Guerrero

0

Con la rendición de protesta de Salvador Rogelio Ortega Martínez como gobernador sustituto, se cierra un capítulo para Ángel Aguirre Rivero, quien no pudo con el paquete y se quedó en el camino para terminar el mandato para el período 2014-2015.

Fue necesaria una sesión extraordinaria del Congreso del Estado para aprobar la solicitud presentada por el ahora gobernador con licencia y posteriormente una sesión más, en esta ocasión ante la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Lambertina Galeana.

Fueron los votos de 39 diputados con seis en contra, al darse así la mayoría calificada, para designar al catedrático guerrerense como gobernador sustituto: “De conformidad con los artículos 84 y 85 de la Constitución Política del estado se tiene por nombrado a Salvador Rogelio Martínez gobernador del estado Libre y Soberano de Guerrero”, se dijo en el Pleno.

En dicha sesión extraordinaria, el presidente de la Comisión de Gobierno de la LX legislatura presentó al Pleno en función la propuesta para designar a Salvador Rogelio Ortega como gobernador del estado. Rogelio Ortega es secretario general de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG).

La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados en la entidad de los caminos del sur, Laura Arizmendi, dijo que el gobernador nombrado deberá concluir el periodo para el que fue electo Ángel Aguirre Rivero.

Las fracciones parlamentarias del PRI, PRD, PT, PVEM, PAN, Movimiento Ciudadano y Alianza Social en sus intervenciones dieron su voto de confianza al catedrático Rogelio Ortega para inicie una época de gobernabilidad y demandaron cumplir con el compromiso de localizar y presentar con vida a los 43 jóvenes estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

Rogelio Ortega recibe una papa más que caliente, en una situación confusa de la entidad guerrerense, ante la justa demanda de resolución del caso de los estudiantes todavía en calidad de desaparecidos y el castigo a los responsables.

Deberá además enfrentar el oportunismo de los violentos vándalos, que no dejan vislumbrar una solución y un pronto resarcimiento del Estado de Derecho y ante el beneficio para los grupos criminales porque no hay hasta el momento visos de orden.

Fueron cuatro horas de sesión en la madrugada del sábado, pero fue unánime la aprobación para que se fuera Aguirre Rivero, para lo cual como encargado del Despacho, quedó el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, en tanto preparaban la nueva sesión extrordinaria para designar al interino, que finalmente tiene calidad de sustituto, porque Aguirre no regresa.

Los diputados debieron sortear algunos asuntos legales, pasaron por tres recesos para aprobar y avalar el dictamen, elaborado por la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación, presidida nada menos que por Ángel Aguirre Herrera “casualmente” hijo del ahora ex gobernador y quien debió excusarse de ocupar la presidencia.

Otro retraso que propició también un receso, porque la Constitución Política del Estado de Guerrero no permite la licencia definitiva y es por ello que la solicitud de Aguirre había sido por 30 días.

Cerca de la medianoche inició la sesión, en la cual subieron a tribuna diputados del PRD, PRI y PT para posicionamiento de sus partidos, razonaron su voto y hasta le reconocieron la voluntad al gobernador saliente para resolver el conflicto. Como si de verdad fuese así.

En el razonamiento de su voto, el coordinador del PRI, Héctor Apreza, refirió que el día de la desaparición de los normalistas, el 26 de septiembre, se marcó un antes y un después para Guerrero y por ello, “votaré a favor (de aprobar la licencia) porque creemos que es importante dar pasos que permitan distender la grave situación social y política que vive el estado”.

En su turno el diputado perredista Nicanor Adame Serrano coincidió en que la renuncia no va a resolver el problema por el que atraviesa Guerrero “pero no aceptamos que Ángel Aguirre sea objeto de un linchamiento mediático”.

Ante 44 de los 46 diputados locales y al término de la jornada, la presidenta de la mesa directiva del Congreso Local, Laura Arizmendi, pidió a la Comisión de Gobierno que se formule la propuesta para que se designe al gobernador interino y, para ello, la diputada local del partido Movimiento Ciudadano citó a los diputados locales para sesionar el martes 28 de octubre a las 11:00 horas.

Se había citado para el martes 28 de octubre y tendrían un plazo de diez días para nombrar un gobernador interino y comenzaron las especulaciones, al mencionarse a la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Beatriz Mojica Morga, y el Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán.

Pero faltaba uno para completar la terna y se requería de 31 votos para la designación, en tanto se cumplía el mes de la desaparición de los normalistas y todavía al cierre de esta entrega, no había indicios de su paradero, en espera de un peritaje de especialistas argentinos, porque al parecer no hay especialistas en México. Tal vez por eso hay tanto desaparecido y tantos cadáveres no identificados.

Hay sin embargo, 52 personas detenidas, entre quienes se encuentran 22 policías de Iguala, cuatro de Cocula y uno de los presuntos líderes del cártel Guerreros Unidos de nombre Sidronio Casarrubias Salgado.

No encuentran o no quieren encontrar a los presuntos autores intelectuales: el alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su consorte María de los Ángeles Pineda Villa y el secretario de Seguridad Pública, Felipe Flores Velázquez, los tres todavía prófugos.

Hace unos días se dijo que la búsqueda de los normalistas se había intensificado por aire, tierra y agua, en tanto se sucedían los hallazgos de fosas clandestinas, todas con restos humanos, con 38 cadáveres pero sin conocerse si se trata de los desaparecidos.

Se dijo por parte de Sidronio Casarrubias, que los Guerreros Unidos recibían por parte del presidente municipal de Iguala, entre dos y tres millones de pesos, de los cuales el maiceo para los policías era de aproximadamente 600 mil pesos mensuales.

El 26 de septiembre, un grupo de halcones al servicio de Guerreros Unidos, informó del ingreso de normalistas al municipio de Iguala y el alcalde se imaginó que boicotearían el informe del DIF que rendía su esposa y por ello ordenó su detención.

“A-5”, clave con la que los policías identificaban a José Luis Abarca, pidió que enfrentaran a los normalistas para evitar su llegada al lugar donde se encontraba junto con su esposa. La orden fue acatada y, junto con la policía de Cocula, los policías de Iguala bloquearon la carretera para evitar que siguieran desplazándose.

En ese primer incidente, un policía municipal privó de la vida con arma de fuego a uno de los estudiantes. El resto de los estudiantes intentó darse a la fuga, sin embargo fueron alcanzados por los uniformados y posteriormente enviados a la Central de Policía.

Los sobrevivientes ya declararon, pero los policías internados en el penal de Tepic, se reservaron su derecho y no pidieron la ampliación del término constitucional. Se tiene la declaración de una mujer, pero eso es todo hasta ahora. Pero sí cayó el gobernador.

Nos leemos mañana en www.miradainformativa.com

Ramon_frias_logotipo-columna15

¡Gracias por calificar esta noticia! Ahora compartelo con tus amigos - .
¿Cómo te sientes después de leer esta nota?
  • Contento
  • Conmovido
  • Indiferente
  • Molesto
  • Sorprendido
  • Indignado
Compartir.

Acerca del Autor

Periodista que ha laborado a lo largo de su trayectoria de cuatro décadas en distintos medios de comunicación, en diarios como El Jalisciense, Mercurio, El Sol, Policías y Ladrones, Meridiano, Ahora Jalisco, ha sido titular de diversos espacios informativos en radio, actualmente colabora en Canal 58 de Guadalajara y es corresponsal del Periódico El Occidental de la OEM en Puerto Vallarta, Jalisco.