Inseguridad

0

Siempre se aprecia más lo malo que lo bueno, y de ahí la visión de nuestros compatriotas en lo que refiere a la seguridad, como lo indica la encuesta realizada por presitigidada casa encuestadora para el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El sondeo indica que en el reciente diciembre, se mantuvo sin cambio la percepción de inseguridad por temor al delito, en un documento titulado Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU).

Señala el organismo que durante el reciente diciembre de 2015, encontraron que el 67.7 por ciento de la población mayor de 18 años, consideró que vivir en su ciudad es inseguro, lo cual significa que no hay ningún cambio significativo con relación a diciembre del año anterior, es decir, 2014, cuando fue de 67.9 por ciento, lo cual indica dos décimas de punto apenas abajo.

Explica el documento que la sensación de inseguridad por temor a los ilícitos y las expectativas para la población con respecto a la seguridad pública se generan por diversos elementos, como la atestiguación de conductas delictivas y antisociales ocurridas en el entorno de la ciudadanía.

Agrega el estudio que además, el temor al delito puede afectar las rutinas de la población y la percepción existente en relación al desempeño de las policías, datos desprendidos del levantamiento entre personas mayores de 18 años que residen en las capitales de los Estados o ciudades de más de cien mil habitantes.

El estudio referido, indica que en diciembre del año pasado, el 21.8 de la población mayor de edad, con residencia en las ciudades donde fue efectuado el levantamiento, consideró que en el presente año la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual “de bien” y el 13.7 por ciento consideró que habrá mejora, en tanto que el 36.3 por ciento consideró que seguiría igual de mal y 26.6 por ciento que empeorará. No hubo diferencia en estas apreciaciones con relación al mismo mes de 2014.

Este documento es el resultado de un décimo levantamiento de información de la ENSU, donde señala que las tres conductas delictivas o antisociales de mayor frecuencia que la población mayor de edad ha escuchado o de las cuales ha sido testigo en los alrededores de su vivienda, han sido en los últimos tres meses de consumo de alcohol en las calles en 69.8 por ciento.

Pero también se menciona con insistencia la comisión de robos y asaltos por el 67.1 por ciento de los ciudadanos encuestados y en poco menor porcentaje el vandalismo, que se menciona por el 55.9 por ciento de los ciudadanos durante el sondeo.

Sabe adónde chingados irían a preguntar acerca del vandalismo, porque esta conducta arrojó como resultado 4.1 puntos porcentuales en 2015 con relación al año anterior que fue de 60 por ciento.

En global los habitantes de las ciudades objeto del estudio, mencionaron con menos frecuencia la venta o consumo de drogas (43.5 por ciento); la presencia de bandas violentas o pandillerismo (32.6 por ciento) y disparos frecuentes con armas, con mención de 22.1 por ciento.

Acerca de esta conducta, destaca el INEGI que presentó una disminución significativa de 5.1 puntos porcentuales, además de 3.8 por ciento en la atestiguación de bandas violentas o pandillerismo, en relación a lo registrado en diciembre de 2014.

Agrega el estudio que en diciembre del 205, hasta un 66 por ciento de la población con mayoría de edad, con residencia en las ciudades donde fue efectuada la encuesta, modificaron sus hábitos en referencia a llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito.

En 62.8 por ciento hubo también modificación con respecto a darles permiso a los menores para salir de su vivienda; además el 49 por ciento cambió rutinas en cuanto a caminar por los alrededores de sus vivienda después de las ocho de la noche o muy temprano y 28.5 por ciento cambió sus rutinas relacionadas con la visita a parientes y amigos en esos horarios.

La reducción en diciembre de 2015, fue de 5.2 puntos porcentuales con relación al mismo período de 2014 en la proporción de la población, que por temor a sufrir algún delito, cambió sus hábitos relacionados con visitar parientes o amigos en la misma ciudad donde residen.

Los cuicos todavía no inspiran confianza; la cifra resultante de las preguntas hechas a los ciudadanos de zonas urbanas, refirió en diciembre de 2015 que identifica a la policía preventiva municipal en 82.1 por ciento; a la policía estatal el 81.6 por ciento; a la policía federal el 70.9 por ciento y apenas un 35.6 por ciento pudo identificar a la Gendarmería Nacional.

Este resultado de diciembre de 2015, contrasta con septiembre del mismo año, con un incremento de 7.5 puntos porcentuales en lo referente a la identificación de la Gendarmería Nacional, que en enero del año pasado todavía no se sabía de su existencia por la mayoría de los encuestados.

Para una buena cantidad de ciudadanos objeto del sondeo, hubo conocimiento de las diversas autoridades y percibieron su desempeño como algo efectivo en sus labores relativas a la prevención y combate a la delincuencia, en cifra de 69.2 por ciento con respecto a la Gendarmería Nacional y un 55.7 por ciento en el caso de policías federales.

También para muchos de los ciudadanos es igual un policía que otro, porque apenas 39.5 por ciento identificaron a la Policía Estatal y solamente un 32.7 por ciento dijo identificar a los policías municipales, pese a que son el primer contacto con la ciudadanía.

Nuestros policías cercanos ahora reniegan de tener jefes sin experiencia en el manejo de situaciones de crisis y se quejan de que son enviados a labores que no les corresponden, como es el caso de la municipal de Guadalajara, donde los mandaron a reprimir comerciantes y recientemente a detener a vendedores de medicina ilegal o caduca.

La policía federal en coordinación con la Secretaría de Hacienda realiza operativos para combatir la piratería y el comercio ilegal por derechos de autor en el caso de audios y videos, pero primero obtienen la orden de cateo y luego actúan.

En el caso de la policía municipal y su operativo contra la medicina ilegal, primero fueron a perseguir a los presuntos vendedores de medicina ilegal y ahora esperan en el frío que les entreguen la orden de cateo.

Nos leemos mañana.Ramon_frias_logotipo-columna15

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Pedro Castillo

Periodista que cuenta con una amplia trayectoria en los medios de comunicación de la zona Occidente de México, desde 1988 ha colaborado en radio y prensa en distintas empresas de comunicación y grupos informativos.