Estrictos pero no restrictivos

0

Un fracaso la prevención durante la presente temporada vacacional, dice el mayor López Rivas, que hubo muchos accidentes, lesionados y muertos, con cifras muy superiores en relación a lo contabilizado en el 2016. Un 80 por ciento más de víctimas mortales.

La Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos a cargo de Trinidad López Rivas, presentó el dato de 22 muertos durante los festejos de semana diabla, contra doce registrados el año pasado, pero murieron porque quisieron, porque hubo responsabilidad de las propias víctimas, afirma el funcionario estatal.

“Tuvimos siete personas occisas por inmersión algunas de estas en presas del estado, 2 de ellas en ríos y aquí vemos el descuido de los adultos en la presa Pajaritos donde se ahogó un niño, fueron dos menores y uno en la presa anterior de 15 años, lamentablemente se sigue dando el descuido de los adultos, en el caso de los fallecidos en carreteras lamentablemente fueron 15 personas fallecidas más de la mitad de estas habían consumido bebidas embriagantes”, dijo el mayor.

Se toman en cuenta diez personas fallecidas en un choque ocurrido el sábado 8 de abril en la región Los Altos, pero nueve de éstos eran originario de Puebla y viajaban a Jalisco con intención de disfrutar sus vacaciones en Jalisco.

Pero no solamente es responsabilidad de Protección Civil, sino de la elasticidad del operativo “Salvando Vidas”, porque muchos se les pelan. Igual responsabilidad tienen los vigilantes de las carreteras, donde muchos conductores manejan a exceso de velocidad pese a las recomendaciones de las autoridades.

No hay uniformidad en el criterio de los funcionarios de Protección Civil, como lo demuestran las declaraciones a José Fernando Ortega, en nota publicada por contralinea.net, uno de los más completos portales de Puerto Vallarta, dirigido por la alcoholega Martha Ramírez Ruiz, en la cual el comandante regional de PC Arturo García Pulido, dice, a diferencia de lo declarado por López Rivas: “No queremos exactamente ser tan restrictivos, sin embargo sí hacemos la recomendación de que todas las personas hagan lo posible por acatar las indicaciones que hacemos, principalmente en playas, relacionada a que cuiden a los niños, la ingesta de bebidas embriagantes”.

Agrega la nota del comandante regional, que “el personal de UEPCJ hace todo lo posible para tratar de evitar tener que intervenir en una situación real de rescate toda vez que parte de su labor es el prevenir, aunque cuando ya no hay oportunidad de ello lo hacen y participan de un rescate, que es lo que no se quisiera hacer.

“En estas fechas en las playas hay una ingesta desmedida de bebidas alcohólicas, hay mucha fiesta y queremos que la gente se divierta, sin embargo, nosotros estamos ahí precisamente para apoyarlos, para ayudarles en caso de una situación de emergencia y es por eso que les hacemos tantas recomendaciones tanto en playas como en carreteras”.

En la contabilidad presentada por la UEPCBJ, se afirma que fueran realizados más de diez mil recorridos de vigilancia; se entregaron cuatro mil trípticos; se efectuaron  21 abanderamientos, 58 apoyos mecánicos, 25 reparaciones a vehículos, 20 traslados de vehículos, 18 traslados de personas enfermas, 27 accidentes vehiculares en carreteras, 74 lesionados, 46 atenciones a enfermos, 13 menores extraviados en playas, 18 salvamentos en Playas (13 en Puerto Vallarta y 5 en Costa Sur).

En esta temporada a los vacacionistas les importa una chingada la política y los mochos son cada día menos; los centros de culto ya solamente son atendidos por quienes no tuvieron posibilidad de darse un chapuzón en las aguas, aunque sea en las horrendas albercas del ayuntamiento.

Esto fue aprovechado por los de la naranja agria, uno de ellos el alcalde zapopano, donde el ayuntamiento a su cargo le hizo el fuchi al trámite de la suspensión definitiva en las obras de ampliación de avenida Ángel Leaño, con daños irreversibles al bosque del Nixticuil y fue otorgada por dos juzgados federales.

Por un lado el alcalde grita a voz en cuello que defenderá como López Portillo el peso, los bosques de la zona metropolitana, pero en la realidad, pasa por encima de la lucha del Comité Pro Defensa del Bosque del Nixticuil, ente que enfrenta a desarrolladores inmobiliarios, en los que la clase política de Jalisco tiene oscuros intereses y cuya lucha se remonta a más de una década.

Dicen los integrantes del Pro Defensa, que hace unos días el Ayuntamiento de Zapopan violó una suspensión definitiva que nos concedieron dos Juzgados Federales respecto al proyecto de la ampliación de la avenida Ángel Leaño, en el municipio zapopano. Incluso, material que se está sustrayendo de esta avenida se ha depositado en una cañada del área natural protegida.

“Estas acciones, ocurridas en Semana Santa, en días de asueto, indican que realmente no hay un interés del Ayuntamiento de Zapopan por proteger el Bosque del Nixticuil, sino que está imponiendo esta obra de ampliación de la avenida Ángel Leaño, aprovechando que son días de descanso de las autoridades federal y estatal”.

“Inicialmente se propuso que iba a ser a cuatro carriles pero en días pasados el Alcalde Pablo Lemus ha hablado de una ampliación a tres carriles únicamente… pero es muy mañosa esta nueva propuesta porque en realidad la ampliación continúa con sus medidas originales, simplemente se hacen banquetas más amplias.

“Esta ampliación realmente abarca la zona que colinda directamente con el bosque y una zona que en este momento funciona como una especie de amortiguamiento entre la vialidad y el área natural protegida. Este espacio es muy importante para las personas que vivimos en esas colonias porque de ser eliminada, el impacto entre la vialidad y el área protegida va a ser directo; ya no va a haber nada que pueda aminorar este daño que de por sí ya hay, con la cantidad de coches que pasan por ahí y la cantidad de incendios que se producen por colillas de cigarro que se tiran.

“El Ayuntamiento de Zapopan está poniendo en peligro tanto el derecho de las comunidades al medio ambiente sano, como a la salud de los ciudadanos.

“Entonces, la comuna debe reconocer esta violación, parar las obras y rectificar todos los daños realizados.

“En caso contrario, se dará aviso al Ministerio Público de la Federación”.

Los colonos afectados afirman que se trata de una actitud autoritaria de un tal Pablo Lemus, presidente municipal de Zapopan, con instrucciones del alcalde de Guadalajara: “Sin embargo, una suspensión habla no solamente de la ejecución de la obra en el área protegida, sino también en espacios que tengan un valor ambiental para la colectividad.

“Y en este caso esta franja que está a un lado del área protegida, que funciona como amortiguamiento, está protegida por el Artículo 37 del Ordenamiento Ecológico Territorial de Zapopan.

“Dicho artículo explica textualmente que si una obra se hace en zonas colindantes con áreas protegidas, mínimo debería de haber un amortiguamiento… pero en este caso no lo hay: se está dando una imposición”.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar