Las pendejadas

0

Enrique Alfaro Ramírez, presidente municipal de Guadalajara ya no siente lo duro, sino lo tupido, pero siempre con el pretexto de que las pendejadas las hacen sus subalternos. La semana anterior en sus vacaciones, trató de corregir las babosadas de su sheriff, quien desplegó un chingo de patrullas para intentar librar a sus policuicos encubiertos.

La semana que terminó, con esa frente brillosa que lo caracteriza, “descubrió” que uno de sus genios de la comunicación hizo una pendejada, muy cara por cierto y por enésima ocasión subió un video donde pone como mal ejemplo a un tipo que le va al Atlas, lo cual le puso en contra a los fans del mediocre equipo tapatío, a quienes ponen como malos ciudadanos. La disculpa oficial salió cuando el video tenía ya miles de visitas y una queja de la Barra 51 por discriminación.

En un video anterior ponen a Juan como el cochinón que tira las bolsas en la vía pública, que le va al Atlas y que propicia con esa suciedad consuetudinaria, que se tapen las alcantarillas y se convierte en presunto violador de las leyes y reglamentos de la otrora perla tapatía.

Como sucedió con la pendejada anterior, la de su comisario de policía Salvador Caro, Enrique Alfaro prometió que la sanción para quien subió el video será ejemplar y mínimo lo pondrán a disposición del Santo Oficio, no por hacer pendejadas de video, sino por tocar la sensibilidad de los atlistas tapatíos.

Las quejas de los atlistas comenzaron y “alguien” le dijo a Enrique Alfaro que en las redes sociales se había hecho viral una serie de críticas de los barristas, pero no solamente de los aficionados al Atlas. Poco después y como siempre, igual que el pedorrro que avienta la flatulencia, el alcalde de Guadalajara salió luego del pedo a ver quién tocaba la puerta:

Aquí lo que dijo en sus redes sociales: “Estamos revisando el tema, cuando menos de inicio un regaño muy fuerte sí, me parece que evidentemente la intención no era esa, pero no se cuidó la forma, la forma manda un mensaje equivocado, la verdad yo no lo había visto, me enteré anoche (miércoles) cuando me empezaron a llegar mensajes a las redes, particularmente de gente de las barras del Atlas a quienes les he ofrecido una disculpa y en cuanto lo vi di la instrucción de que se bajara y por supuesto vamos a ver qué repercusiones tiene”, señaló.

Algunos aficionados dijeron que de haber sabido, ni lo invitan a los festejos del centenario de la fundación del equipo rojinegro y hasta lograron arrancarle, algo muy raro en Enrique Alfaro, cebollazos como el de que lograron hacer un control perimetral en el Estadio Jalisco, mejoraron las medidas de protección civil, pero madrazo de nuevo:

“Yo soy de Chivas, eso siempre lo he dicho, pero nunca ha significado el que le faltemos el respeto a una institución de Jalisco, cada vez que he ido al estadio incluso en los clásicos, con la afición es de respeto”.

Del anterior video del mismo Juan, atlista pero cochino ni hablar, aunque la pendejada fue hecha por el mismo o los mismos genios contratados por el ayuntamiento. La protesta fue por el más reciente video de los cochinos atlistas según los publicistas de Alfaro, con un final en el cual atropellan al perro del aficionado atlista, quien finalmente en lugar de pagar multas por estacionarse en la banqueta, se compra otra playera del Atlas y lleva a su horrible aunque blanco perro a la estética para que le arreglen la greña. Algo así como un final feliz.

El perdón le llegó a Enrique Alfaro de parte del ex jugador del Atlas, Bruno Marioni, quien dijo que el presidente municipal ya había tomado las providencias y pronto presentaría un chivo expiatorio, porque el video se hizo sin su consentimiento (el consentimiento de Alfaro). O sea que los genios de la comunicación municipal de Guadalajara hacen lo que les da su chingada gana, principalmente pendejadas.

Así se trató de disculpar, aunque los atlistas lo perdonaron pero dijeron que hay perdón pero no hay olvido y nos vemos en las urnas:

“El Gobierno de Guadalajara ofrece una disculpa al club Atlas FC, a su afición y a todos los afectados por el video que publicamos ayer en nuestras redes sociales, con el que, lejos de confrontar a los tapatíos, pretendimos llevar un mensaje de cultura vial para propiciar la convivencia armónica en la ciudad”.

Eso de que están lejos de confrontar a los tapatíos resulta más falso que una moneda de tres pesos, al igual que la siguiente parte de la “disculpa”: En este gobierno seremos siempre promotores de la sana convivencia, y de ninguna manera fomentaremos la discordia entre los ciudadanos, dice y remata con la importante noticia de que el video fue retirado de las plataformas oficiales del Gobierno de Guadalajara, pero lo puedes encontrar en youtube.

Como sea debieron enfrentar acciones de manejo de crisis por publicar el video de Juan, supuesto atlista, el cual resulta un estereotipo de un gandalla que viola las normas sociales e invade la banqueta con una Lobo cuatro por cuatro; luego invade la cola de las tortillas con una Vespa y finalmente hasta con la bicicleta molesta a sus vecinos, algo lejos de los educados ciudadanos tapatíos.

Tras el reclamo del club, Enrique Alfaro aceptó que alguien de su equipo cometió “una pendejada”, lo cual nos muestra el florido lenguaje del alcalde en las redes sociales, pero los atlistas le recordaron el mismo Juan, aquel cochino que tira la basura en la calle y es su culpa que haya inundaciones, cantaleta del edil de Guadalajara durante la temporada de lluvias del año pasado.

Los alcoholegas de Guadalajara y cibernautas no le creyeron al alcalde, porque esas pendejadas no se dan al tomarse solamente la selfie, porque tiene un guión, producción costosa y la pendejada ya parece sistemática del gobierno emanado del partidillo Movimiento Ciudadano.

Uno de los comentarios, compartido por miles de usuarios de las redes sociales, fue el siguiente: “Vaya… hasta que aceptan una de tantas pendejadas… ¡¡Hubo progreso está semana!!”.

El incidente que le restará los votos de la Barra 51, fue cobijado por un evento organizado por el DIF Guadalajara y el Consejo Municipal de Fomento al Deporte. La celebración de la primera liga municipal de fut, “Guadalajara Guadalajara” y las clínicas de la Fundación Real Madrid. Pero camisetas del Atlas ni madres.

La promesa es el otorgamiento de 130 becas por parte del municipio para dichas clínicas, también costosas, pero con la selección de un jugador para que viaje a visitar la casa del popular equipo español con todos los gastos pagados, donde podrá visitar no solamente su estadio, sino también el museo y entrenar en sus instalaciones.

Luego salió el peine y el porqué el perdón del atlista ex jugador Bruno Marioni, quien representa al Real Madrid y ni se ofendió por los videos mencionados del cochino y prepotente atlista Juan.

Por lo pronto Enrique Alfaro ya piensa en ser candidato presidencial por el partidillo.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar