Fuera de la ZM

0

El manotazo se escuchó hasta Acatlán de Juárez, donde “prestados”, policías municipales dan servicio de escolta a funcionarios municipales. El manotazo fue de Enrique Alfaro, quien fue informado de su caída popularidad como gobernadorcito de la zona metropolitana.

De inmediato ordenó que se intensifique la promoción del partidillo Movimiento Ciudadano fuera de la zona metropolitana, donde sus consultores prevén que perderán la elección de 2018 y eso no le daría para llegar a la gubernatura de Jalisco.

La inseguridad creciente en la metrópoli, pero con cifras muy destacadas en Guadalajara, donde el sheriff Salvador Caro ya no lo aceptan ni sus propios subordinados, se agrega a otros caprichos de Alfaro, éstos costosos como el aferrarse a mantener en el puesto a Caro Cabrera.

Ahora se le ocurrió premiar a los roqueros de la Cuca con una estatua en el Jardín de San Francisco. Presumen el despilfarro de cuatro y medio millones de pesos, aunque los aficionados a la cultura dicen que José Fors, autor de la efigie tiene mucha calidad artística, no así el cantante, mundialmente desconocido.

El cuestionamiento de la ciudadanía al afán de regalar dinero a quienes lo apoyaron en la campaña por Guadalajara, no son tanto por el costo, sino porque las calles antes tenían muchísimos bar, esa es otra discusión que nada tiene que ver con su talento. En síntesis: está plenamente justificado que José Fors sea uno de los artistas invitados a crear una escultura urbana en la baches, pero ahora los baches tienen otros dentro de los propios baches, ya convertidos en cráteres.

Para la regidora priísta rezongona de Guadalajara, Enrique Alfaro inventó un nuevo concepto, el de corrupción cultural, porque ha manipulado a diferentes artistas para sus fines políticos.

Refieren los inconformes que Fors, el cantante de Cuca, quien fue un gran impulsor de la campaña de Enrique Alfaro para la elección del 2015 y consideran que se trata de pago en efectivo de favores políticos, mientras se tienen deficiencias muy notables en los servicios municipales.

“La cultura no está llegando a las culturas más pobres, y no está llegando a los niños más necesitados. Ahí es donde sí conviene invertir para prevenir la delincuencia, en nuestros niños. Desgraciadamente esta parte educativa se está quedando desprotegida”, dijo la regidora.

Tampoco dejó de señalar que la bolsa de casi 30 millones de pesos que se destinarán al arte urbano sería mejor aprovechada si se invirtiera en infraestructura –ejemplificó– que evite las inundaciones de cada año, o incluso al Teletón –al que se le retiró la donación de 10 millones de pesos–, pues forman parte de lo que la ciudadanía exige y necesita.

Los defensores de Alfaro defienden el “macetón” diseñado por el promotor del hoy alcalde de Guadalajara, ya casi ex, porque pronto pedirá licencia al cabildo para dejar el puesto y dedicarse a la búsqueda de ser candidato a la gubernatura de Jalisco.

Expertos en arte critican las políticos de cultura de la administración emanada del partidillo, así como su embate en contra de las tradiciones, al decretar la extinción de las emblemáticas calandrias, para cambiarlas por unos adefesios ya bautizados como “alfarandria”.

El pago de favores políticos no solamente es en Guadalajara, sino en todos los municipios donde ganaron las alcaldías para el partidillo Movimiento Ciudadano, pero destaca el caso de Guadalajara, donde el Comité de Adquisiciones aprobó la compra del adefesio creado por el roquero Fors en millonario precio.

Reporte Índigo reproduce la opinión de un comerciante de la zona: “Que mejor inviertan ese dinero en seguridad, en un asilo de ancianos (…) porque eso no tiene nada que ver. Está como los mugrosos Arcos del Milenio, ¿para qué sirven?, para nada; ni embellecen la ciudad ni nada, al contrario”, expresó un comerciante entrevistado por medios locales.

Pues tal como se recuerda, los hoy conocidos Arcos del Milenio fueron anunciados en 1999 por el entonces alcalde Francisco Ramírez Acuña, con fuertes críticas por su alto costo.

A pesar de que el monumento está inconcluso, sus obras duraron cerca de un lustro, con una inversión final de casi 80 millones de pesos para la obra, y otra inversión de cerca de 2 millones de peos para subsanar las deficiencias con respecto a su instalación.

Las críticas también fluyen por la promoción que José Fors ha hecho a la figura de Alfaro como candidato a la alcaldía en 2015, entendiéndose como un gesto de agradecimiento el pago por 4.5 mdp.

Fors no sólo apoyó la campaña del emecista, también participó en la creación de la canción “Guadalajara, Guadalajara”, con diversos artistas, en busca de la promoción de la fallida marca ciudad que intentó promover el Ayuntamiento de Guadalajara. Aunque en ese momento se aclaró que Fors participó sin que hubiera una remuneración de por medio. Y es hasta ahora cuando se ponen a mano con el cantante de Cuca, pagado con creces.

La Dirección de Cultura del Municipio explicó que el precio de 4.5 mdp incluye no sólo la adquisición de la obra, sino su traslado a la zona del Aránzazu, montaje, un manual de conservación y mantenimiento para el cuidado de la pieza.

“Estamos comprando esculturas de muchos artistas y escultores tapatíos. Compramos una de José Fors, tenemos una de Garval que va a ser espectacular, la gente se va a sentir orgullosa de la ciudad con el proyecto de escultura urbana. Lo anunciamos hace más de un año, no es un tema nuevo, lo que pasa es que ahora están terminando las esculturas” defendió el alcalde Enrique Alfaro.

A esta adquisición se suma otra obra de Ismael Vargas, con un costo de 5 millones 220 mil pesos, así como la de Pedro Escapa, por un millón 392 mil.

De acuerdo con el Ayuntamiento, en su página oficial, estas esculturas forman parte del Programa Arte Público en Guadalajara, que según las autoridades se trata de “una oportunidad para que los artistas le hagan un homenaje a la ciudad y la ciudad le haga un reconocimiento a los artistas”.

Aunque las críticas también han venido desde el sector cultural, ya que se menciona que la adquisición de estas obras se hizo con discrecionalidad y no bajo una convocatoria abierta, pues los artistas hoy contemplados fueron por invitación directa.

“Cualquier acción cultural para la ciudad es buena, pero a las autoridades siempre les fallan los modos, creo que desde el principio todo fue muy subjetivo, muy extraña la invitación a varios artistas, porque no todos son escultores”, señaló el artista Javier Malo en entrevista con el diario Mural.

Nos leemos mañana.

.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar