Dizque bien

0

En cada encuentro de autoridades con empresarios, el evento sirve para tirarse cebollazos y flores, con un supuesto crecimiento para redundar en progreso para los jaliscienses, pero la realidad es otra, conforme a las cifras que no quieren ver ni el gobierno ni los empresarios.

Con el efecto Trump a principios de este 2017 y desde la campaña en 2016, el orate logró con su discurso, desestabilizar a nuestra economía, con pérdida de 372 millones de pesos, los cuales habrían podido generar más de mil 700 nuevos empleos.

En este bienio, se cayeron 16 proyectos de inversión privada, y que habían sido anunciados por el gobierno estatal, en contraste con las tres cancelaciones de los tres años anteriores.

Según los números de las organizaciones empresariales, el año pasado fueron ocho los planes de inversión no concretados en Jalisco, los cuales habrían generado al menos 900 plazas laborales que según la alta burocracia del Estado se habían proyectado.

Este valladar a las iniciativas de inversión ya arrancadas, con proyección desde el año pasado, lejos de librarse propició como daños colaterales, a otros planes de negocio, conforme los registros desvelados por el Consejo Estatal de Promoción Económica de Jalisco (CEPE) en el recurso 856-2017.

Hasta junio del presente año, el Gobierno del Estado recibió la notificación de suspensiones o cancelaciones de otros ocho proyectos privados y con ello igualaron los proyectos fallidos de todo 2016, por un monto de aproximadamente 224 millones de pesos, con la promesa de crear al menos otros 800 empleos.

Los giros cancelados son de diferente tipo, entre los cuales se encuentran los de alimentos y bebidas, empresas vinculadas al sector de la agroindustria, a la cual se incluye entre otras, del ramo farmacéutico.

Las inversiones más cuantiosas fallidas son en el sector textil, la compañía Multielast, por un monto de 39 millones de pesos y una visión de 200 empleados potenciales, además de Arcos Bajío Inmobiliaria del sector industrial por otros 26 y medio millones de pesos y 270 plazas laborales.

Una empresa más cancelada fue Plásticos y Derivados del Country, del sector industria, con 23.7 MDP y 50 empleos; y la de Meosa Construcciones, del sector alimentos para animales, por 20.7 MDP y 20 plazas, las cuatro localizadas en el municipio de Acatlán de Juárez.

Le sigue en quinta posición por el monto de inversiones, la de Plastic Más Campo, del sector agroindustria, por 18 MDP, que arribaría a Zapotlán el Grande con 75 empleos y también fue cancelada el año pasado.

Fueron cinco en el primer semestre del presente año con inversión mayor: La de Loma Lasetex, del sector textil, por 120 MDP, que iba a llegar a San Miguel el Alto con 80 empleos.

También la de Mevi Aguacates, en la agroindustria, por un monto de 30.8 MDP, para el municipio de Zapotlán el Grande, con 140 empleos y quedó en veremos, entre otras de menor inversión.

Tres más también estaban proyectadas para ubicarse en el municipio de Zapotlán el Grande, esta del ramo de agroindustria con inversión de casi 30 millones de pesos y cincuenta empleos ofertados; la de Orofrut del sector alimentos, que tenía 20 MDP detrás y otros 139 empleos y finalmente Profesionales en Servicios Industriales, del sector agroindustria, que prometía 13.5 MDP además de la generación de 20 empleos.

Según el estudio publicado por Reporte Índigo, se analiza todo el mandato del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz desde el inicio de la administración en 2013, cuyas pérdidas en inversiones suman ya más de 788 millones de pesos y se habían proyectado en 19 partes, pero que finalmente no se concretaron.

Se trataba al inicio de la administración de Arstóteles, de crear casi dos mil cien plazas laborales en 19 proyectos distintos de inversión privada, pero que se suspendieron o cancelaron, de acuerdo a los registros del CEPE, institución que tiene acceso a la información, pese a que tiene más facultades en el rubro la gubernamental Secretaría de Desarrollo Económico (CEDECO).

Por si fuera poco, a los proyectos fallidos ya mencionados, se le debe sumar el que se dio por perdido hace tres años de la empresa Frutas Alfa, del sector agroindustrial, que contaría con un capital de 9.2 MDP y 30 nuevos empleos para el municipio de La Barca.

Además otros dos suspendidos o cancelados el año antepasado, los dos del sector alimentos y bebidas, uno el de la Chocolatera de Jalisco, el cual prometía una inversión de casi 400 millones de pesos y 300 empleos proyectados para el municipio de Acatlán de Juárez y otro, el de Technological Improvement, con 7.5 MDP y 60 empleos para La Barca.

No se especifican en los informes del CEPE con detalles sobre las causas que llevaron a cancelar o suspender las inversiones, pero se han elaborado estudios específicos sobre el tema, pero que no dan mucha luz.

Se da el caso de la Encuesta de Empresas de Jalisco 2015 “Barreras a la inversión, al desarrollo empresarial y a la creación de empleo en Jalisco”, que elaboró en conjunto el Consejo de Cámaras Industriales del estado y la Organización Internacional del Trabajo, documento en el cual fue elaborado un Índice de Relevancia de Obstáculos del Entorno de Negocios, con el que se obtuvo la siguiente conclusión:

“Vemos que los tres obstáculos más importantes en el ambiente de negocios de Jalisco, según las empresas de la muestra, son los costos de los insumos y servicios, la competencia de negocios informales y la poca demanda de mercado. Le siguen en orden de importancia los temas de inseguridad y delincuencia y problemas de trámites con el gobierno”.

En términos de delincuencia que impacta al empresariado, Reporte Índigo ha informado que en este gobierno se han cometido 930 robos de carga pesada con productos valuados en al menos mil 162.2 MDP; y que los asaltos a trenes pasaron de nueve en la pasada administración a 181 en esta.

Con todo ello, la inseguridad persiste como talón de Aquiles en Jalisco, pero con mayor énfasis en Guadalajara, donde no ha sido capaz el alcalde, de nombrar a un comisario de seguridad pública, capaz de enfrentar ni siquiera a los delincuentes comunes, pésame que no puede dar el fiscal general del Estado, Eduardo Almaguer Ramírez..

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Pedro Castillo

Periodista que cuenta con una amplia trayectoria en los medios de comunicación de la zona Occidente de México, desde 1988 ha colaborado en radio y prensa en distintas empresas de comunicación y grupos informativos.