El presupuesto

0

Tal vez el lenguaje de Videgaray es solamente para que lo entienda Carstens y los neoliberales de Peña Nieto, pero los presuntamente conocedores de finanzas en los estados, recomiendan leyes de austeridad que realmente no tienen razón de ser.

Lo que sucede es que nos rigen los cleptómanos, que toman como pretexto para una presunta austeridad que no practican, porque el presupuesto para el próximo año, tiene como destino a los Estados, 679 mil millones de pesos como captación y por aportaciones, 616 mil 523 millones de pesos.

Esto significa que recibirán los cancerberos de los tesoros estatales, tendrán 97 mil 386 millones de pesos más que lo aprobado por los diputados para el presente 2015 al cual ya se le ven las postrimerías.

El recorte es de 221 mil millones de pesos al Presupuesto de Egresos de la Federación, pero deberá ser el gobierno federal el que recorte, porque las entidades tienen como destino, un billón 321 mil millones de pesos, cinco por ciento más que lo presupuestado para 2015.

Quiere esto decir que para 2016, del gasto total de cuatro billones 746 mil millones de pesos, los Estados van a recibir el 27 por ciento del queso. Solamente por las participaciones, van a captar 679 mil 350 millones de pesos, lo cual quiere decir que no deberán los gobernadores hacerle al pendejo y tomar como pretexto el Presupuesto Base Cero.

Van a llegarle por el Ramo 23 o Provisiones Salariales y Económicas, 25 mil 395 millones de pesos, en contraste con las dependencias federales que sí sufren un recorte del orden de 84 mil 199 millones de pesos menos de 2015 a 2016.

Los más jodidos resultarán ser Tabasco y Campeche, pero existe la previsión de que aumenten los ingresos por el IEPS, tanto a nivel estatal como federal; la Recaudación Federal Participable (RFP) es impuesto fijo y se cobra a gasolinas y diesel, con destino para las tesorerías de los Estados.

El Impuesto Sobre la Renta (ISR) es participable, al igual que el IVA que ya es del 16 por ciento, desde que Felipe Calderón era al Presidente y donde sí habrá reducción es en las transferencias del Ramo 23, pero aún así ganan los Estados y les hacen recorte a las dependencias federales.

Incluye en el Ramo 23 los fondos de desastres e infraestructura, pero por ejemplo para Jalisco, la construcción del tren ligero no sufre recorte, e inclusive se prevé un incremento en el proyecto por el alza en el precio del dólar.

Ni siquiera el presupuesto para las13 entidades donde habrá elecciones se contempla recorte; en doce de ellas cambiarán de gobernador y en una solamente el Congreso local y los ayuntamientos.

Para este rubro el documento enviado por Videgaray contempla aportaciones para los Estados donde habrá procesos electorales, recursos por 243 mil 498 millones de pesos, lo cual representa el 39.5 por ciento de las aportaciones a entidades.

Para estas entidades federativas, los recursos crecieron 2.6 por ciento en promedio, en tanto que en el resto del país, el crecimiento en el presupuesto es de 1.2 por ciento en promedio.

Para presupuestar los recursos estatales, se calculan las transferencias con fórmulas que toman en cuenta aspectos diversos como la población, el crecimiento económico y la recaudación propia.

Los especialistas serios, descartan que el factor de las elecciones tenga influencia en el gasto estatal y consideran que el tamaño de la población en los estados donde habrá procesos electorales, es numeroso, porque representa casi el 30 por ciento de la población total del país.

Los recursos ya mencionados con incremento mayor por tener en puerta los procesos electorales, corresponden a Aguascalientes, Zacatecas, Sinaloa, Tlaxcala, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Chihuahua, Durango, Puebla y Veracruz, donde se votará por nuevo gobernador y diputados. En Baja California se elegirán diputados locales y alcaldes.

Resultan ser los ganones con el 8.2 por ciento de los 616 mil 523 millones de pesos, son los centrales Estados de Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí, donde se recibirá un incremento de 25 mil 612 millones de pesos en relación con el presupuesto del presente año.

Para ejemplificar mejor, Guanajuato recibirá 24 mil 53.8 millones de pesos, con un incremento superior en 529.4 millones de pesos, respecto a las aportaciones que completará a finales del presente 2015.

Igualmente Querétaro, verá incrementado el dinero para gastar en 2016 en 294.1 millones de pesos, para completar nueve mil 514.1 millones, en tanto que San Luis Potosí, recibirá 16 mil 861.5 millones de pesos, lo cual significa 319.2 millones más que en el presente ejercicio fiscal.

Pero en volumen los más favorecidos con el Estado de México, Veracruz y Chiapas, con el 10.2, 7.3 y 5.9 por ciento, respectivamente. De esta forma, los estados mencionados abarcarán 23.3 por ciento del presupuesto a nivel agregado.

En el caso del Estado de México, se vislumbra un incremento en su presupuesto de 2 mil 670.6 millones de pesos. Para Chiapas este aumento rondará los mil 400 millones de pesos, mientras que para Veracruz se proyecta un crecimiento 2 mil 228.2 millones de pesos.

Habrá recorte en los subsidios para entidades federativas y municipios en 35.3 por ciento real, con respecto al proyecto de presupuesto presentado para 2015, con un cierre de cien mil 190 millones de pesos en el actual presupuesto que ya analizan los diputados federales.

Donde habrán de aplicarse los gobernadores y no solamente esperar que lleguen las participaciones, para enfrentar la disminución del 18 por ciento, dado que el gasto por transferencias al gasto de inversión local se ubicará en 40 mil 555.6 millones de pesos

Por lo que refiere al gasto federalizado según desglosan los especialistas por las aportaciones federales para las entidades y municipios, se considera el mayor aumento por parte del Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA), para el cual se planea un crecimiento de 4.4 por ciento.

También para el rubro educativo, los recursos contemplados para el Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), en comparación con lo destinado hacia este renglón en 2015, registró apenas un avance marginal de 0.7 por ciento real.

Ni falta que hace que les aumenten a los maestros, sino que les paguen únicamente a los mentores que dan clases y con eso se reduciría el gasto, pero hasta llegaría a mejorar el trabajo en las escuelas de educación básica.

Nos leemos mañana.Ramon_frias_logotipo-columna15

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Pedro Castillo

Periodista que cuenta con una amplia trayectoria en los medios de comunicación de la zona Occidente de México, desde 1988 ha colaborado en radio y prensa en distintas empresas de comunicación y grupos informativos.