Despilfarro circense

0

Luego de darse a conocer el presupuesto de tres millones de pesos para el inútil proceso de la llamada ratificación de mandato, le preguntaron a Margarita Sierra acerca de este despilfarro sin utilidad para la ciudadanía, la fémina dijo que le daba flojera siquiera comentar acerca del tema.

Eso encabronó a su patrón Enrique Alfaro y en lo corto instruyó a la presidenta del Consejo de Participación Ciudadana de Guadalajara, para que dijera que con estos tres millones de pesos, consideraba llevar a movilizar a cuando menos 70 mil personas a los 275 centros de votación.

Tal cantidad de sufragantes que se espera acudan a ciegas, porque no saben para qué sirve, costarían 42 pesos cada papeleta, por ello el presupuesto, inicialmente planeado en 600 mil pesos, lo crecieron 500 por ciento.

Margarita reconoce que se apendejaron, porque cuando planearon la partida “nadie había hecho el presupuesto real de lo que significa montar 275 centros de votación, capacitar a mil 500 personas y convocar a 300 observadores”.

En Zapopan no quieren algo tan grande y consideran según el alcalde Pablo Lemus, que con una inversión de 700 mil pesos buscarán que al menos 40 mil ciudadanos se apersonen en los 150 puntos que se extenderán por todo el municipio. En este caso, por cada sufragio se gastarían unos 17 pesos. Resaltó que este monto no se incrementará. Zapopan es el municipio más grande de la zona metropolitana.

“La organización de la ratificación la tiene el Consejo de Participación Ciudadana. Hasta este momento es el cálculo que tiene: que sean solamente 700 mil pesos los que se apliquen en esta herramienta. Nosotros estaremos atentos a que sea un ejercicio austero. Creemos que con los 700 mil pesos lo podemos lograr. Vamos a utilizar las herramientas que tenemos a nuestra disposición para la invitación a la ciudadanía a que participe”, agregó.

Será algo parecido e igual de inútil que la consulta popular sobre la permanencia de la ciclovía en mi barrio del pasado domingo en la avenida Marcelino García Barragán, con presupuesto de un millón 700 mil pesos, con participación de 22 mil 142 personas. Cada papeleta costó 76 pesos.

Los culpables de este gasto inútil en este caso, fueron el Congreso de Jalisco y el IEPC estatal, porque al igual que el ejercicio que harán el próximo mes los ayuntamientos, no tendrá carácter vinculante y lo que expresen en su “opinión”, será solamente una simulación democrática.

El Instituto Electoral y de Participación Ciudadana se vio limitado para realizar el ejercicio, porque la consulta fue para consultar el uso de un bien común; una calle que pertenece al Ayuntamiento y legalmente a la CFE, porque se trata de la ruta de los desaparecidos tranvías.

Los ciclistas tienen ya el derecho de circular con garantías de seguridad y no resulta necesario preguntarles si quieren que se les otorgue espacio exclusivo, como ya lo tiene por ejemplo el choribús de la Calzada Independencia de Guadalajara.

Caso igual sucederá en Puerto Vallarta el domingo 27 de agosto, de manera simultánea a los otros 24 municipios con administraciones emanadas del partidillo, como lo informó en esta ciudad el alcalde de Puerto Vallarta.

Niega Enrique Alfaro que sea para hacerse publicidad, pero para presentar la solicitud organizó otro costoso evento en la Plaza de la Liberación, donde entregó el documento junto con su solicitud de licencia a Enrique Ibarra, con presencia de reporteros, quienes como ya se dijo, incomodaron a Margarita con los cuestionamientos del exagerado presupuesto a ejercer en Guadalajara para la inútil consulta.

En realidad por la fecha en la cual programaron la consulta, los alcaldes del partidillo van a tener oportunidad de promocionar su imagen en los medios de comunicación con cargo al erario, toda vez que la fecha es cercana a la presentación de sus correspondientes informes, a realizarse en los primeros días de septiembre.

Dávalos Peña se placeó por todos los medios a su alcance en Guadalajara, con único tema la “ratificación de mandato”, para muina de su antecesor Ramón Guerrero, quien también se promueve con algunos asuntos en los municipios, pero primordialmente en Puerto Vallarta, donde simula querer de nuevo ser candidato a presidente municipal, pero con la certeza según sus amigos cercanos, de que buscará de nuevo ser diputado.

Mientras los asesinatos aumentan y los robos representan un azote a los municipios gobernados por el partidillo, ellos porque traen guaruras les vale madre y se ocupan de integrar los comités “ciudadanos”, los cuales tendrán la encomienda de difundir, conducir y vigilar la ratificación de mandato, así como capturar, analizar, computar y validar la votación de acuerdo a las disposiciones administrativas que para tal efecto expida el ayuntamiento, con el compromiso de que le digan al alcalde que lo aman, que lo idolatran y que no se vaya.

En cuanto al costo en Puerto Vallarta, se vieron más mendiguillos, porque confiesan que apenas llegará el presupuesto a unos 300 mil pesos, en tanto el alcalde se hace publicidad en todas las formas.

Un asunto que le quita algo de tiempo mientras sus flotas de Desarrollo Social organizan su “ratificación”, es su interés porque la empresa Uber inicie operaciones de forma legal en el puerto.

Los opositores a Uber, sin contar a los taxistas, le ponen un ejemplo al alcalde. Un caso en el cual se le instalan comerciantes en la plaza de armas, basados en un amparo concedido por la justicia federal y que sin pagar derechos y pasando por todos los reglamentos, le hagan competencia a los establecimientos de la zona. ¿Bienvenida la competencia?

De su parte el líder estatal de la CTM Rafael Yerena Zambrano, establece su postura en la ilegalidad de la empresa transnacional y califica como reacción de los taxistas ante el hostigamiento de los choferes de Uber, que invaden los sitios tradicional y legalmente ubicados en zonas estratégicas. Advierte que las agresiones van a continuar, mientras el alcalde dice que los meterá a la cárcel.

Consideró Rafael Yerena Zambrano que en este tema deben hacer su parte las autoridades y no dejar que lo solucionen los particulares, por ello lo que está sucediendo, “ha habido enfrentamientos, se han roto cristales de vehículos, eso no es lo viable para la imagen de Puerto Vallarta”.

Lo que sí aumenta es el sospechosismo por la facilidad que se da a Uber para integrar automóviles a la transnacional, dado lo cual podrían estar involucrados políticos y empresarios. Nadie sabe, nadie supo quiénes son los dueños de autos en Uber.

Nos leemos el lunes.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar