fiscalía.
Por tratarse de un alumno destacado, toda la sociedad reprobó no tanto el hecho porque esto es cotidiano, sino a ineptitud de las autoridades de Guadalajara para combatir como aseguraron al inicio de la administración, la inseguridad, cuyos índices lejos de disminuir, aumentaron en gran porcentaje.
La secretaria de Integración y Desarrollo Académico de la FEU, Yesenia Nayeli Berber Orozco posteó en su Facebook: “Hoy la preparatoria Tonalá, la UdeG y los jóvenes estamos de luto. Qué impotencia, coraje y tristeza me da el saber que no podamos sentirnos seguros al salir de nuestra casa y regresar con bien. Ni una víctima más. #FranciscoÁlvarezQuezada mucha fuerza y pronta resignación para su familia”.
Entre las miles de voces que reprueban a la comisaria de seguridad pública de Guadalajara, destacó la de Édgar Guzmán, miembro del anterior comité ejecutivo de la FEU como secretario de Asuntos Jurídicos, quien expresó: “La UdeG está de luto, la juventud está de luto y las instituciones del Estado están dormidas cuando deberían estar haciendo su trabajo”.
En este reciente caso hubo quien levantó la voz, pero no es el único caso de sucesos ocurridos en Guadalajara. Ya en los primeros días de junio, otro caso grave que pasó desapercibido y que ratifica la incapacidad de la policía tapatía, fue el de otro joven, también de 17 años.
El joven esperaba en la parada del camión en pleno centro de Guadalajara, la avenida 16 de Septiembre al filo de las ocho de la mañana, cuando se le acercó un sujeto que le exigió le entregara su celular, igual a Panchito éste se resistió y recibió una cuchillada que terminó con su vida. Todavía no se reporta la detención de alguno de los culpables, con posibilidad de que sea el mismo.
El pasado domingo, los universitarios se movilizaron para darle el apoyo a Enrique Alfaro en la costosa farsa de ratificación de mandato y el rector de la Universidad Tonatihu Bravo, presumió su voto a favor de la ratificación de Alfaro y su comisario Salvador Caro Cabrera.
Más que los directivos de la Universidad, han sido las sociedades de alumnos quienes han hecho llamados
Nos leemos el lunes
a las autoridades tapatías para que ya se pongan a trabajar, en el mejoramiento de las condiciones de seguridad, principalmente en los alrededores de los planteles escolares, pero todo ha topado con oídos sordos.
Antes hubo otros casos impactantes, como el de María Fernanda, quien en pleno pleito con las autoridades, esa vez con las estatales, por mejorar el servicio de transporte público, con reciente incremento a las tarifas y del cual dio marcha atrás el gobernador mediante decreto, cuando un pesado armatoste de la ruta 380 arrolló a María Fernanda.
Un sonado caso más pero foráneo, fue el de Ricardo Esparza Villegas, quien fue asesinado presuntamente por policías, mientras asistía a una edición del Cervantino en octubre de 2014. Este fue detenido por policías de Guanajuato y horas después fue encontrado muerto. La UdeG exigió una “inmediata investigación” a las autoridades de ese estado y al de Jalisco. Todavía no se esclarece dicho caso.
Nos leemos mañana.
 
¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Pedro Castillo

Periodista que cuenta con una amplia trayectoria en los medios de comunicación de la zona Occidente de México, desde 1988 ha colaborado en radio y prensa en distintas empresas de comunicación y grupos informativos.