¿De veras pueden en solitario?

0

Aunque coquetearon con panistas y perredistas con el asunto del multimentado frente amplio, dicen los verdes que van a presentar candidato propio para la elección del próximo año, pero tradicionalmente han estado a la sombra de los partidos principales.

Tienen ya 26 años de fundado, con historias paralelas con el PT por aquello de la pérdida de registro, pero con violaciones repetidas a la ley y con millonario costo de nuestras contribuciones, por más de cinco mil millones de pesos.

El Verde, como otros partidillos han dado más dolores de cabeza que utilidad para la política en México. Es de loa chiquillada, junto con el PT y MC, además de los nuevos, a excepción de Morena, único que ha registrado crecimiento en los últimos años.

Yo digo que no pueden solos porque siempre han jugado en alianza con otros partidos y en caso contrario, los niños verdes de la familia González, no tendrían las prebendas de las cuales gozan.

El nacimiento oficial del PVEM se remonta a 1991, con participación de candidatos verdes a Senador, diputados y asambleístas del Distrito Federal, con resultado magro de 1.48 por ciento de la votación total. Ni siquiera para el registro les alcanzó.

Los verdes recuperaron su registro en 1993 y con su candidato Jorge González Torres a la Presidencia, dueño de las Farmacias Fénix, quien logró la irrisoria cantidad de 327,313 votos, es decir el 0.93% de la votación total emitida. Ni siquiera el uno por ciento.

Escarmentaron y para la siguiente elección presidencial, su alianza fue con el PAN con la postulación de Vicente Fox Quesada, luego de haber perdido la del 88 con Cuauhtémoc Cárdenas como candidato.

En la siguiente la regaron y se fueron con el PRI para apoyar al fallido Roberto Madrazo Pintado en 2006, lo cual les sirvió de mucho, porque los votos se contabilizaban por coalición y no por partido, lo cual les valió para mantener el registro.

Con la reforma de 2007 las reglas del IFE cambiaron y la contabilidad ya no sería por coalición sino por partido y ya para 2012 le dieron su apoyo a Enrique Peña Nieto en una nueva coalición con el PRI.

Con el PRI le ha ido tan bien al PVEM, que lograron convencer a la cúpula priísta de postular con sus siglas al candidato de la coalición y pueden presumir de que ya ganaron una gubernatura con Manuel Velasco Coello, pero con los votos de sus aliados los priístas.

Eso les importa una chingada, porque el negocio de los partidos políticos, es igual al de los curas con la limosna para la construcción del templo. Nunca lo terminan y siguen mamando de la ubre, en el caso de los partidos, del dinero público a través del subsidio vía Instituto Electoral.

A la fecha llevan recibidos por prerrogativas a partir de 1997, más de cinco mil millones de pesos como financiamiento público, conforme a la base de datos del antes IFE y hoy Instituto Nacional Electoral.

Esto significa que además de mantener a los zánganos de las dirigencias de los partidos, les pagamos la luz, los sueldos de chalanes, renta de oficinas, gastos de campaña, capacitación para su militancia, publicaciones y realización de foros.

Es el Verde uno de los más multados por violaciones a las leyes electorales, entre las cuales se encuentran los boletos de cine, utilitarios como relojes, lentes, papel para la envoltura de las tortillas, espectaculares, spots, tuits pagados y rebase de tope de gastos de campaña.

Los spots de un tal Herrera, son parte de los no pagados, pero hace poco tiempo contrataron tiempo en radio y televisión, para difundir los supuestos logros de sus diputados, pero tiempo electoral durante el proceso de 2014-2015.

El INE les impuso una multa de 322 millones de pesos por la difusión ilegal de sus spots, pero fueron defendidos por el Tribunal Electoral, bajo el argumento de que los diputados no habían tenido dolo cuando ordenaron los spots y con el descuentazo, la multa quedó en 214 millones de pesos.

Un caso muy destacado fue la multa de 67 millones de pesos por negarse a retirar la campaña “cineminutos” en donde aparecían spots de las acciones del Partido Verde en las salas de cine de todo el país.

El renacuado Miguel el Piojo Herrera realizó una campaña de tuiters en esa misma época, además de las conductoras de un programa matutino para las fodongas de Televisa Andrea Legarreta y Galilea Montijo, pese a la veda por tiempo electoral durante la campaña de 2015. Esas irregularidades merecieron una multa de solamente siete millones de pesos.

Además, por el caso de los “Amigos de Fox”, una red de financiamiento para beneficiar al entonces candidato de la coalición presidencial PAN-PVEM durante las elecciones del 2000, el Partido Verde fue sancionado con una multa de 98 millones de pesos.

El PVEM tiene 38 diputados y 7 senadores y en total, ha sido representado por 168 legisladores desde la 58 Legislatura (1997), según datos obtenidos del Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de Gobernación.

Desde 1997, el Partido Verde ha propuesto 2,317 iniciativas, de las cuales solo se han aprobado 146, el resto fueron desechadas o se quedaron en la congeladora.

Entre las iniciativas que más recordamos está las modificaciones a la ley General de Vida Silvestre que prohíbe el uso de cualquier tipo de animal, ya sea silvestre o doméstico, en espectáculos circenses.

La iniciativa fue promovida por la bancada del PVEM, tanto en la Cámara de Senadores como en la de Diputados, y fue aprobada el 9 de diciembre de 2014 y entró en vigor en julio de 2015.

La nueva legislación causó polémica porque algunos especialistas aseguraron que los animales serían sacrificados debido a que la legislación no contaba con un reglamento que indicara qué pasaría con los animales de circo.

Además, la bancada del PVEM ha dado de qué hablar y no precisamente por sus iniciativas. Para empezar, tanto en la Cámara de Diputados como de Senadores, a sus legisladores se les conoce como la Telebancada debido a que algunos integrantes tuvieron vínculos con el duopolio televisivo Televisa y TV Azteca.

Algunos de estos senadores y diputados son: Ninfa Salinas, hija de Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca; Carlos Puente, jefe de Administración de Convenios Públicos en TV Azteca; Antonio Cuellar Steffan, exdirector Jurídico de Televisa, y Juan Gerardo Flores, exasesor de contenido de Televisa.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar