Con todo

0

Habíamos comentado en entregas anteriores, la violencia originada en las campañas políticas, de lo cual no se encuentra ajeno el actual proceso electoral en 13 entidades federativas.

Son elocuentes las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que en ocho de estos 13 Estados, se registraron mil 452 homicidios dolosos, secuestros y extorsiones solamente en el primer trimestre del 2016; 277 más que en el igual período del año pasado, cuando ocurrieron mil 175.

En todo el país la suma en estos primeros tres meses es de cinco mil 834 casos; en los 13 estados la suma es de mil 986 eventos, lo cual representa el 34.04 de la incidencia a nivel nacional, conforme a las cifras oficiales del Secretariado.

El mayor aumento de estos delitos se sitúa en Baja California, al pasar de 216 a 308 en los períodos referidos, mientras el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio, sostuvo una reunión con 12 gobernadores para acordar acciones y se trabaje para que las elecciones se desarrollen en orden.

En cinco de estas 13 entidades, los delitos mencionados a la alza en ocho Estados disminuyeron, al registrarse 534 casos, lo cual significa 181 menos que los registrados en el primer trimestre del año pasado.

El incremento se registró en Aguascalientes, Baja California, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Veracruz y Zacatecas, en tanto que en Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Tlaxcala, los asesinatos, secuestros y extorsiones disminuyeron.

Los campeones en aumento de incidencia por estos delitos, es Baja California, donde se elegirán diputados locales y presidentes municipales en junio próximo, donde pasó de 216 asesinatos, plagios y extorsiones durante el primer trimestre de 2015, a 308 en el mismo periodo de 2016, 92 casos más.

En el nada honroso segundo lugar se encuentra Veracruz y se coloca en la tercera posición Zacatecas, con 41 casos más de homicidios dolosos, secuestros y extorsiones, al sumar 121 casos en el primer trimestre de este año.

Vieron reducirse en el primer trimestre este tipo de delitos en Tamaulipas, dado que en el primer trimestre de 2015 se contabilizaron 265 casos, y, en el mismo periodo de 2016, se reportaron 184, 81 incidencias menos.

Hubo merma también en Chihuahua con 268 casos de asesinatos, plagios y extorsiones en 2015 y para este 2016 se registraron 221 casos; en Quintana Roo, la comisión de estos delitos pasó de 78 en enero, febrero y marzo de 2015 a 41 en los mismos meses de 2016.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal hizo un análisis, del cual da cuenta con de que 16 municipios de los 50 más violentos en el país, tomando en cuenta aquellos con 100 mil o más habitantes, se ubican en estados donde habrá elecciones.

Se trata de Juchitán de Zaragoza y la capital de Oaxaca; Playas de Rosarito, Tijuana, Mexicali y Tecate, Baja California; Culiacán y Navolato, Sinaloa; Guadalupe, Fresnillo y la capital de Zacatecas; Gómez Palacio, Durango; Matamoros, Nuevo Laredo y Río Bravo, Tamaulipas; y Solidaridad, Quintana Roo, son los municipios que figuran entre los primeros 50 puestos del ranking, que en total contabiliza 229 demarcaciones donde se tiene presencia del cártel del Golfo, el del Istmo, células del Cártel Jalisco Nueva Generación, el del Pacífico y Los Zetas.

Por lo que refiere a los homicidios dolosos, se encuentra en la tercera posición Sinaloa, con una tasa de 8.17 por cada cien mil habitantes, por debajo de nuestros vecinos de Colima y los violentos Caminos del Sur, que registraron 17.13 y 14.32, respectivamente. Después de Sinaloa se encuentra Baja California, con una tasa de 6.99.

Se sumó a la estadística de violencia, el asesinato de Baldomero Enríquez, candidato a la presidencia municipal de San Agustín Loxicha, Oaxaca, en hechos ocurridos el pasado cinco de abril en el marco de las campañas políticas.

También en Oaxaca y también a principios de abril, fueron asesinados Carlos Alberto Luis Martínez, líder transportista vinculado al PRI, y Enrique Quiroz, coordinador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la región de la Costa.

La petición como ya es costumbre, tanto de las fuerzas políticas como de la sociedad civil, el pronunciamiento es porque se incremente la seguridad en las campañas, garantía que deben ofrecer los tres niveles de gobierno.

Jesús Ortega, exdirigente nacional del PRD, pidió al gobierno federal reforzar la seguridad de cara al proceso electoral que se vive en Veracruz, luego de que el alcalde de San Rafael, Héctor Lagunes Reyes, fuera atacado.

Lorenzo Córdoba, consejero presidente del INE, dijo que las condiciones de seguridad en los procesos son una preocupación a la que el INE se enfrenta caso por caso. Agregó que la protección de los comicios implica un trabajo coordinado entre el INE con los OPLE y con las instancias federales y locales responsables de la seguridad.

La política se mezcla con los hechos de sangre por los intereses de saber quién llegará a ocupar los puestos de elección popular, la cual se embarra en la disputa de las plazas entre malandros mayores.

En Baja California operan los cárteles del Pacífico, de Tijuana y células delictivas de los Arellano Félix. En Chihuahua hay acciones criminales de los grupos delictivos de La Línea y Los Aztecas, algunos de ellos bajo las órdenes de los cárteles de Júarez y del Pacífico. En Tamaulipas se enfrentan el cártel del Golfo y Los Zetas.

En Veracruz se encuentran Zetas, del Cártel de Jalisco Nueva Generación y grupos de Los Ántrax. En Sinaloa hay presencia del cártel del Pacífico y grupos de Los Beltrán Leyva y párale de contar.

En este marco los políticos no se cansan de decir babosadas, como el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien en su ceguera, aseguró que en la capital no operan cárteles del crimen organizado.

Acepta sin embargo que puede haber lavado de dinero y trata de personas, pero seguramente cree que estos delitos los perpetran monjes cartujos o tal vez integrantes de la adoración nocturna de la vela parada perpetua.

Se comenta que en todas partes se habla de violencia y nadie se salva, pero deben destacarse los atentados contra mandos de seguridad pública. Tal fue el caso de Celaya, donde dos mandos de la comisaría municipal, fueron asesinados cuando departían en un refugio de pecadores la medianoche del viernes.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar