Contacto con la naturaleza es uno de los grandes atractivos de PV

0

-Las montañas, la selva, los ríos y el mar son una experiencia cautivadora para los visitantes.

Desde el mirador de La Cruz en el Centro de Puerto Vallarta, la Sierra Madre Occidental es un extenso manto verde sobre el cielo azul salpicado de nubes que desciende suavemente hasta las tibias aguas de la bahía de Banderas. En el panorama exuberante de la selva tropical, hay una diversa variedad de actividades que pueden realizar los viajeros en este destino.

La subida al mirador es una experiencia que inicia en el Centro de la ciudad; conforme se asciende por la calle Abasolo se tienen diferentes perspectivas del puerto, de sus techados rojos, de sus cúpulas. En un funicular se puede continuar el ascenso, pero para los más esforzados el último tramo de escaleras tiene su digna recompensa: una impresionante vista del puerto -de las colinas del sur a las playas del Norte- en una enorme herradura de arena y palmeras.

En la cima se tienen grandes vistas tanto del océano Pacífico como de las montañas, en una combinación extraordinaria que da identidad natural a este destino turístico.

Las caminatas por las playas y la selva a través de las montañas son una de las grandes experiencias que ofrece Puerto Vallarta a sus viajeros. Se recomienda hacerlas temprano por la mañana antes de que el sol llegue al cenit, o ya avanzada la tarde para disfrutar el espectacular atardecer sobre el Pacífico.

En cuanto a actividades en el mar es posible, además de nadar, practicar esnórquel, buceo, Stand Up Paddle (SUP), kayak o rentar un jet sky, además de las muchas opciones de paseos marítimos en alguno de los diferentes barcos que realizan recorridos por la bahía de Banderas, desde una lancha hasta el Marigalante, barco pirata réplica de un galeón español.

En la navegación es posible observar la diversidad de fauna que habita en esta región, por aire los barcos son escoltados por gaviotas, fragatas y pelícanos; en el mar el viajero puede observar mantarrayas, delfines, peces vela, tortugas… y durante el invierno ballenas jorobadas. Además de las coloridas variedades de peces que habitan en el Parque Nacional Los Arcos de Mismaloya y en las playas del sur como Las Ánimas o Yelapa.

A través de las montañas, serpenteando a lo largo de varios kilómetros varios ríos descienden hasta dejar su caudal en la bahía. A lo largo de su camino van brincando rocas y refrescando parajes en medio de la selva, es posible visitar algunos de ellos en caminatas o recorridos que incluyen la tirolesa o canopy, para cruzar las montañas deslizándose en cables de acero.
Para combinar las posibilidades de explorar cielo, mar y tierra, el tradicional paseo en “parachute” permite tener vistas de las montañas y del horizonte verde-azul en un amplio recorrido en lancha.

Asimismo para los más osados, este destino ofrece paseos a caballo a las cascadas de Quimixto, tours en vehículos todo terreno (uno de ellos para recorrer un puente colgante vehicular de 450 metros de lagro); recorridos en lancha rápida con giros de 360 grados e incluso saltos en paracaídas.

Sin lugar a dudas quienes descubren Puerto Vallarta quedan encantados con las múltiples experiencias que les ofrece el destino de playa más mexicano; un puerto hospitalario donde la naturaleza es parte integral del encanto, la selva y el mar rodean a los viajeros en un gigantesco abrazo.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Pedro Castillo

Periodista que cuenta con una amplia trayectoria en los medios de comunicación de la zona Occidente de México, desde 1988 ha colaborado en radio y prensa en distintas empresas de comunicación y grupos informativos.