Sospechosismo

0

No respondió gran cosa el secretario de Gobernación en su visita a Guadalajara, donde se nombró al responsable de coordinar las acciones que lleven a la captura del Mencho y como se ha visto, es el fiscal general el último que se entera de las acciones emprendidas por el gobierno federal.

Al preguntarle uno de los alcoholegas la forma en que se coordinarían las acciones con el gobierno estatal dijo Osorio Chong: “No se le va a informar al Gobierno del Estado… estamos coordinados con el Gobierno del Estado. No hay acción que no esté en el conocimiento del señor gobernador”.

Se entendería que el gobernador sí se entera pero no el fiscal, quien ha estado en cargos casi iguales durante el crecimiento del Cartel Jalisco Nueva Generación, lo cual nos lleva a confirmar que como siempre, la verdad se oculta y como prueba ahí están los sucesos del pasado viernes uno de mayo.

Tuvimos que esperar a la conferencia de prensa de Monte Alejandro Rubido y los boletines de la Secretaría de la Defensa Nacional, con algunas versiones a medias, luego de la fallida operación que debió ser sorpresiva, pero “alguien” les avisó a los malosos y la operación quirúrgica se fue al caño.

Un trabajo de reconocimiento, como lo sostiene la Sedena, con un helicóptero que luego supinos eran cuatro, llevaban personal no para reconocimiento, sino para efectuar una captura, además que no se informó del personal que había en tierra.

De haber sido reconocimiento, sería solamente para buscar información, un monitoreo del comportamiento táctico y movimientos de los malosos, pero en ese “reconocimiento” se registraron muertes y enfrentamientos múltiples.

No hay imágenes de la forma en la cual quedó la aeronave armada por Eurocopter, empresa francesa, cuya finalidad no es la de reconocimiento, sino para evacuación de heridos, transportación o búsqueda y rescate de tropas.

Las fuentes gubernamentales informan que había en el helicóptero dos policías federales mujeres, éstas del operativo de inteligencia, pero recordamos que al inicio del sexenio, con Mondragón y Kalb, fueron puestos en operación unos drones que misteriosamente desaparecieron y al hacer dichos reconocimientos con aeronaves tripuladas, se expone la vida del personal de seguridad.

Esos drones fueron enviados por Estados Unidos al cambio de gobierno y son exactamente iguales a los utilizados por la CIA para recopilar datos en Pakistán, cuyo resultado fue como sabemos, la captura y asesinato de Osama bin Laden.

Mondragón había despedido a los operadores de los drones, pero supuestamente fueron reincorporados al servicio en las postrimerías del año pasado, pero parecer los aparatitos duermen el sueño de los justos, a menos que los utilicen en otra cosa. A los chiquillos les gustan las novedades.

Poco después del mediodía del uno de mayo, nos informaban que murieron tres soldados y fue hasta la conferencia de prensa de Rubido, que supimos habían sido seis, porque debieron hacer pruebas de ADN para verificar su identidad. Eso nos diría que el helicóptero fue totalmente incinerado a consecuencia del misil que lo derribó.

La coordinación de los malosos es inmediata. Todavía no sabíamos que un helicóptero había sido atacado y ya en el desayuno nos enteramos de narcobloqueos en diversos puntos del Periférico en Guadalajara, además de otros municipios como Zapotiltic y Puerto Vallarta.

Ya con las cuentas hechas por el comisionado Rubido, supimos que habían sido 29 municipios; 39 bloqueos en Guadalajara, con tan sincronización que esto se dio en aproximadamente noventa minutos, suficientes para voltear de cabeza a todo el estado, sin contar las réplicas en otros estados.

Es que no se trata de resolver al malandrín que drogado le dio cran a su vieja, sino de una operación que le quedó muy grande al fiscal. A principios de abril, Aristóteles dijo que habían 23 municipios propiedad del cártel y “pronto” tomarían el control de ellos. Son Ayutla y Casimiro Castillo, zona donde fue concentrada la principal acción del viernes.

Nos hemos enterado de operaciones exitosas realizadas por Ejército, Marina y Policía Federal, pero de alguna manera el Mencho se enteró antes, porque de otra forma no se explica la reacción de sus flotas. Ahí es donde entra el sospechosismo.

Casimiro Castillo estaba a cargo de la Fuerza Única de Nájera desde diciembre, donde detuvieron a unos 70 elementos de quienes agudamente, sospechaban vínculos con los malosos del Mencho. El objetivo primario era Ayutla, como supimos con la información del comisionado Rubido.

Las investigaciones de inteligencia federal ubicaban al Mencho entre Ayutla y El Grullo y según dicen los serranos, los enfrentamientos más fuertes fueron en Ayutla y en Tonalla, aunque fue más espectacular la quema de camiones en la zona metropolitana.

Los alcoholegas de Guadalajara coinciden en que los malosos presentan una preparación mejor que la de la Fuerza Única y verdaderamente tienen un solo mando, a diferencia de la planeada Operación Jalisco, donde solamente se previeron las acciones pero no las reacciones.

La caída del helicóptero fue un golpe dado directamente en la mollera y como reza el corrido “se les peló Baltazar”, pese a la pasada experiencia de Tamaulipas, donde sí capturaron a varios capos, pero para la siguiente que fue en Jalisco, no previeron reacciones similares a las ocurridas frente al Golfo de México.

Pero todavía, la situación de que solamente se dieron bajas en el lado de la ley, además que las detenciones fue de pescaditos y no de los tiburones a los cuales habían prometido y prometen van a capturar, además de desmantelar al cártel con sede en Jalisco, pero que ya se apropiaron de territorios que antes fueron dominados por los Templarios y otros clanes.

En su cuenta de twitter, el presidente Peña Nieto posteó que la organización criminal está destinada al desmantelamiento, pero los bien organizados criminales hicieron ver que solamente ellos reaccionan, pero las fuerzas federales carecieron de táctica operacional, lo cual demuestra incapacidad de parte del Estado.

Fracasó el diseño del operativo y como siempre sucede, el hilo deberá reventarse por lo más delgado, como lo indica la ausencia de Nájera Gutiérrez de Velasco en la reunión del consejo nacional de seguridad en Guadalajara, luego de que en la segunda batalla seria, la Fuerza Única lleva dos estrepitosas derrotas, si se recuerda la matanza de policías en los límtes de los municipios de San Sebastián del Oeste y Puerto Vallarta.

En este caso el más perjudicado resultó el municipio serrano, porque las operaciones turísticas ya están negociadas de antemano para el puerto socio de Riviera Nayarit, pero también al destino nayaritense le alcanzará el alerta elevado por los Estados Unidos, donde además de recomendar que no visiten Jalisco, incluyen al hermano menor en el lado norte de la Bahía de Banderas.

Nos leemos mañana.

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Yuliana Tovar