Turismo político

0

Las prerrogativas de las cuales gozan los legisladores dan para eso y para más y cuando de gastarse el dinero ajeno se trata, no importa la filiación política y es por ello que los diputados de los principales partidos políticos, decidieron hacer un viaje para “apoyar” a los mexicanos amenazados por Trump con la deportación.

Son del PAN, del PRI y el PRD, quienes no fueron a la calurosa Arizona o la también muy caliente Texas, porque prefirieron sacrificarse en Miami y en Orlando, paradisíacos lugares en donde también hay migrantes, pero no tanto mexicanos como cubanos.

No les resultó atractivo a los sacrificados diputados un viaje a Chicago o alguna comunidad donde los braceros trabajan en el campo de la tierra del Arpaio en Texas, porque también es un pinche calor de la chingada.

Estos pinches diputados de los partidos principales, prefirieron el sol tropical, sudar bajo el ardiente sol playero y los everglades de Florida para manifestar su apoyo a los millones de compatriotas que sufren los embates del de la peluca rubia.

Igual podrían solicitar la información vía electrónica, pero para tener “información de primera mano”, visitaron a las autoridades de la Inmigration and Customs Enforcement (ICE) de Miami, dizque “para conocer a detalle las etapas por las que atraviesan los mexicanos que son detenidos y sometidos a un proceso de deportación”. Ellos son Víctor Giorgana del PRI, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores en San Lázaro, y sus alcoholegas Arlette Muñoz Cervantes, del PAN, y Ericka Briones, del PRD.

Las imágenes de Instagram y del feis, dan cuenta de la visita a los parques recreativos, porque tampoco era cosa de desperdiciar la visita a Miami y a Orlando, además de un bronceado que ya quisieran las divas de los churros de Televisa.

Las maletas regresaron retacadas de souvenirs, no así el portafolio de resultados positivos como producto de la visita a Florida, pero dichos resultados, fueron descritos como el logro de tener ahora “un diagnóstico más claro de las áreas en las que podemos participar las autoridades mexicanas al momento de brindar apoyo a los connacionales”; esto lo dijo la panista Arlette Muñoz.

Claro que el viaje los dejó agotados y por eso es que cada uno escogerá otro destino de playa para descansar, pero ahora en consonancia con la promoción del turismo nacional. La sana intención es conservar el bronceado conseguido en Orlando, donde hay parques de diversiones que no se alcanzan a recorrer en un día.

Son tan agudos estos pinches diputados y diputadas, que “percibieron” el miedo de los mexicanos: “Ante la incertidumbre y el temor que están viviendo los mexicanos que no cuentan con la documentación necesaria en la Unión Americana, las autoridades mexicanas debemos sumar esfuerzos para brindar una mejor asistencia a nuestros connacionales”, exigió la ahora morena legisladora panista. Morena por la asoleada, no porque se fuera a las flotas del Peje.

Pa´ pendejo no se estudia, diría mi abuelo. En la información difundida por los legisladores, dicen que hicieron un espacio de trabajo con la comunidad inmigrante, pero si son inmigrantes ya se encuentran de forma legal, pero les arrancaron un suspiro de alivio cuando les dijeron que “pueden estar seguros que desde la Cámara de Diputados se impulsan acciones para hacer frente a la política migratoria del presidente Donald Trump”.

Pero el gran pinche logro de los legisladores fue por su visita a los cónsules generales de México en Miami, José Antonio Zalbagoitia, y en Orlando, Juan Sabines, quienes asumieron el compromiso de “mantener una línea de comunicación directa y permanente para trabajar de manera coordinada en la defensa de los migrantes mexicanos que están siendo deportados”.

No faltó quien saliera con la crítica para los sacrificados diputados priísta, panista y perredista: Los migrantes mexicanos en problemas se concentran en Texas, Arizona o Carolina del Norte. Pero ahí no hay playas lujosas, ni casinos, ni Disney World. Tal vez es por eso que la comisión multipartidista aprovechó estas fechas para ir a buscarlos a Orlando y Miami. Remata el comentario con el calificativo de sinvergüenzas.

Para no ser cuestionado acerca de las concentraciones de acarreados en la Ciudad de México, acercados por los morenistas y perredistas, también se fue de viaje el jefe de Gobierno Miguel Mancera, pero él sí fue a Los Ángeles, California, donde se reunió con el Major Eric Garcetti.

Sin embargo cada día los migrantes dejan de tener prioridad para el orate inquilino de la Casa Blanca, la de Estados Unidos, no la de la Gaviota y como sucede con los políticos mexicanos, Trump tampoco parece poder cumplir con lo que prometió en la campaña por la Presidencia.

Ya dejó la amenaza de clavarse la lana de las remesas o ponerles nuevo impuesto y cada día que pasa ve más difícil que le puedan dar dinero, como no se lo dieron a Clinton o a Obama para reforzar las vallas en la frontera con México.

Con sus colegas topó como Don Quijote con la iglesia y la renegociación del Tratado de Libre Comercio ya fue pospuesta para el 2018 y ya en la actualidad sus voceros le bajaron el tono del discurso. Ahora dicen que podrían ser benéficos para nuestro país (el de ellos).

Lo que sí logró el presidente norteamericano, fue asustar a los timoratos economistas mexicanos, aunque no tanto para pensar en una recesión, pero sí para que los juniors no puedan estrenar un auto del 2018.

Dicen los altos ejecutivos de Banorte, que decidieron “revisar nuestro pronóstico de crecimiento para este año a 1.1 por ciento. En ese momento, el consenso entre analistas se encontraba en 2.3 por ciento. Hoy está en 1.5 por ciento (de acuerdo a la encuesta que realiza Citibanamex a economistas del sector privado).

Mientras tanto en México las patadas por abajo y arriba de la mesa, se dan entre los candidatos que suspiran a las gubernaturas de tres entidades y las presidencias municipales de Veracruz, pero hay otros aspectos a considerar.

Actualmente el puntero en las preferencias electorales para la Presidencia de México es el Peje y es el parámetro para vaticinar otros resultados en los Estados donde habrá relevo de gobernador, como es el caso de Jalisco.

El puntero en este caso es Enrique N, pero viene la cuña del mismo palo en la persona del mascotense Carlos Lomelí, quien podría ser el candidato de Morena por la gubernatura, luego de que el propio López Obrador apadrinó el ingreso a las filas de Morena del ahora disidente de la bancada del partidillo de Dante Delgado.

Carlos Lomelí fue a tomarse la foto, como único diputado de Jalisco invitado al evento masivo del domingo en el Monumento a la Revolución y quien, les dijo a la gente cercana del Peje, que se encuentra listo para disputar la gubernatura en Jalisco.

Esto representa un fuerte golpe, todavía no mediático pero sí político para las aspiraciones de Enrique N, quien ya inaugura algunas obras, malhechas por cierto, pero que lo ponen en el Aparador, aunque la ciudadanía tiene algunas calles ya sin baches, pero su sheriff sigue en su demostración de ineficiencia. Los cuicos dicen que no vigilan porque la administración de Guadalajara no les da para la gasolina.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar